CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Game of Thrones: Resumen del episodio 6 de la temporada 8

[Resumen] Nuestro 'recap' del capítulo final de la octava temporada y de la serie, en el que te contamos cómo concluyó la historia de 'Juego de tronos'.

game-of-thrones-season-8-episode-6-tyrion-debris

Tyrion en una escena del inicio del episodio final de 'Game of Thrones'

HBO

La serie Game of Thrones llegó a su final, en un episodio en el que sucedieron muchos acontecimientos que se esperaban y que dio cierre al arco de los personajes del popular show de HBO. Aquí reunimos los momentos esenciales del capítulo, que de seguro mantendrá a los fanáticos debatiendo durante meses sobre si satisfizo sus expectativas.

El momento más emotivo: El episodio -- escrito y dirigido por los creadores de la serie, David Benioff y D.B. Weiss -- tiene lugar, en su primera media hora, en los momentos inmediatos a que Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) destruyera King's Landing con las llamaradas de Drogon. Son momentos de mucho silencio, en el que es palpable el miedo en los rostros de Tyrion Lannister (Peter Dinklage), Jon Snow (Kit Harington) y Arya Stark (Maisie Williams).

¿Cuál será la reacción de Daenerys al verlos? ¿Cómo justificará lo que hizo? Tyrion desciende a los sótanos de la Fortaleza Roja y descubre, entre los escombros, los cuerpos de sus hermanos Jaime y Cersei. Tyrion llora y se convence de que no puede seguir sirviendo a Daenerys.

En las escaleras de la Fortaleza Roja, con el estandarte Targaryen ondeando al viento, Daenerys confronta a Tyrion y ordena ponerlo prisionero por traición. "Sí, liberé a mi hermano. Y tú masacraste a una ciudad", le responde Tyrion, antes de arrojar la insignia de la Mano de la Reina.

La mejor toma: El episodio final fue una joya visual en su primera media hora. Destacó, en especial, el encuadre en el que se ve a Daenerys emergiendo de la Fortaleza Roja y las alas de Drogon, detrás de ella, simulan que la propia reina tiene alas. Una metáfora de Daenerys, la madre de los dragones, que llega a Westeros para imponer su poder a sangre y fuego.

HBO

Una muerte esperada: Pocos ponían en duda que Daenerys sobreviviría al episodio, luego de haberse revelado como la Reina Loca y haber asesinado a cientos de miles de personas. Pero, ¿quién sería el responsable de matarla? Al final fue Jon Snow, quien es convencido por un Tyrion prisionero de que debe hacer lo correcto. Esta conversación entre Jon y Tyrion sienta las bases para justificar ante los espectadores por qué no hay otra solución que detener a Daenerys, quien ha prometido liberar a todos los pueblos del mundo.

Es así que Jon confronta a Daenerys en el derruido salón del trono de la Fortaleza Roja. Daenerys le pide a Jon que la ayude a cumplir su misión. Jon la abraza y le dice "Eres mi reina y lo serás siempre". Luego la besa y, en ese momento, le clava una daga en el corazón. Daenerys Targaryen murió a los 35 minutos del episodio..

Adiós al Trono de Hierro: Claro, Drogon percibe que algo malo le ocurre a Daenerys. Desciende en el salón del trono y, cuando todos pensábamos que iba a "rostizar" a Jon Snow, Drogon dirigió su furia y sus llamaradas al Trono de Hierro, derritiéndolo. A continuación, tomó a Daenerys en sus garras y salió volando, con rumbo desconocido.

HBO

La elección de un rey: Luego de dos semanas en prisión, Tyrion es conducido por Gusano Gris -- a quien ahora llaman por su nombre en valyrio, Torgo Nudho -- al Pozo del Dragón (Dragon's Pit) en King's Landing, donde están reunidos los representantes de las casas más importantes de Westeros, así como algunas figuras importantes. 

Están los hermanos Stark -- Sansa, Bran y Arya -- acompañados de Sam Tarly, Davos Seaworth y Brienne of Tarth, junto a Robin Arryn (Lino Facioli), Gendry Baratheon (Joseph Dempsie), Edmure Tully (Tobias Menzies), Yara Greyjoy (Gemma Whelan) y representantes de otras regiones, como Dorne.

Todos debaten sobre cuál será el destino de Jon -- Torgo Nudho y Yara Greyjoy piden que reciba la pena capital -- y quién será el nuevo rey de los Siete Reinos. Sam Tarly propone un gobierno similar al de una república democrática, lo que genera las risas de todos los presentes. 

