¿Predice este robot de ocho patas nuestros coches del futuro?

Un robot en forma de herradura con ocho patas es parte de un proyecto para desarrollar un vehículo robótico que pueda viajar en terreno irregular.

Ciencia

Cuando te imaginas el vehículo del futuro, es probable que imagines algo impulsado por energía solar que flote en el aire, pero ¿cómo te sentirías ser transportado en un carro autónomo que tiene la forma de un cangrejo herradura?

Te presentamos a Halluc IIx, la segunda iteración del proyecto Hallucigenia, que hizo su debut en el festival Ars Electronica en Linz, Austria que tuvo lugar del 3 al 7 de septiembre.

El objetivo del proyecto, en fase de desarrollo en el Centro de Tecnología de la Robótica Futura del Instituto de Tecnología de Chiba en Japón, es evaluar la relación entre la sociedad y el automóvil. Partiendo de ahí, el equipo espera avanzar en los principios básicos del vehículo ante un futuro siempre en movimiento y donde el espacio urbano es cada vez más limitado.

El proyecto lleva el nombre de Hallucigenia, una criatura profundamente peculiar conocida sólo por sus fósiles del periodo cámbrico que se encuentran en depósitos similares a los del Esquisto de Burgess en Canadá y China.

halluciix.jpg
El Halluc IIx, un robot de forma de cangrejo herradura, inspirado por fósiles cámbricos. Seiji Mizuno/FuRo

"Hallucigenia es un organismo que recibió ese nombre por los científicos fósiles debido a su forma extraña. Como resultado del gran florecimiento evolutivo, sólo un puñado de organismos sobrevivieron y se convirtieron en nuestros antepasados", explicó el proyecto original publicado en 2004.

"Hallucigenia murió sin dejar descendencia. Sin embargo, no hay duda de que los arquetipos de los organismos actuales son el resultado de varios experimentos. Este proyecto fue nombrado Hallucigenia con la esperanza de que los diseños experimentales puedan desencadenar la evolución de los nuevos diseños y podrían convertirse en los arquetipos para los vehículos del futuro".

Halluc IIx es la última versión del vehículo, basándose en un concepto original que es más similar a una camioneta llamada Hallucigenia01, que se desarrolló como el Halluc II. El Halluc IIx refina el diseño del Halluc II.

Un vehículo de ocho ruedas, puede realizar maniobras finas, como subir y bajar su cuerpo para atravesar terrenos difíciles, girando sus ruedas para moverse en cualquier dirección, e incluso transformándose en un robot que camina en ocho patas.

"El concepto de Halluc II, el segundo modelo del proyecto Hallucigenia, es de un vehículo para el futuro que puede coexistir con el entorno natural. Cuenta con un sistema nuevo con 56 motores, lo que facilita la posibilidad de viajar sobre superficies no pavimentadas y elimina la necesidad de la pavimentación", según el sito web FuRo.

"Se transforma en tres modos: vehículo, insecto y en modo de animal. La fusión de tecnologías humanoide de robot y la tecnologías automotrices realizó la movilidad sin precedentes de Halluc II".

La escala reducida del concepto Halluc IIx aún no está apta para el transporte de humanos, y es probable que demore mucho tiempo, ya que los autos autónomos aún no están ampliamente disponibles. Sin embargo, un futuro con estos bichos deslizándose por las calles de la ciudad es ciertamente un futuro magnífico.

Puedes leer más sobre el proyecto Hallucigenia en el sitio web de FuRo.