CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Resumen semanal de 'Game of Thrones': episodio 4 de la sexta temporada

La mejor cita, el momento más sexy, el más emotivo y la nueva muerte de la serie de HBO.

Una semana más te traemos nuestro resumen semanal del cuarto episodio de la sexta temporada de Game of Thrones. Quedas avisado de que está lleno de spoilers.

Quién murió: Osha a manos de Ramsay Bolton. Y en ese momento nos dimos cuenta de que en realidad Joffrey le había cedido su título de sádico más odiado de Game of Thrones hacía tiempo al bastardo de los Bolton.

Nivel de violencia: Bajo en realidad. Bueno, eso si el hecho de que Daenerys incendiara vivos a una docena de khals impertinentes nos parece poco. Pero hay algo casi hipnótico en la capacidad que tiene Khaleesi de cargarse gente sin derramar ni una gota de sangre y luego salir de las llamas ilesa.

Momento más sexy: El nuevo peinado de Jon Snow. Nunca nos habíamos imaginado que los rizos recogidos le fueran a quedar tan bien al bastardo de los Stark. El otro momento más sexy fue el modelito de dos piezas y cintura desnuda de Missandei.

Oh, y tenemos que hablar de esas miradas más que insinuantes que el gigante pelirrojo Tormund se atrevió a echarle sin ningún tipo de disimulo a la gigante rubia Brienne.

gots6-4.jpg

El emotivo reencuentro entre Sansa y Jon.

HBO

Momento más emotivo: El reencuentro de Jon y Sansa en el Muro y su abrazo. Sabíamos que hasta el momento ninguno era el hermano preferido del otro pero el abrazo de los Stark fue muy sentido. Era la primera escena que ambos personajes tenían juntos y solos en toda la serie y nos gustó que por fin le pasara algo bueno a la familia de Winterfell. Esperemos que puedan reunirse con Rickon pronto.

Mejor cita del episodio: Sansa le explica a Jon que hay un único lugar al que pueden ir: a su casa, a Winterfell, de donde nunca deberían haberse ido. Jon se excusa diciendo que está cansado de luchar. Ha luchado demasiado y ha perdido. Y ella lo remata con un: "Si no reconquistamos el norte nunca estaremos a salvo. Quiero que me ayudes o lo haré yo sola si tiene que ser así". Nos gusta mucho esta nueva Sansa.

Nos quedamos con eso y el siempre sabio Tyrion y su: "Hacemos las paces con nuestros enemigos, no con nuestros amigos", al intentar justificar sus conversaciones con los esclavistas de las ciudades liberadas por Daenerys.

Mención especial para el momento en el que Daario le insinúa a Jorah que está tan viejo que difícilmente podría saciar los apetitos sexuales de Daenerys. "No creo que puedas montar al dragón. Hace 20 años tal vez...", le espeta.


Quién avanzó en su lucha por el poder: Daenerys. No sólo tiene a un ejército de Inmaculados liberados de la esclavitud a su servicio. Acaba de hacerse con el comando de los Dothraki. Oh, y tiene tres dragones asalvajados, claro.

En bastante menor medida, Yara Greyjoy. Su hermano Theon ha acudido a ayudarla en su lucha por el gobierno de las Islas del Hierro.

Cersei y Jaime parecen haberse puesto por fin de acuerdo con los Tyrell para intentar recuperar a Margaery y Loras y deshacerse del Gorrión Supremo y sus fieles y fanáticos seguidores.

Qué podemos esperar en el próximo capítulo: Ver el enfrentamiento entre Sansa y Littlefinger. Ha sido una delicia poder volver a ver las maquinaciones de Petyr Baelish en este capítulo. Según el avance para la próxima temporada, también veremos a Arya y asistiremos a nuevas visiones de Bran.

Con un poco de suerte volveremos a tener un episodio donde sí pasen cosas, como el de esta semana (algo que no necesariamente siempre pasa en Juego de tronos) y asistiremos al avance de Sansa y Jon por recuperar Winterfell. Que le eche Melisandre una maldición o algo a Ramsay por favor...

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO