CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

¡Atención, pecadores! Este robot-sacerdote podría absolverlos

Un robot en Alemania bendice a los congregantes hasta en cinco idiomas, pero los sacerdotes humanos no deben preocuparse por su empleo -- todavía.

"Que Dios te bendiga y te proteja"

Captura de pantalla por Leslie Katz/CNET

Perdóname robot, porque he pecado. 

Les presentamos a BlessU-2, un sacerdote robot que entrega bendiciones en cinco idiomas mientras eleva sus brazos y emite luz de sus manos. 

Una iglesia alemana desarrolló BlessU-2 como parte de una exposición que conmemora el 500 aniversario de la Reforma, un trastorno en el catolicismo europeo que comenzó cuando el teólogo Martín Lutero publicó sus Noventa y Cinco Tesis

La cabeza del robot tiene cejas que se mueven y una boca digital que puede alternar entre serio y sonriente. Los usuarios presionan la pantalla táctil sobre su pecho para elegir el tipo de oración que les gustaría hacer, así como su preferencia por una voz masculina o femenina. BlessU-2 habla alemán, inglés, francés, español y polaco e incluso imprime sus invocaciones.

Si la noción de ser bendecido por un robot-sacerdote parece provocativa, se supone que lo es. La Iglesia Evangélica de Hesse y Nassau, que desarrolló el robot con el ingeniero y artista de medios Alexander Wiedekind-Klein, quiere generar una discusión sobre la iglesia en una sociedad cada vez más impulsada por la tecnología.

"La idea es estimular el debate y pensar en el futuro de la iglesia en un mundo lleno de dispositivos electrónicos -- todo eso con un brillo en nuestros ojos", dijo Volker Rahn de la Iglesia Evangélica, vía correo electrónico. "Y eso funciona, las personas que pasan por ahí son curiosas, divertidas e interesadas, realmente les gusta y se muestran muy positivas".

EKHN

La instalación de BlessU-2 es parte de una serie de eventos de aniversario en Wittenberg, el pueblo rural en el este de Alemania donde vivió y predicó Lutero.  

BlessU-2 estará disponible al público hasta septiembre. En su primera semana, repartió más de 600 bendiciones, y estuvo tan ocupado que a veces fue necesario enfriarlo con un ventilador. 

Pero aunque BlessU-2 puede ofrecer alguna visión sobre el futuro de la religión, Rahn dice que no espera que los robots reemplacen a los sacerdotes humanos.

"Los fieles no necesitan preocuparse de que el clero será reemplazado por máquinas", dijo. "No queremos robotizar nuestro trabajo en la iglesia, pero veamos si podemos traer una perspectiva teológica a una máquina y un mundo lleno de alta tecnología".