CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Celulares

Samsung lanza el Galaxy Note 5, Galaxy S6 Edge+

Ambos dispositivos tienen una pantalla de 5.7 pulgadas, pero tienen sus diferencias -- incluyendo las opciones de color y una pantalla que se envuelve a los lados del Edge+.

brass-daisy-3390-006.jpg
El Galaxy S6 Edge+ tiene una pantalla que se curva a lo largo de ambos bordes del teléfono. Josh Miller/CNET

NUEVA YORK -- Samsung presentó el jueves sus últimos smartphones de pantalla gigante en un intento por recuperar a esos clientes que se han cambiado a Apple y a otros fabricantes de Android.

El Galaxy Note 5 y el Galaxy S6 Edge+ incluyen pantallas de 5.7 pulgadas, con la curvatura del Edge bordeando alrededor de los lados del dispositivo. Ambos cuentan con un diseño elegante de metal y cristal, algo que se distancia de los dispositivos con plástico anteriores de Samsung. La empresa decidió usar más materiales de primera calidad a principios de este año con sus teléfonos Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge.

Los nuevos dispositivos son el último intento de Samsung por recuperar su impulso en el mercado de teléfonos inteligentes. La compañía siempre ha utilizado teléfonos de pantallas más grandes para destacarse de entre otros proveedores como Apple y otros dispositivos Android, pero más y más empresas están liberando tabléfonos propios.

La introducción del iPhone 6 de 4.7 pulgadas y el iPhone 6 Plus de 5.5 pulgadas en septiembre causó que la cuota de mercado de Samsung se desplomara: pasó de controlar casi un tercio del mercado de smartphones en 2012 y 2013, para compartir el título del proveedor Nº 1 de smartphones con Apple en el cuarto trimestre de 2014. Ambas compañías controlan alrededor de una quinta parte del mercado en ese período, el primer trimestre completo en que ya se vendían el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, según Gartner.

Los dos nuevos tabléfonos de Samsung -- se conoce como tabléfonos a los híbridos entre los smartphones y las tabletas -- vienen cargados con Android 5.1 Lollipop, cámaras traseras de 16 megapixeles y cámaras frontales de 5 megapixeles. También incluyen procesadores Exynos 7420 de ocho núcleos de Samsung construidos bajo la misma tecnología avanzada que los chips en el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge. Ambos cuentan con carga rápida y capacidades inalámbricas de carga rápida, así como chips de comunicaciones de campo cercano (NFC, por sus siglas en inglés) que permiten a los usuarios pagar por cosas usando Samsung Pay sosteniendo sus teléfonos cerca de terminales de venta al por menor.

El S6 Edge+ viene en un paquete ligeramente más pequeño que el Note 5 -- sus dimensiones son más pequeñas, y pesa 153 gramos frente a los 171 gramos del Note 5 -- y está disponible en negro zafiro y platino oro. El Note 5 viene en zafiro negro y blanco perla. El Note también tiene un lápiz óptico, aunque el Edge+ carece de esa herramienta.

Samsung ha reportado ganancias en declive durante los últimos siete trimestres consecutivos, y ha incluso reducido los precios de sus dispositivos Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge en un intento por aumentar las ventas. Además de luchar contra Apple en el mercado de gama alta, Samsung ha estado luchando contra fabricantes de dispositivos de bajo costo como Xiaomi y Huawei, de China, y Micromax de la India.