¿Podrían los robots ayudar a combatir el ébola?

La Casa Blanca será coanfitriona de un taller que se llevará a cabo en noviembre en el que se explorará el uso de los robots para minimizar el contacto con el contagioso virus.

ebolavirus.jpg
Foto de Centers for Disease Control

¿Podrían ser los robots la siguiente línea de defensa contra el ébola? Los diseñadores de robots en todo el mundo han comenzado a hacerse esa pregunta y varias posibilidades han surgido: robots encargados de transportar los cadáveres de quienes murieron a causa del virus y que son aún altamente contagiosos; robots encargados de destruir los deshechos biológicos de los paciente o androides que se dediquen a entregar ayuda humanitaria a las áreas más afectadas.

A principios del próximo año, los expertos en robótica y personal del cuerpo médico y de rescate se reunirán durante un taller sobre la seguridad que puede ofrecer la robótica como una opción para quienes trabajan cerca del ébola para explorar más ideas. Uno de los anfitriones del evento será The Center for Robot-Assisted Search and Rescue de la Texas A&M University que se llevará a cabo el 7 de noviembre con la colaboración de la Oficina de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, Worcester Polytechnic Institute y la Universidad de California en Berkeley. La Texas A&M University tenía planeado un seminario sobre cómo el personal médico debería de actuar durante los desastres, pero con la creciente preocupación sobre la propagación del ébola, el evento se ha extendido a una reunión virtual.

De acuerdo con el director de Crasar, Robin Murphy, la idea es que los expertos en robótica tengan la oportunidad de escuchar directamente del personal médico y humanitario sobre lo que más se necesita en las áreas más afectadas para combatir el ébola.

"El taller es para callarse y escucharlos", indicó Murphy a Computerworld. "Ellos hablarán sobre lo que necesitan y nosotros podemos hablar sobre las opciones que les ofrecemos. ¿Qué podemos hacer en los próximos meses y qué hay que hacer a la larga? ¿Qué deberíamos tener en cinco años?

Las posibilidades que ya están sobre la mesa son las de los robots para realizar los entierros y los que están a cargo de destruir los desechos, agregó Murphy. Otras ideas son las de detectar la contaminación en hospitales, ambulancias o casas. También está la opción de usar robots de telepresencia para ayudar a que los expertos supervisen el trabajo de descontaminación y servir como intérpretes para el personal médico en áreas remotas.

"Para que los robots puedan realizar estas tareas exitosamente deben cumplir con muchos requerimientos no tan evidentes y, en muchas ocasiones, menos emocionantes y glamorosos que pueden resultar de mucha ayuda para los trabajadores", escribió Robin Murphy en un comentario en el blog de Crasar para el taller. Murphy retoma su experiencia en robótica para asistir en desastres meteorológicos y geológicos para responder a preguntas como: ¿puede un hospital aislado atender a un robot pesado durante la temporada de lluvias? ¿cómo se pueden transportar los robots? ¿son lo suficientemente fáciles de usar para que los residentes locales los puedan aprender a usar y obtener un trabajo? ¿qué clase de red de comunicación está disponible? ¿qué pasa cuando se necesitan reparar?

La epidemia del ébola de 2014 es la más grande en la historia, de acuerdo al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, afectando a los países del oeste de África y varios casos reportados en los Estados Unidos. Varios robots existentes podrían ser modificados para ayudar a combatir la enfermedad y así tener que evitar la inversión de tiempo que tomaría el construirlos desde cero, indicó Taskin Padir, profesor de ingeniería robótica en Worcester Polytechnic Institute.

Los robots son cada vez más comunes en el trabajo de ayuda en áreas afectadas por desastres naturales. Hay desde robots serpientes hasta androides móviles con cámaras para ayudar a encontrar a los sobrevivientes de terremotos, por ejemplo, y también han sido utilizados para ayudar a contener la fuga en la planta nuclear japonesa en Fukushima Daiichi -- una misión que se encontró con varios obstáculos.