Resumen semanal de 'Game of Thrones': Episodio 9 de la sexta temporada

La cita de la semana, la más divertida de la temporada, el momento más emotivo y el nivel de violencia en el penúltimo episodio de la sexta temporada del 'show' de HBO.

Sólo queda un episodio para que finalice la sexta temporada de Juego de tronos y las cosas están cada vez más emocionantes. Ya hemos podido ver algunas conclusiones para las tramas y problemas de ciertos personajes. Te lo contamos todo a continuación pero, como siempre, ojo si todavía no has visto el episodio porque abundan los spoilers.

Quién murió: Una barbaridad de gente. Y es que el episodio arrancó con sonidos de explosiones y el asedio a la ciudad de Meereen. Khaleesi no escatimó en recursos y voló sobre el lomo de Drogon, mientras sus otros dos dragones eran liberados, para quemar una parte de la flota de los dueños de esclavos y conseguir que se rindieran. Su gente se encargó de matar a dos de los tres jefes de los esclavistas y asegurarse la fidelidad del que dejaron con vida.

En la batalla de los bastardos murieron muchos de los hombres de Ramsay Snow. Y demasiados de los de Jon Snow, el gigante del Pueblo Libre estuvo entre ellos. Por un momento todo parecía indicar que los creadores de la serie iban a atreverse incluso a matar al bastardo de los Stark por segunda vez. Por suerte no fue así. El que sí que pereció fue Rickon Stark, a manos de Ramsay. Pero Sansa sabía que su hermano estaba condenado por ser demasiado importante: un hijo varón legítimo de Ned Stark. Al fin y al cabo Jon es sólo un bastardo y ella sólo una chica.

Aunque la muerte más esperada de todas fue la de Ramsay. Hubo un instante en el que Jon, en pleno ataque salvaje, casi llega a matarlo con sus propias manos. Pero al notar la presencia de Sansa se controló. Nos quedamos con la media sonrisa de la pelirroja al dejar que los perros hambrientos de Ramsay se comieran a su propio amo.

gots693.jpg

Littlefinger y Sansa viendo cómo las tropas de él salvan a los hombres de Jon Snow.

Foto de HBO

Nivel de violencia: El más elevado de la temporada. Hubo de todo: batallas sangrientas con referencias medievales y romanas en las que los cadáveres se apilaban, cabezas rebanadas saltando por los aires, batallas mano a mano con mordiscos a la yugular, héroes enfurecidos que parecían haber perdido todo ápice de humanidad y control, perros de caza echando los dientes a una cara...

Momento más sexy: Yara y Theon Greyjoy están ante Daenerys proponiéndole darle su apoyo y 100 embarcaciones si a cambio ella ayuda a Yara a recuperar el trono de las Islas del Hierro. Y le explican que su tío Euron le va a ofrecer el mismo trato, con el añadido y la exigencia de casarse con Khaleesi a cambio. La reina de pelo platino quiere saber si ellos también tienen exigencias. "Yo nunca exijo pero me apunto a lo que sea", responde Yara dejando entender que no le importaría ahondar su conocimiento de Khaleesi y echándole una mirada de lo más sugerente a la reina. Sin duda, el momento más divertido y uno de los más sexy de esta temporada en Juego de tronos.

Mejor cita del episodio: "Vamos a dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos", le dice Khaleesi a Yara en esa misma conversación, refiriéndose a que los padres de ambas empeoraron el mundo que gobernaron pero que ellas no lo harán.

Mención especial para el "Vas a morir mañana Lord Bolton, duerme bien" salido de los labios de Sansa mientras negociaban los términos de la batalla de los bastardos. Entonces pudo parecer que la Stark estaba siendo poco realista. Por suerte no fue así y sus palabras se convirtieron en premonitorias.

Momento más emotivo: Sansa y Jon discutieron, con la misma intensidad que suelen hacerlo los hermanos, sobre sus desacuerdos ante la batalla que les esperaba contra Ramsay. Ella quería haber esperado a tener más soldados en su ejército y lo advirtió: "Si Ramsay gana, no volveré allí viva". Algo que Jon respondió con un: "No dejaré que nunca vuelva a tocarte. Te protegeré, te lo prometo". A pesar de que ella dijera que no necesitaba que nadie la protegiera, fue un momento de lo más tierno entre ambos. Luego se acabó viendo que tuvo que ser Sansa quien protegiera a Jon con las tropas de Littlefinger... pero eso ya es otro tema.

gots6-92.jpg

Khaleesi y su equipo a punto de hablar de los términos de la rendición de los dueños de esclavos, aunque ellos no acaben de ser conscientes de que van a rendirse.

Foto de HBO

Tema de la temporada: Una serie que en años anteriores ha tenido que defenderse contra acusaciones de machismo y misoginia se está redimiendo esta temporada. Los dos únicos integrantes de la familia Stark que parecen tener un mínimo de sentido común e inteligencia son Arya y Sansa. Jon se dejó enrabiar por los trucos de Ramsay y cayó de pleno en su trampa. De no haber sido porque su hermana se encargó de asegurarse la ayuda de Littlefinger, Jon hubiera perecido a manos de Ramsay.

Khaleesi lleva desde finales de la temporada pasada demostrando que a dura no la gana nadie y ahora se ha asociado con Yara, otra mujer fuerte y que rompe tópicos.

Quién avanzó en su lucha por el poder: Una semana más Khaleesi, que ahora cuenta con las embarcaciones de los esclavistas. Como les dice Tyrion a los dueños de esclavos caídos: "Gracias por la flota, a nuestra reina le encantan los barcos". Además de los que le traen Yara y Theon.

Jon y Sansa, que han recuperado Winterfell. Y por lo que se puede deducir en el avance del próximo capítulo es posible que Littlefinger le proponga matrimonio a la hermana mayor de los Stark. Y eso le podría reportar a un más poder.

Qué podemos esperar en el próximo capítulo: El juicio de Loras y Cersei. Más desavenencias entre Jon y Sansa, él la advierte de que tienen muchos enemigos y deben confiar el uno en el otro. Y Tyrion seguirá aconsejando a Khaleesi en sus asuntos bélicos y políticos, ahora que la reina a pasado a las grandes ligas.

Close
Drag