Samsung en 2016: Expansión más allá del teléfono por toda la galaxia

Enfrentada a las ventas débiles de 'smartphones', la gigante de electrónica se enfocaría en su más extensa línea de productos, incluyendo TVs y realidad virtual.

El Galaxy S6 Edge marcó un nuevo impulso de diseño por parte de Samsung.

Juan Garzón/CNET

Uno de los anuncios de Navidad más recientes de Samsung, titulado "Da el regalo de la galaxia", presenta paquetes de regalos envueltos de varias formas y tamaños. La gente rompe el papel para abrir su regalo y dejar ver aparatos como el teléfono Galaxy S6 Edge, el televisor SUHD, la tableta Galaxy View, el equipo para ver realidad virtual Gear VR y unos audífonos Level. ¿El tagline? "No es un teléfono, es una galaxia."

Ese lema tan simple es un recordatorio no muy sutil de que la gigante de la electrónica de consumo, no es sólo una fabricante de teléfonos inteligentes. Y ahora que el interés (otrora febril) en los teléfonos Galaxy S disminuye, la empresa surcoreana buscará en todas partes, desde smartwatches hasta frigoríficos, para reavivar tu entusiasmo por su tecnología.

Ya vimos un poco de este esfuerzo este año, pero creemos que Samsung impulsará realmente la idea de todo lo inteligente en 2016. Esta estrategia se verá pronto, a principios de enero, durante la feria de electrónica de consumo (CES) en Las Vegas, donde puedes contar con ver a un grupo de aparatos conectados, aunque sin nuevos smartphones notables.

Samsung es sólo uno de los pesos pesados de la tecnología que buscan crear un mundo de dispositivos que te rodean para que hablen los unos con los otros, todo en nombre de hacer tu vida un poco más cómoda. Pero el reto será convencer a las personas de que suelten más dinero para comprar estos gadgets. Esa conveniencia no es barata, después de todo.

Samsung tendrá que trabajar con sus socios para convencerte de desembolsar tu dinero.

Mientras que Apple controla todos los elementos de sus productos, Samsung se basa en compañías como Google y Oculus para desarrollar el software que gestiona sus dispositivos. Y el propio historial de Samsung en software no ha sido genial. Incluso ha llegado a matar algunas características, al igual que su aplicación de control de video WatchOn, que estaban destinados a vincular mejor tus dispositivos.

Con un nuevo liderazgo en sus negocios de telefonía móvil y de electrodomésticos conectados, 2016 será un año clave para Samsung. ¿Podrá revertir su fortuna o está condenado a ser otra nota al calce en la lista de los innovadores de alta tecnología?

Samsung no quiso hacer comentarios para este artículo.

Con la mira en CES

CES es el momento para que Samsung deje que sus otros dispositivos (que no sean teléfonos inteligentes) tengan su momento de brillar.

Habrá un montón de televisores y electrodomésticos y ambas áreas seguramente tendrán la tecnología que los haga más inteligentes. SmartThings, el negocio de hogar inteligente que Samsung compró en 2013, ha desempeñado un papel muy importante en CES durante el último par de años y probablemente seguirá siendo clave para los esfuerzos de software de la compañía. La tecnología desarrollada por SmartThings ayuda a los teléfonos inteligentes a convertirse en mandos a distancia para productos inteligentes en el hogar.

Samsung necesita mucho más que productos de SmartThings si realmente quiere convencer a sus usuarios de que no necesitan sólo un dispositivo de Samsung, sino varios. Sin embargo, crear una familia de productos no es fácil. Si no, pregúntenle a Microsoft, que ha batallado con la idea de empujar su software Windows a todo tipo de dispositivo y plataforma.

"Puede que tengas un Samsung TV y un teléfono Samsung, pero no piensas en que esos dos trabajarán en conjunto", dijo Jan Dawson, analista de Jackdaw Research. "Ese es el reto".

Y ahora: 'Smartphones'

El nuevo enfoque de Samsung en dispositivos inteligentes no significa que esté abandonando sus teléfonos. Samsung sigue siendo el proveedor de teléfonos inteligentes más grande del mundo, pero ha tenido problemas para mantener su impulso con los consumidores. Sus teléfonos jumbo ya no dominan, ahora que Apple tiene su propio iPhone gigante, y los consumidores con presupuestos ajustados están gravitando hacia productos de empresas como Xiaomi y Huawei.

Aunque los smartphones clave de Samsung no darán la cara en CES, esperamos que hagan una aparición a finales de febrero o principios de marzo, justo en el momento de la feria de dispositivos móviles Mobile World Congress en Barcelona.

El nuevo jefe de Samsung para la división móvil, Dongjin Koh, se espera que impulse el enfoque de la compañía en el software. Él supervisó la creación de parte del software y servicios más recientes de Samsung, incluyendo el software de seguridad de Knox para usuarios de negocios y Samsung Pay, que permite a las personas pagar en la caja registradora con sus smartphones. Kim también jugó un papel decisivo en la formación de asociaciones con Google y Microsoft, y en la creación del Galaxy S6 y el Note 5.

Si Samsung quiere crear una experiencia de teléfono inteligente que mejor se relacione con el resto de sus productos, Koh jugará un papel decisivo.

La compañía difícilmente puede empeorar de como ya está ahora. Su trayectoria con el software está llena de lo que los críticos llaman "programas de relleno" (o bloatware en inglés), incluyendo características y aplicaciones rebuscadas como Group Play para el Galaxy S4, que permite a los usuarios compartir música y jugar con amigos cercanos. ¿No recuerdas Group Play? Pues nadie lo recuerda.

La esperanza es que Koh ayudará a construir la experiencia de Samsung en software y servicios. Parte de eso implicará que trabaje bien y en conjunto con otros negocios de Samsung si realmente quiere construir un ecosistema. Tradicionalmente, cada empresa ha trabajado por sí misma, y los intentos previos de la compañía de conectar operaciones dispares han fracasado. Pero es hora de un cambio.

"La nueva dirección se va a tener que tallar un camino más radical", dijo el analista de Creative Strategies, Tim Bajarin.

Close
Drag