CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo hacer tu declaración de impuestos 2020 por Internet El mejor software para la declaración de impuestos Eternals Fraude por intercambio de SIM Sex Education temporada 2 Dispositivos que quieren leer tu mente

Estos robots hechos de células madre de ranas podrían nadar dentro de ti

Estos pequeños robots vivientes no son necesariamente un animal ni tampoco un robot tradicional, pero podrían un día ayudar a limpiar la placa arterial.

robot

Un robot viviente hecho de células madre de rana. 

Douglas Blackiston, Tufts University/Captura de video por Eric Mack/CNET

Pequeños robots creados a raíz de células vivientes podrían muy pronto nadar dentro de tu cuerpo si los prototipos creados en el laboratorio alcanzan su máximo potencial. 

Investigadores de la Universidad de Vermont y la Universidad de Tufts utilizaron una supercomputadora para diseñar nuevas formas de vida con el uso de células cutáneas y cardíacas de las ranas. Una vez que tuvieron un diseño, los investigadores extrajeron células madre de los embriones de ranas, incubaron las células maduras y luego las cortaron y unieron para crear un modelo biológico del diseño hecho por la supercomputadora. 

El resultado fueron aglomeraciones de células de rana, con un grupo de células en un extremo que bombea células cardíacas que sirven como el motor de un bote para impulsar la aglomeración a través del agua.

"Estas son máquinas vivientes innovadoras", dijo en un comunicado el experto en robótica Joshua Bongard, de la Universidad de Vermont, uno de los líderes del nuevo estudio. "No son un robot tradicional ni una especie conocida del mundo animal. Es una nueva clase de artefacto: un organismo viviente y programable".

Los pequeños robots se mueven bastante rápido. Para verificar que funcionan tal y como se les diseñó, los investigadores los voltearon para que estuvieran de espaldas. Esta acción hizo que no se movieran hacia adelante, tal y como haría una tortuga si se le volteara de espalda sobre su cascarón. 

El equipo creó un grupo de robots vivientes y vio cómo podían empujar otros objetos. Los investigadores también experimentaron al crear un bolso dentro de estas nuevas formas de vida, lo que les permite llevar una carga. 

"Podemos imaginar muchas aplicaciones útiles para estos robots vivientes que otros robots no pueden hacer", dijo Michael Levin, quien también dirige la investigación y quien encabeza el Centro de Biología Regenerativa y de Desarrollo de Tufts. "Por ejemplo, buscar compuestos de contaminación radioactiva, reunir los microplásticos del océano o viajar por las arterias para eliminar la placa arterial".

El cirujano de Tufts Douglas Blackiston ayudó a crear estos robots también conocidos como xenobots (así llamados en honor de la rana africana Xenopis laevis, cuyas células madre fueron utilizadas para crear estos robots). Se emplearon pequeños fórceps y hasta un electrodo pequeño. Un lapso de tiempo de todo este proceso fue captado en video y se puede ver arriba. 

Un artículo que detalla la investigación fue publicado el lunes 13 de enero en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El crear robots vivientes tiene ciertas ventajas. Aunque no son tan fuertes como los robots hechos de metal, cemento y plásticos, los robots vivientes son completamente biodegradables y tiene la capacidad de sanarse a sí mismos. 

"Cortamos al robot casi a la mitad y el mismo se sutura a sí mismo para seguir [en su trayectoria]", dijo Bongard.

Pero la idea de robots vivientes puede despertar muchos miedos, y los investigadores están conscientes de ello. 

"El miedo no es poco razonable. Cuando empezamos a manipular sistemas complejos que no conocemos, vamos a obtener consecuencias no deliberadas", dijo Levin, quien subraya que concibe su trabajo como un paso para entender mejor estos sistemas. "Este estudio es una contribución directa a tener control sobre lo que la gente teme".