Samsung, LG quieren que vistas tus teléfonos con un montón de accesorios

Las fabricantes coreanas rodean a sus nuevos teléfonos insignia con un ejército de accesorios que buscan desatar una tendencia.

Sarah Tew / CBS Interactive

El Hi-Fi Plus es uno de los accesorios para el LG G5.

Sarah Tew/CNET

Hoy en día, ya no se trata únicamente de comprarte un teléfono. Ahora también recibes las llaves de un guardarropa repleto de accesorios para tus gadgets.

Esta fue una de las tendencias que notamos tan pronto Samsung y LG dieron a conocer sus respectivos teléfonos insignia el domingo, un día antes del banderazo de salida del Congreso Mundial de Dispositivos Móviles (MWC 2016) en Barcelona. Rápidamente se hizo evidente que, mientras que sus respectivos teléfonos recibían una actualización, se habló muchísimo de cómo extender sus funciones y capacidades más allá del mero teléfono.

Samsung presentó su cámara Gear 360 para la realidad virtual, uniéndose así a una creciente lista de dispositivos similares, incluyendo el Gear VR, el reloj Gear S2 y TVs que se pueden conectar ahora a sus teléfonos nuevos, el Galaxy S7 y el S7 Edge.

LG llevó este concepto todavía más allá, ofreciendo accesorios como una empuñadura especial para la cámara del teléfono, un accesorio de audio que se puede colocar como un módulo en el propio LG G5. La compañía también dio a conocer una cámara para 360 grados y una camarita robot para controlar la casa y las mascotas.

Incluso Sony entró en el juego de los accesorios, expandiendo su línea Xperia con un auricular inteligente, una camarita al estilo GoPro y un concepto de proyector. La compañía también dio a conocer una nueva línea de teléfonos conocida como Xperia X.

Close
Drag

Trayendo de vuelta la emoción

El énfasis en las diferentes capacidades y accesorios de moda hablan mucho sobre la falta de entusiasmo que sentimos por nuestros teléfonos y las nuevas formas en que estas compañías están trabajando para que te entusiasmes de nuevo. Llámalo el siguiente paso del "pequeño vestido negro" de la era digital. El teléfono inteligente es ya un clásico y ahora sus creadores están menos centrados en el software, y más en la idea de incorporar capacidades de hardware: accesorios, en otras palabras, pero en lugar de unos zapatos de tacón o un collar de perlas, viene una cámara de realidad virtual o un dron.

"Estamos empujando la frontera para ir más allá del teléfono", dijo Justin Denison, vicepresidente principal de estrategia y marketing para Samsung, en una entrevista en San Francisco antes del MWC.

Seamos honestos. Es casi seguro que en estos momentos no quieras cambiar de teléfono, a pesar de que el nuevo LG G5 trae una lente gran angular o que los nuevos teléfonos de Samsung sean resistentes al agua. Los diseños se han quedado básicamente en teléfonos cuadrados, delgados, en plástico o metal y todos parece iguales entre sí. Y eso es un problema para la industria móvil, que ha visto una desaceleración en los últimos años.

"La mayoría de estos teléfonos se parecen entre sí, y cada vez es más difícil diferenciarlos", dijo Maribel Lopez, analista de Lopez Research.

LG lo dijo de manera aún más tajante: "Ya no vemos la emoción aquí", dijo Juno Cho, presidente de la división móvil de LG durante la presentación oficial de los nuevos productos en Barcelona.

Close
Drag

Conectar dispositivos entre sí

Presentar una serie de dispositivos que se conectan entre sí ha sido por años una de las fortalezas más importantes de Apple. Y ahora Samsung, LG y de alguna manera Sony quieren hacer lo mismo.

Ha sido muy difícil para las compañías fabricantes de teléfonos Android hacer lo mismo, pues no tienen el control de todas las piezas. Y esa es la razón por la que muchos de los accesorios no usan Android.

El equipo de realidad de Samsung, el Gear VR y la cámara Gear 360 requieren de un teléfono Galaxy para funcionar. El reloj inteligente Gear S2 usa el propio software de la compañía Tizen.

Los módulos de LG son en gran medida componentes físicos como bocinas externas, controles de drones o una abultada empuñadura para cámara, y no necesitan de software.

Si bien todo esto es parte de un esfuerzo para posicionar a un teléfono como algo mucho más que un simple teléfono, mucho dependerá del precio que tengan estos accesorios. Es interesante que ni Samsung ni LG fueron claros a la hora de hablar de precios de sus nuevos accesorios. El Gear VR, no obstante, sí tiene precio US$99 y será gratis cuando pidas uno de los nuevos teléfonos de Samsung.

LG dijo que hay una oportunidad para que sus socios en la industria inalámbrica ofrezcan como un paquete los distintos módulos para el LG G5, así que es probable que veas algunos de estos accesorios pronto en las tiendas de las operadoras inalámbricas, pues suelen ser un negocio bastante lucrativo.

Ahora todo depende de si estás dispuesto a comprar estos productos que, a la larga determinarán si estamos frente a un tendencia de largo plazo o una moda pasajera como muchas otras.

Close
Drag