CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología automotriz

Rolls-Royce construye vehículos a medida para niños hospitalizados

De repente me ha entrado polvo en los ojos.

Rolls-Royce

Operarse no es algo placentero, sobre todo para un niño. Por eso Rolls-Royce ha construido un vehículo que reduce el nivel de estrés de los niños antes de una cirugía.

El Rolls-Royce SRH no es el típico coche de esta marca. Con una velocidad máxima ajustable a 4 o 10 millas por hora, este coche de juguete es una creación única para la unidad de cirugía pediátrica del hospital St. Richard. Los niños podrán conducirse a sí mismos hacia la sala de operaciones a través de un pasillo lleno de señales de tráfico.

Con suerte este vehículo conseguirá lo que Rolls-Royce quiere de él. Este piloto parece bastante contento.

Rolls-Royce

El ala de Bespoke Manufacturing o fabricación a medida de Rolls-Royce pasó más de 400 horas de su tiempo construyendo el SRH, y se nota. El equipo de este proyecto tuvo que aprender acerca de la tecnología del chasis y sobre electrónica y usaron impresoras 3D para crear partes como los pedales y el espíritu del éxtasis (el adorno en el capó típico de los Rolls-Royce).

Para conmemorar la construcción del SRH, Rolls-Royce llevó a dos niños y sus familias al Goodwood Studio, donde les dieron el mismo tratamiento VIP que a sus compradores de coches. Pudieron conducir vehículos de la línea de producción, algo normalmente reservado para el presidente ejecutivo durante el desarrollo de un nuevo vehículo. Los llevaron a casa en el asiento trasero de Rolls-Royce Ghosts.

"Somos un miembro orgulloso de la comunidad de West Sussex. La unidad pediátrica del hospital St. Richard hace un trabajo vital proporcionando cuidado esencial para gente joven y sus familias", dijo Torsten Müller-Ötvös, presidente ejecutivo de Rolls-Royce Motor Cars. "Esperamos que el Rolls-Royce SRH sirva para que la experiencia de los pequeños durante un tratamiento sea un poco menos estresante".

Yo no estoy llorando, pero sí.