CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

¿México puede vencer a Brasil? Solo si logra construir más juego ofensivo

Ambas selecciones tienen problemas por resolver. En los Mundiales, la fase de grupos suele ser muy diferente a los octavos de final.

Germany v Mexico: Group F - 2018 FIFA World Cup Russia

El Tri sorprendió con rápidas llegadas y remates desde todos los ángulos. ¿Qué pasó con este inicio?

Matthias Hangst / Getty Images

En los partidos de octavos de final se arriesga poco y se especula mucho. Los técnicos toman muchas precauciones y los jugadores se juegan la vida en cada lance porque no hay mañana. Los resultados históricos en estas instancias demuestran que la regla es la paridad.  

En el caso de México, desde 1994 ha perdido por una diferencia de más de un gol solo en dos ocasiones: en 2010 contra Argentina (3-1) y en 2002, ante Estados Unidos (2-0). 

Del resto, los otros partidos se decidieron por una diferencia mínima: 2-1 contra los Países Bajos en 2014, en aquel partido que el árbitro compró una simulación de Arjen Robben para sancionar penalti;  2-1 frente a Argentina en 2006 e igual resultado contra Alemania en 1998.  

En 1994, Contra Bulgaria, igualaron 1-1 pero cayeron en penaltis. 

Tomamos la década de los 90 en adelante porque desde entonces se afina la defensa numantina (que se refiere a defender como sea, a costa de un resultado). La Grecia de la Eurocopa en 2004 y la Costa Rica de Brasil 2014 podrían considerarse como ejemplos. La primera ganó el torneo y la segunda no perdió en tiempo reglamentario, solo en cuartos de final desde los penales, con los Países bajos.

Germany v Mexico: Group F - 2018 FIFA World Cup Russia

Vela fue clave contra Alemania y Corea del Sur, pero se perdió contra Suecia. 

MB Media/Getty Images

Antes de esa década, El Tri sólo ha pasado a cuartos en los dos Mundiales en casa: 1970 y 1986.

No parece entonces que el catastrófico 3-0 de Suecia al Tri pueda repetirse. Además, la Brasil de Tite no tiene una obsesión con el gol, si bien cualquier jugador de la Verde-Amarela puede marcar.

Paulinho, un extraño jugador por su tendencia a salir de la primera línea y Thiago Silva, defensa central, fueron los anotadores contra Serbia.

Además de estos de ellos dos, el resto de goles (3) de los pentacampeones en la frase grupos se los distribuyen Phillipe Coutniho (2) y Neymar. 

México, por su parte, consiguió sus anotaciones con tres jugadores: Hirving Lozano, Carlos Vela (penalti) y Javier Hernández.

Son tres hombres de perfil ofensivo, que poco o nada hicieron ante los suecos. Y aquí podría estar el quid de esta llave. No por los goles propiamente, sino por las caminos que se toman para conseguirlos.  

El gol de Lozano contra Alemania, que prácticamente, a los ojos de hoy, fue determinante en la clasificación, nació de un contragolpe al igual que el de "Chicharito" contra Corea del Sur.  El tercero fue en una acción aislada; un penalti que no permite mayor lectura.

Da la impresión entonces -- y eso se notó una y otra vez contra Suecia -- que hay graves problemas en la construcción de juego mexicano una vez que el rival está posicionado. 

Las estadísticas lo soportan. El Tri manejó más el balón (66 por ciento) y disparó más que los europeos (19 veces por 13); sin embargo, nada de eso se tradujo en opciones claras. Por el contrario, los tres goles en contra sucedieron dentro del área. 

Podría pensarse erróneamente que México fue víctima de la mala suerte, mas no es así. El penal y el autogol ante Suecia fueron consecuencia de un rival que siempre encontró facilidades para posicionarse muy cerca del portero Guillermo Ochoa, el mejor jugador mexicano del partido.

Otro detalle para el análisis es que México ha jugado mejor cuando marca primero. Esto sucede, obviamente, porque el rival sube sus líneas y los de Osorio bombardean las espalda de los defensores contrarios. 

El gol de Lozano contra Alemania fue en el minuto 35 y el de Vela ante Corea del Sur al m.26. Probablemente otra hubiera sido la historia si el propio Vela hubiera finiquitado la opción que tuvo a los 18 minutos ante Suecia, aunque obviamente nunca lo sabremos.

Cuando Son Heung-min anotó en el minuto 93 desde fuera del área, Juan Carlos Osorio se mostró contrariado. "Íbamos a presionar alto y tratar de solucionar el problema en el origen y no en la consecuencia".

Ese plan deberá retomarlo contra Brasil porque en la Canarinha hay más y mejores golpeadores del balón cerca del área (Coutinho, Gabriel Jesús, Neymar) y porque además son muy buenos a balón parado. 

Es cierto que México, además, tiene muy buenos resultados contra Brasil en algunos torneos, como la Copa Confederaciones de 1999 (4-3), el Mundial Sub-17 de 2005 (3-0) y los Juegos Olímpicos de 2012 (2-0), pero también lo es que la Verde-Amarela se ha impuesto en tres juegos de Mundial contra el Tri y en otro igualaron. 

Brazil v Switzerland: Group E - 2018 FIFA World Cup Russia

Brasil empezó tibio, pero ha ido mejorando en cada partido.

Catherine Ivill / Getty Images

En 2014 empataron 0-0. De ese encuentro, siguen las filas mexicanas Guillermo Ochoa, Rafa Márquez, Miguel  Layún, Héctor Moreno, Héctor Herrera, Gio Dos Santos, Andrés Guardado, Oribe Peralta, Marco Fabian Raúl Jiménez y Chicharito. 

Ochoa fue el héroe de ese juego y aún se recuerda la estirada en un cabezazo de Neymar.

De Brasil aún siguen Thiago Silva, Marcelo, Paulinho, Neymar y Willian. 

Juventud y experiencia estarán a prueba, pero sobre todo comprobar si México lo dejó todo en la fase de grupos y, para su mala suerte, quedó emparejado con un grande que apenas empieza a mostrar sus garras.

CALENDARIO: Todos los partidos de Rusia 2018

RUSIA 2018: Toda nuestra cobertura del Mundial 2018