Un robot industrial tatúa a un valiente atrevido

Ahora puedes obtener un tatuaje por medio un robot, que no te hará conversación (esto, por cierto, es una gran ventaja).

El hacerte un tatuaje puede marcar un momento importante en tu vida. Pero, una de las cosas más incómodas de este proceso -- claro está, además del dolor que causa -- es tener que conversar con el tatuador mientras una aguja punza un dibujo sobre tu piel.

Con los más recientes avances en robótica, los tatuadores humanos pueden ser reemplazados por un gigante brazo de robot que no te juzgará por quererte tatuar en la espalda la cara de Benedict Cumberbatch comiendo un taco.

En el video World's First Tattoo by Industrial Robot que aparece en Vimeo, los diseñadores franceses Pierre Emm y Johan da Silveira, junto al ingeniero de Autodesk David Thomasson, explican la génesis del proyecto.

"Nuestra investigación está más enfocada en esta relación más íntima que la gente puede tener con las máquinas en un futuro no muy lejano", dice Thomasson. "Este proyecto lleva esta noción al límite".

Anteriormente, Emm y da Silveira crearon el Makerbot 3D printer con una pistola para tatuar que bautizaron Tatoue. Pero, este nuevo robot es mucho más sofisticado, gracias en parte a la ayuda de un robot industrial.

El proceso conlleva realizar una escaneo en 3D del área donde se va a realizar el tatuaje y luego hacer un diseño a través de un software. Una vez se le da al robot el código apropiado, este procede a realizar el tatuaje en la persona.

Mientras que la precisión del robot es impresionante, es un poco extraño ver una pierna humana fijada con papel adhesivo mientras un robot inserta una aguja a la piel. Si este es el futuro del tatuaje, esperamos que los robots se modifiquen para que detengan su operación cuando nos demos cuenta que fue un error hacernos un tatuaje.