CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Celulares

Cómo eran los predecesores del Samsung Galaxy S8 [tercera parte]

Hacemos un recorrido por el diseño, especificaciones y características de los Galaxy S y algunas de las novedades de los predecesores del Samsung Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus. [Tercera parte de cuatro]

Esta es la gran familia de los Galaxy S, hasta los más recientes celulares Galaxy S8 y S8 Plus.

Juan Garzón/CNET

Los teléfonos insignia de Samsung han influenciado de manera importante la industria, y año tras año son unos de los celulares más esperados.

Ya vimos la primera versión de los Samsung Galaxy S y su historia, al igual que la segunda parte de esta evolución de los Galaxy S para conocer mejor cómo han cambiado y qué características siguen presentes en el Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus.

Ahora, en esta tercera parte, hacemos un recorrido por el diseño, especificaciones y características de estos celulares, desde el Galaxy S3 hasta el Galaxy S6 Edge+.

Nota del editor: Cabe aclarar que estos no son todos los celulares Samsung Galaxy S que han existido, pero en mi opinión son los que mejor representan la línea de teléfonos insignia de Samsung en Estados Unidos y el mundo.

Samsung Galaxy S3

La tercera generación del teléfono celular insignia de Samsung, Galaxy S3, logró lo que muchos habíamos esperado en las versiones anteriores: una sola versión para todos los mercados. El diseño fue el mismo y la mayoría de los componentes también. Además, ésta fue la primera vez que el Samsung Galaxy S mantuvo el botón físico de inicio (Home) a nivel mundial.

El Galaxy S3 salió a la venta en 2012 con una pantalla HD AMOLED Plus de 4.8 pulgadas y fue el primero de la línea en contar con una pantalla de alta definición. El celular también contaba con 1GB de RAM, cámara trasera de 8 megapixeles, cámara frontal de 1.9 megapixeles, una batería de 2,100mAh y traía preinstalado Android 4.0 Ice Cream Sandwich.

El tamaño de la pantalla no fue lo único que aumentó en el Samsung Galaxy S3. El peso se incrementó a 133 gramos (vs. 118 gramos), al igual que su grosor a 8.6 mm (vs. 8.49mm).

Samsung Galaxy S3
El Galaxy S3 en blanco. Crédito: Samsung

A pesar de que la versión internacional y de Estados Unidos se veían iguales, la empresa tuvo que cambiar sus chips para ofrecer la mayor compatibilidad y funcionalidad. El Galaxy S3 internacional contó con un procesador de cuatro núcleos de 1.4GHz (Samsung Exynos Quad) y la versión para EE.UU., un procesador de dos núcleos de 1.5GHz (Qualcomm Snapdragon S4).

El GS3 no fue sólo hardware. Samsung sorprendió con un montón de nuevas funciones, incluyendo S Beam (para compartir archivos de manera inalámbrica), S Voice (asistente de voz), Pop up Play (una ventana flotante de video) y Smart Stay (mantiene la pantalla encendida mientras la miras).

No cabe duda de que con el Galaxy S3, la empresa ofreció un gran cambio en hardware y software, los dos principales componentes de cualquier dispositivo y ha sido, posiblemente, uno de los paquetes nuevos más completos que ha presentado la empresa. Con el Samsung Galaxy S3, Samsung logró transmitir un mismo concepto de telefonía móvil a todo el mundo, desarrollando de mejor manera la marca Galaxy S.

A pesar de que el GS3 mostró que el celular insignia de Samsung seguiría creciendo en tamaño, el dispositivo seguía siendo un celular cómodo y suave en la mano. Aunque su construcción era de plástico, el Galaxy S3 aparentaba ser más elegante y con mucho más poder que las anteriores generaciones.

Samsung Galaxy S4

La cuarta generación del teléfono celular insignia de Samsung, Galaxy S4, no presentó tantas novedades como el modelo anterior y sin importar las críticas siguió teniendo una construcción basada en plástico. Sin embargo, la empresa agregó algunos patrones en el plástico del dispositivo, colocó un borde metálico alrededor del dispositivo e incluyó metal en los botones de volumen y encendido. Estos pequeños cambios le agregaron un poco más de elegancia, pero la parte de plástico le quitaba mucha presencia.

El Samsung Galaxy S4, presentado en 2013, mantuvo las mismas características principales de su predecesor, manteniendo el botón de Inicio en el medio de dos botones capacitivos en la parte frontal, el botón de encendido en el borde derecho y el volumen en el borde izquierdo. Esto se habría convertido en el estándar del celular insignia de Samsung y es algo que se ha ido expandiendo a otros dispositivos de la marca.

El GS4 dejó de tener las esquinas tan curvas como el GS3, redujo el bisel alrededor de la pantalla y agrandó el botón de Inicio (Home).