Se impone, al final, la idea de que haya un rey y Tyrion propone a Bran el Tullido (Bran the Broken), en un discurso que reivindica el valor de la historia y de la memoria como el elemento que une en realidad a las personas. Al ser evidente que Bran no podrá dejar herederos, se acuerda que se mantendrá un Consejo del Reino, integrado por las casas principales de Westeros, quienes elegirán un sucesor cuando el rey electo muera.

Tyrion, sabiendo que Bran no quiso ser el Señor de Winterfell, le pregunta si aceptará ser rey de Westeros. A lo que Bran le respondió: "¿Por qué crees que vine aquí?" Y lo nombra Mano del Rey. Tomando en cuenta que los dos monarcas anteriores a los que Tyrion sirvió como Mano del Rey están muertos, no sabemos si esta es una buena decisión de Bran.

El Norte se independiza: Viendo como en la vida real los conflictos separatistas son tan polémicos y difíciles, causa sorpresa que Sansa Stark (Sophie Turner) plantea que debido a que el Norte sufrió tantas bajas y penurias en su lucha contra el Rey de la Noche, lo justo es que se convierta en un reino independiente a Westeros. El nuevo rey, Bran, lo concede sin pestañear. Y ninguna otra casa de Westeros protesta en absoluto la secesión norteña.

Mejor cita: Cuando Yara Greyjoy insiste en que Jon Snow debe morir por haber asesinado a Daenerys, Arya Stark la amenaza diciéndole que si vuelve a proponerlo le cortará el cuello. Hasta ahí llegó el tema. La condena de Jon es enviarlo al Muro, para que sirva nuevamente en la Guardia Nocturna.

HBO

Mejor despedida: La de Jon Snow al despedirse de sus hermanos, en el muelle de King's Landing, para dirigirse a Castle Black.

Peor despedida: La cara que Gusano Gris/Torgo Nudho le dirige a Jon Snow en el muelle de King's Landing. Los Inmaculados abandonan Westeros, rumbo a Naath, lugar al que Missandei le había pedido a Gusano Gris que la llevara una vez terminara la guerra.

Mejor caligrafía: La de Brienne of Tarth (Gwendoline Christie), quien es nombrada comandante de la Guardia Real en King's Landing. Brienne es la encargada de culminar la biografía de Jaime Lannister en el libro de la Guardia Real.

El momento de humor: Cuando sesiona por primera vez el consejo asesor del rey, presidido por Tyrion, como Mano del Rey, pero al que también pertenecen Ser Davos, como consejero naval; Bronn, nuevo señor de Highgarden, como consejero de las finanzas (su primera propuesta es reconstruir los prostíbulos de King's Landing); Brienne, como comandante de la Guardia Real; y Sam Tarly, como nuevo archimaestre, vestido ya con sotana y cadenas.

Una de las sorpresas de esta escena es que Sam presenta a Tyrion un libro llamado A Song of Ice and Fire, que recuenta la historia desde la rebelión de Robert Baratheon hasta la designación de Bran Stark como rey. Tyrion pregunta si el libro presenta una imagen desfavorable de su persona, y Sam le responde que ni siquiera lo mencionan.

Quién murió: La verdad es que para ser el episodio final de Game of Thrones, casi no hubo muertes. La única relevante fue la de Daenerys Targaryen, asesinada por Jon Snow. 

Quién avanzó en su lucha por el poder: Los Stark, sin duda. Bran el Tullido (Bran the Broken) fue elegido rey de Westeros y Sansa Stark fue designada como la Reina en el Norte. Tyrion también ascendió, pues conservó el título de la Mano del Rey. Pero también es justo decir que ya no hay Trono de Hierro, por lo que pareciera que las casas de Westeros aspiran a tener décadas en paz tras lo sufrido.

Un final al estilo Stark: La serie culminó con un montaje que puso el foco en los Stark: Sansa siendo coronada como reina en el Norte; Arya, en un barco con velas y mascarón de proa con la insignia de un lobo, rumbo a las misteriosas aguas del oeste de Westeros. Y Jon Snow partiendo más allá del Muro, con Tormund, Ghost y el resto de la gente libre o salvajes.

Pero bueno, entendemos si el final de este episodio te ha dejado un poco descolocado. No eres el único. Y sí, las redes sociales ya están reaccionando.