Resumen semanal de 'Game of Thrones': episodio 6 de la sexta temporada

El hurto de la semana, la escena más sexy, la reaparición de un personaje que creíamos muerto y un nuevo momento icónico conforman el sexto de la sexta de la serie insignia de HBO.

Te traemos nuestra nueva recopilación semanal de todo lo ocurrido en el sexto capítulo de la sexta de Juego de Tronos. Fue un episodio que ha respondido a la norma de este año de hacer avanzar la acción y regalarnos un momento o dos de extrema sorpresa. Te contamos cuáles fueron...

Quién murió reapareció: Benjen Stark, el hermano de Ned y miembro de la Guardia de la Noche. Todos le creíamos básicamente muerto desde la primera temporada. Benjen salva a Meera y a su sobrino Bran de los caminantes blancos y luego les explica que estuvo a punto de morir y convertirse en un caminante blanco pero los niños del bosque lo evitaron clavándole vidriagón en el corazón. Intuimos que toda esta información y mitología serán importantes más adelante. Desde ese momento, Benjen ha servido al Cuervo de tres ojos y le dice a Bran que tiene que estar preparado cuando el Rey de la Noche lo encuentre. Bran es ahora el nuevo Cuervo de tres ojos.

Nivel de violencia: Teniendo en cuenta que el ejército de la familia Tyrell finalmente no tuvo que entrar al Gran Septo matando a todos los gorriones que se antepusieran en su camino, el nivel de violencia es bajo en realidad. El Gorrión Supremo se apuntó una victoria al eximir a Margaery de su expiación pública en las calles por haber reclutado ella nada menos que al rey Tommen para la Fe de los Siete. El Gorrión Supremo anunció una alianza bendita entre la corona y la fe. Y Jaime Lannister básicamente no pudo creerse lo que estaba pasando.

Momento más sexy: Jaime y Cersei maquinando en contra de todos sus enemigos. Él muy enfadado porque la Fe le ha lavado el cerebro al hijo de ambos y ella intentando calmarlo y diciéndole aquello de: "Siempre hemos estado juntos. Siempre estaremos juntos. Somos las únicas dos personas en el mundo". Y luego dando paso al típico beso incestuoso entre dos de los actores más atractivos de Game of Thrones. Una pena que en la serie últimamente anden muy recatados con las escenas de sexo y cortaran la secuencia antes de que ninguno de los gemelos Lannister tuviera tiempo de quitarse la ropa.


Momento más emotivo: Sam decidiendo que no va a dejar a Gilly y a su hijo con su familia en Horn Hill. Regresando al cuarto de ella cuando ya se había despedido de ambos y diciéndole que tienen que estar juntos. Nos quedamos con el momento en el que Sam decide robar la espada de acero valyrio de su familia y llevársela. Intuimos que él puede acabar dándole mucho más uso que teniéndola expuesta en Horn Hill, por aquello de que Sam puede tener que acabar matando a más de un caminante blanco...

Aunque tal vez el momento realmente más emotivo del capítulo fue el retorno de Arya Stark. Sabíamos que iba a acabar sucediendo tarde o temprano. La más rebelde de los Stark renunció definitivamente a ser la chica sin nombre cuando evitó que la actriz que tenía que matar, Lady Crane, bebiera el veneno que ella misma le había puesto. Advirtiéndola además de que la otra actriz de la compañía de teatro la quería ver muerta. Después de eso Arya recuperó su espada Aguja (Needle) y se dispuso a esperar. Sabe que la otra chica sin nombre le tiene ganas.

Mejor cita del episodio: A falta de Tyrion en este episodio, nos quedamos con una cita de Margaery Tyrell diciéndole a Tommen: "No es fácil admitir ante ti mismo quién eres realmente. A mí me ha llevado tiempo". Lo de la conversión religiosa de Tommen nos lo creemos. El rey de los Siete Reinos es el Lannister menos malicioso y más influenciable que hayamos conocido. La conversión de Margaery ya es otro tema y nos la vamos a tomar con bastante escepticismo.

gots6-6-2.jpg

Daario y Daenerys justo antes de que ella presienta la presencia de uno de sus dragones.

Foto de HBO

Quién avanzó en su lucha por el poder: Una semana más, Khaleesi. Por si los Dothraki no adoraban ya lo suficiente a la reina de pelo plateado, verla aparecer volando montada en el dragón Drogon sólo ha incrementado su voluntad de servirla en su sed por conquistar los Siete Reinos. Tommen debería ir preparando ya el equipaje porque en cuestión de carisma no tiene nada que hacer contra Daenerys.

Qué podemos esperar en el próximo capítulo: Que Jaime se vea las caras con Blackfish, el tío materno de los Stark que ha reconquistado Riverrun. Que Sansa, Jon y el nuevo peinado de éste consigan avanzar en su conquista de Winterfell. Ver cómo siguen las cosas en el Desembarco del Rey con la secta de los gorriones cada vez más poderosa. Que esa extraña pareja formada por Varys y Tyrion reaparezca, los hemos echado inmensamente de menos esta semana.

Close
Drag