CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

La historia de los Samsung Galaxy S, antes del Galaxy S8 [primera parte]

Este es un viaje por la historia y evolución del diseño, las especificaciones y características de los celulares Samsung Galaxy S, desde el primer Galaxy S hasta los Samsung Galaxy S8. Esta es la primera de cuatro partes.

Celulares

La familia de los teléfonos celulares insignia Samsung Galaxy S hasta los más recientes Samsung Galaxy S8 y S8 Plus.

Juan Garzón/CNET

Los celulares Samsung Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus, los nuevos teléfonos insignia de la empresa surcoreana, fueron presentados el 29 de marzo durante el primer evento Unpacked 2017 y faltan sólo unos días para que estén disponibles el 21 de abril. Se trata de los celulares de Samsung más potentes, elegantes y avanzados que hemos visto hasta la fecha, gracias a que combinan importantes características de sus predecesores, además de agregar algunas novedades importantes.

Los Galaxy S8 muestran sin duda la trayectoria y evolución que han tenido sus teléfonos insignia, pero también esta es la generación que ha contado con los mayores cambios. Los botones capacitivos y el físico del panel frontal ya no están como tampoco los bordes o biseles de la pantalla (bueno, casi) y sólo modelos con pantalla curva están disponibles.

A pesar de que, vistos en la actualidad, los primeros modelos de la serie Galaxy puedan parecer poco poderosos y no tan elegantes, en su época fueron de los más potentes del mercado. Hay muchas razones por las cuales cada modelo fue uno de los teléfonos más populares en su momento y no cabe duda de que dentro de los Galaxy S8 y S8 Plus se encuentra un poco de cada uno de sus predecesores.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Hoy te presentamos la primera de cuatro partes de esta serie sobre la historia de la línea Galaxy S hasta los Galaxy S8. En esta ocasión, recordamos los Galaxy S de primera generación.

Nota del editor: Cabe aclarar que estos no son todos los celulares Samsung Galaxy S que han existido, pero en mi opinión son los que mejor representan la línea de teléfonos insignia de Samsung en Estados Unidos y el mundo entero.


Samsung Galaxy S

El primer Galaxy S salió a la venta en 2010 con una pantalla táctil Súper AMOLED de 4 pulgadas, un procesador de un núcleo de 1GHz, 512MB de RAM, una cámara trasera de 5 megapixeles (sin flash) y una frontal VGA. La batería era de 1,500mAh y corría Android 2.1 Eclair.

Su peso era de sólo 118 gramos, su grosor de 9.9 mm e integraba el botón de Inicio (Home) en la mitad de dos botones capacitivos, similar a lo que vemos hoy en día en múltiples celulares de Samsung.

En la actualidad, estas especificaciones no son las más sorprendentes y se podrían comparar fácilmente con las especificaciones de los celulares básicos con Android, pero en la época en que salió el Galaxy S, sus características eran sorprendentes. Este teléfono celular Samsung comenzó a marcar el rumbo de la reconocida y popular familia de celulares Galaxy S.

Samsung Galaxy S Original.jpg
El primer Galaxy S era elegante y muy poderoso para su época. Samsung


A pesar de que el Samsung Galaxy S salió a la venta a nivel mundial, este dispositivo nunca llegó oficialmente a Estados Unidos, al menos con estas características. En cambio, en Estados Unidos hubo una versión de este teléfono celular para cada operadora en el país. Los principales fueron el Vibrant (T-Mobile), Samsung Captivate (AT&T), Epic 4G (Sprint) y Fascinate (Verizon), todos pertenecientes a la primera generación de celulares Galaxy S.

Samsung Vibrant

El Vibrant fue el modelo del Galaxy S que salió a la venta en Estados Unidos para T-Mobile, poco después del original, con cambios que incluían el nombre.

Este teléfono celular tenía grandes similitudes a la versión original, con una pantalla táctil Súper AMOLED de 4 pulgadas, un procesador de un núcleo de 1GHz, 512MB de RAM, una cámara trasera de 5 megapixeles (sin flash), batería de 1,500mAh y Android 2.1 Eclair. Pesaba 118 gramos y tenía un grosor de 9.9 mm. Sin embargo, este celular no contaba con una cámara frontal y carece del botón de Inicio (Home). Sólo ofrecía los botones capacitivos.

