Ganancias de Samsung, intactas tras la crisis del Galaxy Note 7

La gigante de electrónica espera un aumento pequeño en sus ganancias operativas para el tercer trimestre, pero eso parece no incluir los costos de la retirada masiva del teléfono.

nuevo-samsung-galaxy-note-7-bateria.jpg
Foto de Juan Garzón/CNET

Nota del editor: El 11 de octubre Samsung anunció la suspensión definitiva de la fabricación y venta del Galaxy Note 7 por los continuos problemas de la batería del dispositivo, incluso en las unidades de reemplazo. Las operadoras y tiendas en Estados Unidos han cancelado el programa de reemplazo y han dejado de vender el dispositivo. Si ya posees un Note 7, deja de usarlo. Las operadoras y tiendas en EE.UU. están ofreciendo canjear tu Note 7 por otro teléfono diferente.

La explosión de baterías en los Galaxy Note 7 de Samsung no parece haber golpeado demasiado las ganancias de la compañía en el tercer trimestre.

La gigante de la electrónica de Corea, dijo el jueves que espera que su ganancia operativa durante el período sea de unos 7.7 billones de wones (unos US$6,900 millones), un modesto aumento de alrededor del 5 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado. Esa cifra está en línea con los 7.4 billones de wones esperados por un SmartEstimate previsto por analistas de Thomson Reuters.

La compañía también espera registrar ingresos récord de cerca de 51 billones de wones (US$45,000 millones). La cifra, publicada hoy en anticipación al anuncio de ganancias completas a finales de este mes, no proporcionó resultados de las divisiones específicas.

La compañía ha estado lidiando con un desastre masivo de relaciones públicas desde el mes pasado, cuando tuvo que retirar los Galaxy Note 7 en todo el mundo después de que un fallo en la batería causara que decenas de teléfonos explotaran o se incendiaran. Hacia el 22 de septiembre, Samsung dijo que la mitad de un millón de dispositivos defectuosos vendidos en EE.UU. habían sido regresados.

Aunque algunos analistas esperan que la retirada de su Galaxy Note 7 le costó a Samsung US$5,000 millones en pérdidas de ventas y otros gastos, se espera que las fuertes ventas de chips de memoria y pantallas compensen parte de ese fuerte gasto.

Close
Drag