CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

¿Cómo puede el Samsung Galaxy S8 borrar el mal recuerdo del Note 7?

[Opinión]: La debacle del Note 7 ha dañado la reputación de Samsung, que se está apostando en su próximo teléfono insignia, el Galaxy S8, para recuperarse.

Jessica Dolcourt/CNET

Samsung tiene que enmendar sus errores.

Josh Miller/CNET

Samsung necesita desesperadamente de un teléfono fénix, y el rumorado teléfono Galaxy S8 será el primer intento de la empresa.

Cuando unidades del Galaxy Note 7 se incendiaron y explotaron, la reputación -- y las ganancias -- de Samsung se esfumaron. El hecho de que pudo conseguir que "la mayoría" de los que compraron un Note 7 cambiaran su teléfono por otro dispositivo Galaxy (del 85 por ciento que devolvieron el dispositivo) da fuertes señales de que Samsung tendrá un papel importante en 2017, claro está, si hace todo lo correcto.

Para lograr esto, Samsung tendrá que hacer un esfuerzo sobrehumano para hacer de su teléfono más que bueno, que el precio represente un buen valor y que sus métodos de prueba de seguridad sean totalmente transparentes. Pero más que nada tiene que recuperar la confianza de los consumidores.

"Lo que Samsung tiene que lograr con el próximo dispositivo Galaxy", dijo Wayne Lam, un analista de la firma IHS Markit Technology, "es nada más ni nada menos que crear un dispositivo que supere al iPhone".

El Galaxy S8 tiene que ser excelente, por dentro y por fuera

¿Cómo puedes hacer esto, especialmente cuando tanto el iPhone 7 Plus de Apple y el Pixel XL de Google se lanzaron después del fiasco del Note 7 para brillar en la cima de los teléfonos de pantalla grande esta temporada navideña? Esto, aunado a que otros competidores, como OnePlus, están ofreciendo teléfonos grandes de excelente calidad a precios más bajos. El Galaxy S8 tiene que superar todo esto.

Los rumores indican que el teléfono estará disponible en dos tamaños, similar al Galaxy S7 de 5 pulgadas y al S7 Edge de 5.5 pulgadas de 2015, y que los teléfonos de tamaño regular y grande tendrán:

Los rumores indican que el Galaxy S8 vendrá en dos tamaños y con pantalla curva.

Sarah Tew/CNET
  • Una pantalla de doble curva (serán ambos teléfonos tipo Edge).
  • Una pantalla 4K sensible a la presión.
  • Dos cámaras traseras.
  • Una nueva asistente digital llamada Bixby, de los creadores de Siri de Apple (gracias a que Samsung adquirió Viv Labs este año).
  • El programa de recompensas Samsung Pay que está instalado de forma predeterminada.
  • Y mucho más, puedes conocer todos los rumores sobre el Samsung Galaxy S8 aquí.

Pero, más específicamente, creo que el Galaxy S8 debe tener lo siguiente:

  • Una calidad de cámara que sea igual o, mejor aún, que supere las excelentes cámaras del iPhone y Pixel.
  • Una asistente virtual propia que supere a Google Assistant. (Google Assistant se ha convertido en el estándar de oro y el anterior intento de Samsung en el tema, S Voice, no fue bueno para nada).
  • Que se resuelvan pequeñas molestias como el retraso del software, se arreglen esos botones capacitivos que son tan sensibles que interrumpen lo que estás haciendo y pantallas que se encienden accidentalmente en tu bolsillo o bolso.

Un Galaxy S8 a un menor precio o al menos una mejor oferta

El Galaxy S7, S7 Edge y Note 7 fueron unos de los teléfonos más caros de 2016, un alto precio que se justifica por especificaciones de primera calidad y un hermoso diseño de vidrio y metal. Pero para los usuarios cautelosos, Samsung ya no contará con esa ventaja. Es difícil imaginar que los consumidores se arriesguen a comprar un S8 Edge unos pocos meses después del fiasco del Note 7. En un momento de incertidumbre y duda sobre la capacidad de Samsung de mantener a los consumidores seguros, esos precios tienen que bajar.

¿Cómo te suena esto? Un cargador inalámbrico gratuito.

Josh Miller/CNET

Y, si Samsung no puede costearse el bajar los precios para ganarse la confianza de los consumidores, la empresa tiene que idear paquetes de regalos o servicios añadidos.

  • Dos teléfonos por el precio de uno
  • Un cargador inalámbrico gratuito
  • Garantía de dos años extendida y gratuita

Y, en este momento, no recomendaría combinar un teléfono con unas gafas de realidad virtual Gear VR y considerar esto como una oferta, ya que esta tecnología aún no ha alcanzado el pico de popularidad.

Sí, el cortarle aún más a las ya escasas ganancias a la industria de los dispositivos móviles no será una movida popular entre los inversionistas, que ya le están poniendo mucha presión a Samsung. Pero pienso que la empresa tiene que asegurarse de que su más reciente teléfono Galaxy esté en la mayor cantidad de manos posibles, y considerar esto como una inversión estratégica en su marca.

Y, claro está, que los nuevos teléfonos sean los Galaxy más seguros jamás creados.

Reproduciendo: Mira esto: El Galaxy S8 Edge se quedará en la imaginación y el LG...
2:58

Con la colaboración de Gabriel Sama.