guía de compras navideñas

Rich Riley, CEO de Shazam: 'Los Slim piensan a futuro'

El presidente ejecutivo de Shazam nos habló sobre el potencial de su app en Latinoamérica y su relación con la familia del magnate mexicano.

rich.jpg
Rich Riley, presidente ejecutivo de Shazam, habló con CNET en Español durante el Mobile World Congress.Foto de Crédito: Shazam
 

Es bueno tener amigos muy conectados, sobre todo si ponen a tu disposición 265 millones de clientes potenciales.

Para Rich Riley, presidente ejecutivo de la aplicación de reconocimiento de música Shazam, la amistad en cuestión es su relación estratégica con el magnate millonario Carlos Slim.

América Móvil, la empresa de telefonía móvil controlada por Slim, invirtió US$40 millones en Shazam en julio de 2013, algo excepcional, porque el magnate mexicano ha realizado muy pocas inversiones de este calibre en startups de tecnología – si no que la única.


Riley describe esa amistad como una relación estratégica entre América Móvil y Shazam que conecta muchos de los intereses en el espacio digital entre la empresa de tecnología de fama mundial y la empresa del magnate mexicano de las telecomunicaciones.

Riley, quien habló con CNET en Español en el marco del Mobile World Congress 2014 en Barcelona, estuvo presente en la congreso para presentar el rediseño de su aplicación, algo que se había anunciado recientemente.

Ser socio de América Móvil en Latinoamérica no es poca cosa. Según el sitio web de la empresa, ésta ostenta 265 millones de clientes móviles en 18 países de la región.

“Nos emociona traer esta innovación a los suscriptores de América Móvil en lo que continuamos a diferenciar aún más nuestros servicios como los líderes del mercado en América Latina”, dijo Carlos Slim en un comunicado cuando se anunció esa inversión.


La relación, dice Riley, tiene dos aristas: es una relación comercial en la que América Móvil representa a Shazam en América Latina en la venta de publicidad y, aún más importante, incluye la precarga de la aplicación en los dispositivos de la firma de telecomunicaciones. Las precargas, dijo Riley, comenzaron apenas este este año, por lo que aún no tiene una idea de los resultados.

“Los Slim tienen operaciones móviles gigantes y Shazam es una empresa cuya operación es totalmente móvil, y es una plataforma móvil que se puede extender a la televisión”, dijo Riley, lo cual está alineado con los intereses de la familia Slim.

Riley dice que la oportunidad de Shazam en América Latina se ve afectada por la adopción de teléfonos inteligentes. (Shazam sólo funciona en plataformas móviles). En 2012, la penetración alcanzaba el 20 por ciento de la población, y se espera que para 2017 llegue al 44 por ciento, según la GSMA, la entidad que organiza el MWC. “Definitivamente hay crecimiento ahí”, dijo Riley, pero no dio cifras exactas de su negocio en Latinoamérica.

Asimismo, en cuanto al mercado hispano en Estados Unidos, Riley dijo que aunque no conoce los datos precisos, “somos muy populares” en ese segmento. “Creo que estamos por arriba de la media con los hispanos”.

Desde su adopción masiva que la ha hecho una de las aplicaciones multiplataforma más descargadas y populares en todo el mundo, Shazam ha sido conocida como la aplicación que reconoce la música. Hoy ostenta 420 millones de usuarios en 200 países, que alcanza 80 millones de usuarios activos al mes. Según la empresa, el crecimiento actual es de 13 millones de nuevos usuarios por mes.

shazam.jpg
Riley presentó el nuevo diseño de Shazam en MWC, que incluye acceso rápido a las letras de las canciones y sugerencias especiales.Foto de Crédito: Shazam


A Riley no le molesta ser señalado por hacer una cosa muy bien: reconocer qué canción estás escuchando. Basta presionar el gran botón azul de el app (“nuestra función distintiva”, dijo) para que la tecnología de Shazam busque entre más de 300 millones de canciones para detectar la “huella de sonido” de esa canción específica.

Shazam no reconoce, por ejemplo, cuando una persona tararea y silba una melodía, porque el sistema busca la correspondencia exacta: esa grabación específica por ese artista. “Incluso si Justin Timberlake le cantara directo al app, no lo reconocería porque no corresponde a la huella de la grabación que tenemos”.

“No lo hemos hecho”, dijo Riley en relación al reconocimiento de melodías tarareadas, “porque hemos decidido poner los recursos de ingeniería en otras cosas”.

Sin embargo, explica, el idioma no es un problema, porque lo importante es registrar la huella del sonido, lo cual se puede hacer con cualquier lenguaje, música o grabación auditiva. Lo importante es tenerlo en la base de datos. El reto es conseguir esas grabaciones.

shazamlogo.jpg

 

Para ello, Shazam trabaja con las disqueras y los artistas. A diferencia de Pandora o Spotify, Shazam no paga regalías, en principio porque no reproduce la canción completa. Además, dijo Riley, “generamos más de US$300 millones en ventas de música descargable el año pasado”.

Parte de la estrategia a futuro no es pelear con la noción de ser el app de reconocimiento de música, sino extenderse a otros sectores, sobre todo la televisión. “Donde la televisión y la música se juntan”, como lo describió Riley. Según él, Shazam fue utilizado 1.1 millones de veces durante la transmisón de TV de los últimos Grammys.

“Siempre queremos ser la mejor app de reconocimiento de música”, dijo, pero también quieren evolucionar hacia el descubrimiento, las compras, los conciertos y la TV. Y para eso, el dinero de Slim será de gran ayuda.

Tampoco le molestaría, seguramente, crecer sustancialmente en América Latina y el mercado hispano. De hecho, dijo Riley, la empresa ya ha tenido conversaciones con Univisión y Telemundo, aunque no dio detalles.

Riley, quien creció en Austin, Texas y reside en la ciudad de Nueva York, dijo que irá a México un promedio de dos veces al año. “Ha sido maravilloso trabajar con América Móvil”, dijo. “Nos tratan como parte del grupo”.

“Estoy muy impresionado con América Móvil. Los Slim tienen una forma de pensar a futuro”, finalizó.