CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Samsung gana mucho con sus chips, pero no tanto con sus teléfonos

A pesar de reportar ganancias récord, Samsung dice que está viendo los efectos de un mercado de teléfonos 'lento'. Y eso podría significar más promociones para el Galaxy S9.

Getty Images

La desaceleración del mercado de teléfonos inteligentes es real.

Los ingresos y ganancias de Samsung en el primer trimestre aumentaron, pero la empresa advirtió sobre los tiempos difíciles en el mercado móvil, incluida una desaceleración en la demanda de sus teléfonos más nuevos, el Galaxy S9 y el S9 Plus.

El gigante de la electrónica de Corea del Sur reportó el miércoles un aumento del 20 por ciento en los ingresos y un aumento del 58 por ciento en las ganancias operativas, ya que se benefició de la fuerte demanda de sus chips de memoria, que se utilizan en todo, desde teléfonos hasta servidores. Samsung también recibió un impulso de sus teléfonos inteligentes insignia, que llegaron al mercado a mediados de marzo.

Pero Samsung aseguró que las ganancias del segundo trimestre en su negocio móvil deberían disminuir secuencialmente "debido a las estancadas ventas de modelos emblemáticos en medio de una demanda débil y un aumento en los gastos de marketing". Además confirmó que su negocio de pantalla, que cuenta a Apple entre sus clientes, tendrá problemas, al menos en el trimestre de junio. Y dijo que aunque la demanda de chips de memoria ha sido fuerte en los servidores, las ventas de memoria flash están siendo perjudicadas por la desaceleración de los teléfonos inteligentes.

Samsung advirtió que "generar un crecimiento general de las ganancias en toda la compañía será un desafío debido a la debilidad en el segmento de pantallas y una disminución en la rentabilidad en el negocio móvil en medio de una competencia en alza de la gama alta".

Reproduciendo: Mira esto: Samsung Galaxy S9: Análisis en menos de 3 minutos
2:28

Para impulsar las ventas de Galaxy S9 y S9 Plus, Samsung planea expandir sus "tiendas vivenciales", trabajar más cerca con sus socios y continuar con los programas promocionales, tales como intercambios. Eso podría significar muchos descuentos futuros en los llamativos nuevos dispositivos de Samsung. La compañía también dijo que lanzará un nuevo modelo emblemático -- presumiblemente el Note 9 -- en la segunda mitad del año y seguirá invirtiendo en su asistente de voz Bixby "para proporcionar una experiencia multidispositivo perfecta para los consumidores".

El mercado de teléfonos inteligentes se ha estado desacelerando en los últimos trimestres. Se ha vuelto más difícil para los proveedores de dispositivos realizar grandes cambios en sus dispositivos y diferenciarse unos de otros. Los precios de los últimos y mejores teléfonos en realidad han aumentado al mismo tiempo que las operadores estadounidenses se han deshecho de los subsidios. Todo eso significa que las personas están esperando más para actualizar. Las ventas de teléfonos inteligentes cayeron por primera vez en el cuarto trimestre, según el investigador de mercado Gartner.

Samsung y su principal rival, Apple, no han sido inmunes. Se espera que Apple, que reporta sus resultados trimestrales la próxima semana, informe una demanda débil para el iPhone X. Eso también está afectando a Samsung, que suministra las pantallas OLED del teléfono inteligente.

Crece el negocio de chips

Samsung es mejor conocido como el mayor fabricante de teléfonos y televisores del mundo, pero también vende más chips de memoria que cualquier otra compañía en el planeta. Eso ha impulsado los resultados de Samsung incluso cuando el mercado de la televisión se estanca y el mercado móvil madura. El año pasado, Samsung se convirtió en el mayor fabricante de semiconductores del mundo en términos de ingresos, superando al líder a largo plazo Intel.

Este trimestre, los ingresos por negocios de memoria de Samsung se dispararon un 43 por ciento a 17,3 billones de wones (US$16,000 millones). Sus ventas totales de negocios de semiconductores aumentaron un 33 por ciento a 20,8 billones de wones.

Baja el negocio móvil

Los teléfonos más nuevos de Samsung, los Galaxy S9 y S9 Plus, incluyeron ajustes relativamente menores en comparación a sus predecesores, pero ayudaron a dar un gran salto en el negocio móvil de la compañía en el primer trimestre. Las ventas aumentaron un 23 por ciento desde el mismo período hace un año a 22,5 billones de wones (US$ 20,800 millones).

"El lanzamiento temprano del Galaxy S9 y las sólidas ventas de los teléfonos inteligentes Galaxy S8 dieron como resultado un crecimiento considerable de las ganancias", dijo Samsung.

Pero la similitud de los Galaxy S9 y S9 Plus con sus antecesores de hace un año podría dañar la demanda de los dispositivos más nuevos. La firma de investigación Canalys estimó que Samsung despachó algo más de 8 millones de unidades Galaxy S9 y S9 Plus en las primeras cuatro semanas después del lanzamiento, casi al mismo nivel que las ventas del año pasado en el Galaxy S8, pero no se acercó al Galaxy S7 de 2016.

"La novedad de los teléfonos inteligentes premium se está agotando", dijo el analista de Canalys TuanAnh Nguyen.

Reproduciendo: Mira esto: Samsung Galaxy S9: ¿Aguantará nuestra tortura?
3:21