Samsung Vibrant
El Samsung Vibrant se despide del botón de Inicio y la cámara frontal del modelo original. Samsung
Similar al Galaxy S original, el Vibrant contaba con bordes redondeados que se sentían bien en la mano. Su borde metálico le daba elegancia y le servía como protección en caso de caídas. Sin embargo, su mayor atractivo era su pantalla que ofrecía colores muy vibrantes con colores negros profundos. Recuerdo que este fue mi primer celular con Android, un regalo de mi esposa.

Samsung Captivate

AT&T no se podía quedar atrás y días después salió a la venta el Samsung Captivate. Un celular con un cambio mucho más drástico en su diseño a comparación al Vibrant de T-Mobile y al Galaxy S original, pero sus especificaciones eran muy similares.

El Captivate contaba con una pantalla táctil Súper AMOLED de 4 pulgadas, un procesador de un núcleo de 1GHz, 512MB de RAM, una cámara trasera de 5 megapixeles (sin flash), Android 2.1 Eclair, una batería de 1,500mAh y un grosor de 9.9 mm, igual que los otros modelos. Este celular no contaba con una cámara frontal ni botón de Inicio (Home).

samsung-galaxy-s-captivate.jpg
El Captivate trae un nuevo diseño, pero sigue ofreciendo el mismo poder. Samsung

Sin embargo, uno de los cambios más notorios en el Samsung Captivate fue el diseño. Sus bordes ya no eran tan curvos y, a pesar de tener una construcción más sólida a comparación de los otros modelos, su peso era mayor (128 gramos frente a 118 gramos) y no se sentía tan cómodo en la mano.

Samsung Epic 4G

El siguiente teléfono celular de la familia Galaxy S en salir -- también en 2010 -- fue el Samsung Epic 4G. Este dispositivo, disponible exclusivamente en Sprint, era el más pesado (115 gramos) y grueso (1.4 cm) de esta primera generación porque traía un teclado QWERTY físico deslizable.

El Epic 4G, igual que los anteriores, presentaba una pantalla táctil Súper AMOLED de 4 pulgadas, un procesador de un núcleo de 1GHz, 512MB de RAM, una cámara trasera de 5 megapixeles, Android 2.1 Eclair y una batería de 1,500mAh. También contaba con un flash para la cámara trasera, una cámara frontal VGA y capacidad para funcionar con la red 4G WiMax de Sprint. Sin embargo, el Epic 4G tampoco tenía botón de Inicio (Home).

Samsung Epic 4G.jpg
El Epic 4G en Sprint era el único Galaxy S con teclado QWERTY físico y el primero que contaba con flash. Samsung

A pesar de ser grueso, el Epic 4G se sentía bien en la mano y tenía un cuerpo con bordes redondeados, similares a los del Galaxy S original y el Vibrant. Su teclado deslizable ayudó a muchos usuarios en la transición de un teclado físico a una pantalla táctil, ya que ofrecía algo de los dos mundos.

Samsung Fascinate

El último teléfono celular de la primera generación Samsung Galaxy S en salir al mercado estadounidense en los principales cuatro operadores del país fue el Samsung Fascinate.

En cuanto a especificaciones, el Fascinate era prácticamente igual al Epic 4G. Tenía una pantalla táctil Súper AMOLED de 4 pulgadas, un procesador de un núcleo de 1GHz, 512MB de RAM, una cámara trasera de 5 megapixeles con flash, Android 2.1 Eclair y una batería de 1,500mAh. Lo único que no tenía era una cámara frontal ni el teclado QWERTY físico como el del Epic 4G. El Fascinate mantuvo el peso de 118 gramos y el grosor de 9.9 mm que tenían la mayoría de los teléfonos de la primera generación del Galaxy S.

Samsung Fascinate.jpg
El Samsung Fascinate se parecía mucho al Vibrant, pero tenía flash para su cámara trasera. CNET

El Fascinate tenía un diseño muy similar al Vibrant, con pequeños cambios como la cámara trasera con flash y la ubicación de la bocina. Su cuerpo delgado y compacto, se sentía muy buen en la mano.

No te despegues de CNET en Español, pues pronto te contaremos la segunda de esta serie especial de cuatro partes sobre la historia de los Samsung Galaxy S.