CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Samsung, bajo presión para dividirse en dos compañías

Se espera que la empresa anuncie cambios este mismo martes, los cuales recompensarán a los inversionistas con más dinero.

gettyimages-618493316.jpg

Samsung ha tenido un mal año

Jung Yeon-je/AFP/Getty Images

Después de la presión de los accionistas descontentos, Samsung va a hacer anuncios importantes el martes, que se espera aumentarán la cantidad de ganancias que se retornarán a los inversionistas, quienes estarían instando a la empresa a que se divida en dos, formando una sociedad y una compañía operativa, reportó Reuters.

Samsung ha sido acosada por los problemas de los últimos meses, que incluyen la retirada del Galaxy Note 7 y de 2.8 millones de lavadoras en EE.U. El escándalo también ha ocasionado que las oficinas de Seúl hayan sido allanadas en dos ocasiones. Los inversionistas han comenzado a expresar sus preocupaciones sobre la forma en que la empresa está ejecutando su plan de acción actual.

Liderando el llamado a dividir la empresa en dos se encuentra el Elliot Management, un fondo estadounidense, que es propietario del 0.6 por ciento del gigante sudcoreano. Este fondo también quiere que la empresa agregue tres miembros independientes al directorio, que incluya sus acciones en el mercado bursátil de EE.UU. y que pague un dividendo especial de 30,000 millones de wones (US$26,000 millones) a los accionistas.

Samsung no ha confirmado públicamente si está considerando seriamente la división, aunque Reuters cita a una fuente anónima del Seoul Economic Daily, que asegura que la empresa se lo está planteando. Samsung tendrá una conferencia telefónica con los inversores a las 9.30 a.m. locales del martes, para discutir los detalles. La empresa no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los problemas financieros de Samsung quedaron claros el mes pasado. En su informe de ganancias para el tercer trimestre, la empresa registró US$4,500 millones en ganancias operacionales, un descenso de casi un 30 por ciento en comparación con 2015, su peor desempeño en dos años.

Samsung dijo que la debacle del Galaxy Note 7 podría terminar costándole más de US$5,000 millones.