Samsung mantuvo la estrategia que empleó en el GS3 en el GS4, teniendo un único dispositivo para todo el mundo, pero cambiando sólo el procesador en el Galaxy S4 para el mercado estadounidense. El dispositivo contaba con un procesador de cuatro núcleos de 1.9GHz Qualcomm Snapdragon 600 en Estados Unidos, mientras que el modelo internacional contaba con un procesador de 1.6GHz de ocho núcleos Samsung Exynos 5 Octa.

Samsung Galaxy S4.jpg
En general, el Galaxy S4 logró mejorar todos los aspectos que tenía el Galaxy S3, pero el plástico seguía siendo el principal componente. Samsung

Aparte de eso, las dos versiones del Samsung Galaxy S4 eran idénticas. El Galaxy S siguió creciendo en su cuarta generación al integrar una pantalla Full HD Super AMOLED de 5 pulgadas, (el GS3 tenía una pantalla de 4.8 pulgadas) y fue el primero de la línea en tener una pantalla Full HD. Además, el GS4 fue el primer celular Galaxy S en incluir 2GB de RAM a nivel mundial.

El Galaxy S4 también contaba con mejores cámaras y una batería de mayor capacidad. La cámara frontal era de 13 megapixeles, la frontal de 2 megapixeles y su batería era de 2,600mAh. A pesar de contar con componentes más poderosos, el celular era más liviano y delgado que el GS3, pesando 130 gramos (en comparación de 133 gramos) y con un grosor de 7.9 mm (en comparación de 8.6mm). El GS4 salió con Android 4.2 Jelly Bean.

En general, el Samsung Galaxy S4 mejoró en todos los aspectos que había presentado el GS3, pero no fue un gran salto como el que dio el GS3 de la segunda generación a la tercera.

Gracias a sus bordes curvos, a lo delgado que era y a su poco peso, el Galaxy S4 seguía manteniendo un diseño que se sentía muy bien en la mano y era fácil de colocar en prácticamente cualquier bolsillo. Sin embargo, las críticas de la utilización de plástico, como uno de los principales materiales del dispositivo, seguía resonando y se veía como el principal defecto para muchos.

Samsung Galaxy S5

Tras muchos rumores, se pensaba que 2014 iba a ser el año en el que por fin Samsung iba a cambiar el plástico por metal en su teléfono celular insignia, el Galaxy S5, pero no fue así.

El Samsung Galaxy S5 fue anunciado en Mobile World Congress en febrero de 2014 y sorprendió (no de la forma más positiva), por tener una construcción basada en mucho plástico y que de cierta manera no se diferenciaba mucho de su versión anterior.

Samsung apostó en esta ocasión a mejorar un poco todos sus componentes, ofreciendo una interfaz un tanto renovada e integró sólo unas novedades específicas. El Samsung Galaxy S5 incluyó por primera vez un lector de huellas dactilares, un monitor de ritmo cardíaco, resistencia al agua y al polvo, y un modo de ahorro de batería "extremo" llamado Ultra Power Saving Mode.

Aunque, el lector de huellas dactilares estaba ubicado en el botón de Inicio o (Home), igual que el iPhone 6, este funcionaba con una tecnología que requiere que deslices el dedo, y no solamente colocar el dedo, para que detecte tu huella.

Samsung Galaxy S5

El Samsung Galaxy S5.

Samsung



Siguiendo la tradición de los Galaxy S, el Galaxy S5 incrementó el tamaño de la pantalla de Full HD Super AMOLED de 5 pulgadas a Full HD Super AMOLED de 5.1 pulgadas que cuenta con un coprocesador encargado de ofrecer mejores colores y un mejor desempeño; esto no lo tenían las versiones anteriores.

Asimismo, el Galaxy S5 mejoró sus componentes integrando un procesador de cuatro núcleos de 2.5GHz Qualcomm Snapdragon 801 (en algunos mercados un procesador Samsung Exynos Octa de 1.9GHz), una cámara trasera de 16 megapixeles con capacidad de grabar video 4K, una cámara frontal de 2 megapixeles, 2GB de RAM y Android 4.4 KitKat. Igualmente, el Galaxy S5 incrementó la capacidad de su batería de 2,600mAh a 2,800mAh.

En esta ocasión, los mejores componentes resultaron del leve incremento de peso (de 130 gramos a 145 gramos) y de grosor (de 7.9 mm a 8.1 mm).

El Galaxy S5 se sintió cómodo en las manos y a pesar de incrementar su peso, siguió sintiéndose muy liviano. Los colores de la pantalla mejoraron, la inclusión de USB 3.0 permitió que se demore menos tiempo cargando, navegar por los menús. El abrir aplicaciones no presentaba problemas, y la interfaz, que tomó una estructura más similar a lo que Android puro ofrece, demostraron que el celular insignia de Samsung había mejorado en todos sus aspectos.

Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge

Samsung presentó en MWC 2015 dos versiones de su teléfono insignia, el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge.

¿Cuáles fueron las diferencias? Mientras que el Galaxy S6 tenía una forma tradicional de celular (pantalla plana), el Galaxy S6 Edge tenía una pantalla con una curva pronunciada a cada lado del dispositivo. De cierta manera, el S6 Edge era similar al Galaxy Note Edge, pero este tenía dos curvas en vez de una y no era tan pronunciada como la versión de ese táblefono.

Por otra parte, Samsung finalmente cumplió con el deseo de muchos de sus seguidores: los dos nuevos Galaxy S6 tenían un borde metálico y vidrio en la parte frontal y trasera.

samsung-galaxy-s6-galaxy-s6-edge.jpg
Samsung

Además, la empresa mejoró el sensor de huellas digitales de su teléfono insignia para que pudiera usarse con sólo colocar el dedo, sin la necesidad de tener que deslizarlo.

Sin embargo, los cambios en el diseño también llevaron a que Samsung quitara la ranura para tarjeta microSD, la batería ya no era removible y no fue resistente al agua.

La pantalla AMOLED de 5.1 pulgadas se mantuvo, pero su resolución fue incrementada de Full HD (que tenía el Galaxy S5) a una pantalla QHD o 2K.

Asimismo, aunque su cámara trasera se mantuvo con 16 megapixeles en las dos versiones del Galaxy S6, Samsung integró un estabilizador de imagen óptico y un mejor sistema de procesamiento de imágenes.

Por otra parte, la cámara frontal pasó de 2 megapixeles en el Galaxy S5 a ser de 5 megapixeles en los Galaxy S6. Esto permite tomar mejores selfies y tener una mejor calidad en las videollamadas.

La batería de 2,800mAh se redujo a 2,550mAh en el Galaxy S6 y a 2,600mAh en el Galaxy S6 Edge. Igualmente, este celular traía preinstalado Android 5.0 Lollipop.

La carga del Galaxy S6 fue 1.5 veces más rápida que la del S5 e integró el cargado inalámbrico que soporta los estándares WPC y PMA.

Por otra parte, una de las grandes apuestas de Samsung con estos nuevos celulares fue que también incluyó su nuevo servicio de pagos llamado Samsung Pay, que no sólo le saca provecho a NFC sino también a MST (tecnología de transmisiones de pagos magnéticos).

En esta ocasión, Samsung trajo un diseño para complacer a los seguidores y mejoró un poco sus componentes, mientras que redujo el peso de (de 145 gramos a 138 gramos en la versión tradicional) y su grosor (de 8.1 mm a 6.8 mm en la versión tradicional).

Los Galaxy S6 cumplieron con lo que muchos habían pedido en cuanto a diseño, pero la empresa no incluyó una ranura microSD para incrementar el almacenamiento, lo cual fue lamentable porque ha sido una característica que muchos usuarios habían disfrutado en sus teléfonos.

Asimismo, los Galaxy S6 no tenían batería removible ni eran resistentes al agua.

Samsung Galaxy S6 Edge+

En el mismo año de la presentación de los Galaxy S6, la empresa sorprendió con una versión agrandada de la versión con pantalla curva llamada Galaxy S6 Edge+.

Aunque su nombre ha sido uno de los más largos en el mundo móvil, el Galaxy S6 Edge+ fue presentado al mismo tiempo que el Galaxy Note 5 en agosto de 2015.

Este celular integró una pantalla de 5.7 pulgadas con resolución QHD (2,560x1,440 pixeles), 4GB de RAM, un procesador Samsung Exynos 7420 de ocho núcleos de 2.1GHz, cámara trasera de 16 megapixeles, cámara frontal de 5 megapixeles, Android 5.0 Lollipop (preinstalado) y una batería de 3,000mAh -- las mismas características del Note 5.

galaxy-s6-edge-plus-caracteristicas
Samsung

Sin embargo, su pantalla tenía curvatura en sus dos bordes laterales, no traía un lápiz óptico con sus funciones especializadas y tenía uno de los precios más altos del mercado.

Otras características del Galaxy S6 Edge+, incluyendo su cuerpo de vidrio y metal, la carencia de ranura para tarjeta microSD y la batería no removible se mantuvieron en comparación con los S6 anunciados meses atrás.

Además, el S6 Edge+ tuvo un grosor de 6.9mm y a pesar de su gran tamaño sólo pesó 153 gramos.

El Galaxy S6 Edge+ fue sin duda un celular muy elegante y muy potente, pero su alto precio lo hacía difícil de justificar, especialmente cuando tenías el Galaxy Note 5 que ofrecía más cosas por un menor precio.

Reproduciendo: Mira esto: Cómo usar la Carpeta Segura en el Samsung Galaxy S8
1:34