Este diminuto robot en forma de insecto puede volar, aterrizar y despegar de nuevo

Este pequeño robot utiliza fuerza electrostática para posarse sobre distintos tipos de superficie, de los que puede remontar vuelo de nuevo.

Los robots han sido capaces de volar. Pero los expertos en robótica quieren que alcance nuevas alturas: un robot que pueda posarse en distintas superficies y emprender vuelo. Este pequeño robot inspirado en la figura de un insecto creado por investigadores de MIT y la universidad de Harvard ha demostrado poder hacer esto precisamente.

El diminuto robot mide unos 20 milímetros de altura (menos del tamaño de una moneda de 25 céntimos de dólar), con una envergadura de 36 milímetros y un peso de 84 miligramos. Estas medidas presentan un reto interesante cuando se trata de posarse en una superficie. Existe un espacio limitado para las patas of agarraderas, y la capacidad de carga del robot es pequeña por lo que añadirle más peso podría inhibir su capacidad de vuelo.

Encabezado por Moritz Alexander Graule, de MIT, y Robert Wood, de Harvard, el equipo desarrolló una almohadilla adhesiva que utiliza una carga electrostática. La manera en como funciona se asemeja a adherir un globo a una pared después de frotarlo contra tu cabello. Esto ha permitido que el robot se adhiera a distintos tipos de superficies, como el vidrio, madera contrachapada y hojas, y levantar vuelo sin ningún inconveniente.

De acuerdo a la descripción presentada en el ensayo publicado en la revista Science, esta almohadilla de adhesión electrostática está confeccionada de gomaespuma para que el robot pueda adherirse a una superficie sin rebotar. Cuando el robot se acerca a una superficie, la almohadilla de adhesión se activa para posarse; para que el robot pueda remontar vuelo, la almohadilla se desactiva, lo que le permite al robot separarse de la superficie.

Por el momento, el robot es demasiado pequeño para volar sin cables, ya que una batería capaz de potenciar su vuelo sería demasiado pesada para el robot. Sin embargo, el sistema para posarse podría disminuir la necesidad de tener una batería de mayor tamaño. El poder de vuelo del robot es de 19 milliwatts, y su poder de posarse es de 6.9 microwatts para una superficie de vidrio.

Un robot de esta clase, por lo tanto, puede posarse sobre una superficie para ahorrar energía en vez de rondar o planear un espacio de forma indefinida. Esto significa que puede pasar más tiempo durante una misión y así encontrar un punto de observación óptimo para realizar misiones de vigilancia y mantenerse inmóvil hasta que se le requiera que cambie de posición.

Abajo puedes ver un video (en inglés) del robot en acción.

Close
Drag