CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Internet

Roberto Carlos nos mintió: es imposible tener un millón de amigos, según estudio

Deja de atormentarte pensando quienes tienen diez veces más contactos que tú en Facebook tienen más y mejores amistades. Un estudio revela que, en realidad, a la mayoría de nuestros 'amigos' en Facebook les tiene sin cuidado lo que nos pase.

Facebook Home

Los amigos de verdad son los mismos en línea que en la vida real: se cuentan con los dedos de una mano.

James Martin/CNET

Luego de tres semanas de arduo entrenamiento, dieta rigurosa y un esfuerzo descomunal por correr tres kilómetros alrededor de tu cuadra cada tercer día, has logrado tu meta de bajar dos kilos de peso. Embriagado por la emoción, te tomas una selfie trepado en la báscula, la lengua de fuera, gotas de sudor resbalándote por los cachetes lustrosos, tus dedos temblorosos en señal de victoria. No has terminado de recuperar la respiración cuando ya has subido la foto a Facebook con la leyenda: "¡Misión cumplida!".

Dos horas más tarde, tu post ha recabado la grandiosa suma de 15 likes y tres comentarios, incluyendo uno de tu tía Marcela, quien hasta hace dos años no sabía lo que era un correo electrónico y desde que se "sacó un Facebook" no hace más que darle like a todo lo que se le pone enfrente y compartir ella misma cadenas de oración y videos con títulos como "Biggest Fails of 2015" que, estás convencido, no vio en su totalidad, de lo contrario no los compartiría. El mensaje de tía Marcela dice: "Que orgullo hijo tu vales mucho saludos a tu mami".

Lo más raro de todo no es el post de tu tía Marcela, sino el hecho de que sólo 15 de las 380 personas que tienes como amigos en Facebook se han dignado felicitarte. Son los 15 amigos fieles de siempre, los que le dan like a prácticamente todo lo que pones, y también los que estuvieron en tu pasada fiesta de cumpleaños.

Llegados a este punto, tengo dos noticias para ti, una buena y otra mala. La mala es que probablemente a los otros 365 les da un poco igual que bajes o subas de peso; después de todo, la mayoría de ellos apenas te conoce. La buena es que no estás solo; esto le pasa, al parecer, a cualquier usuario de redes sociales, da igual que tenga 300 amigos o 3,000.

Si alguna vez ahí escuchaste a Roberto Carlos cantar eso de "Yo quiero tener un millón de amigos" y pensaste: "¡Sí, yo también!" Bueno, pues es hora de que lo sepas: Roberto Carlos nos mintió a todos. Científicamente hablando, pues.

El número Dunbar y las amistades de a deveras

El responsable del hallazgo es el antropólogo Robin Dunbar, quien, como reportó Engadget, ya antes había cobrado notoriedad por haber dado con el llamado número Dunbar, que muestra que, en la vida real, la gente sólo puede mantener unas 150 relaciones estables.

"Para su más reciente investigación", reportó Engadget, "Dunbar analizó un estudio de 3,375 usuarios de Facebook en el Reino Unido entre las edades de 18 y 65 años. En promedio estas personas tenían 150 seguidores pero dijeron que sólo podían contar con 4.1 de ellos durante una 'crisis emocional' y que sólo 13.6 de ellos alguna vez expresaron algún tipo de simpatía hacia ellos".

La investigación de Dunbar demostró que todos tenemos dos tipos de círculos de amistad, los que podríamos llamar los "íntimos" y luego los amigos "cercanos". El primero suele estar compuesto de más o menos de cinco personas, mientras que el segundo, de 15, pero, y esto es parte del hallazgo del estudio de Dunbar, estos no varían mucho entre la vida en línea y la vida real, independientemente del número de "amigos" o "seguidores" que acumules en tus redes sociales.

Luego, hay otro círculo más amplio, que es el que podríamos llamar de "conocidos", que en muchos casos podría llegar hasta 500. Pero son sólo eso, gente que conoces, con la que podrías hablar si te la encontraras alguna vez en la calle, pero eso no significa que los 500 van a tus fiestas de cumpleaños o te felicitan si bajas dos kilos de peso.

Tener 380 amigos en Facebook o 2.5k seguidores en Twitter no va a cambiar el hecho de que tus amigos de verdad, los que realmente se preocupan por ti, se pueden contar con los dedos de una mano.

Instagram sí; Facebook, no

Otros hallazgos interesantes de la investigación de Dunbar, que apareció originalmente en el sitio Web Royal Society Open Science, fueron:

- Quienes usan las redes sociales con mucha frecuencia no suelen tener más amigos en la vida real que quienes las usan sólo de vez en cuando.

- Las personas que participaron en el estudio y que tenían una red de contactos en línea inusualmente grande no tenían más amigos cercanos, sino que más bien eran proclives a agregar a gente a su círculo de manera más laxa, y si les llamaban "amigos" era porque las redes sociales no permiten etiquetar los contactos de manera distinta para distinguir entre "amigos" o "conocidos" o "colegas del trabajo" o "mis ex compañeros de la prepa a los que agregué con tal de que dejaran acosarme con solicitudes de amistad".

- Los usuarios jóvenes tienden a tener redes sociales en línea más grandes que los usuarios con más edad, pero en realidad sus círculos amistosos en la vida real suelen ser más pequeños que los de los de los adultos. Sin llegar a una conclusión, Dunbar hace notar en su estudio que es posible que ésta sea la razón por la cual los más jóvenes sean más propensos a alejarse de Facebook -- una red que constantemente está buscando que sus usuarios se hagan "amigos de otros amigos" -- y prefieran otras redes sociales como Snapchat, Vine o Instagram, donde la presión por incrementar el número de contactos no es tan fuerte.

- Tal vez el mayor hallazgo del estudio, sin embargo, es que acaba con el mito de que las redes sociales nos darían la oportunidad de mantener e incrementar nuestros círculos amistosos, rompiendo las barreras de tiempo y espacio que la realidad física nos impone. "Dado que la gente encuentra de manera general las interacciones digitales (incluyendo el teléfono, así como la mensajería instantánea y otros medios sociales basados en textos) menos satisfactorias que las interacciones cara a cara, podría ser que las reuniones cara a cara se necesiten de vez en cuando para evitar que las amistades, en particular, se vayan disolviendo".