CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Samsung demanda a influencer por usar un iPhone frente a las cámaras

Ksenia Sobchak, una influencer rusa que hace publicidad para Samsung, usó un iPhone frente a las cámaras. Las consecuencias podrían ser millonarias, aunque está lejos de ser la única.

Si eres la imagen de una marca, no uses artículos de tu competidor. Esa es una lección que los famosos no terminan de aprender.

El turno es para Ksenia Sobchak, actriz, política y presentadora rusa, una de las mujeres con mayor influencia en el país y más de 1.5 millones de seguidores en Twitter

En una reciente entrevista, la actriz se dejó ver utilizando un iPhone X. ¿El problema?... que ella es embajadora de Samsung y fue contratada para promocionar todos los teléfonos inteligentes de Samsung en Rusia.

En un video colgado por el medio británico The Mirror, se observa cómo Sobchak consulta su iPhone y luego intenta taparlo con una hoja de papel. Los espectadores se percataron y la noticia se hizo viral en las redes sociales.

Según The Mirror, Samsung ha demandado a Sobchak por 108 millones de rublos, aproximadamente US$1.6 millones por incumplimiento de contrato. 

Sobchak ha sido bautizada como "la ahijada" de Vladimir Putin, debido a que su padre, Anatoli Sobchak, es mentor –y gran amigo– del presidente ruso. Anatoli Sobchak fue también alcalde de San Petersburgo.

The Mirror dijo que la conducta de Sobchak es reincidente, pues la han visto en eventos públicos usando iPhone. Y tampoco es la primera vez que un influencer o embajador se ve en una situación similar.  Gal Gadot, la actriz que interpreta a la Mujer Maravilla, tuiteó maravillas del Huawei Mate 10 ... desde un iPhone.

Gadot borró el tuit, pero en las redes sociales había quedado la pifia para la historia.

"Algunas personas me han preguntado sobre mi publicación reciente con mi nuevo teléfono inteligente Huawei y creen que estoy usando un iPhone. Simplemente no es así", dijo Gadot a CNET a través de su publicista.

La actriz aseguró que a veces necesita ayuda de su equipo de trabajo para publicar algunos videos y por eso se tuiteó desde un celular diferente al que promovía.

En 2014, Adam Levine también fue víctima del descuido.

El cantante de Maroon 5 promovió el lanzamiento del servicio Milk Music de Samsung, pero una semana más tarde promovió un show de TV desde un iPhone y tenía previsto una participación en el Festival de iTunes en esos días.

El portero español Iker Casillas siguió los pasos del cantante.

Y el tenista David Ferrer envió un tuit a sus seguidores promocionando el Galaxy S4 en 2013, pero el mensaje fue etiquetado como enviado "a través de Twitter para iPhone".    

Aunque los mensajes originales fueron borrados, la huella sigue presente. 

Así que si usted es famoso o va en vía de serlo y está leyendo estas líneas, revise mejor desde que móvil está enviando la publicidad antes de contar el dinero.