¿Qué es la refrigeración líquida y cómo ayuda a los 'smartphones'?

Los Lumia 950 y 950 XL utilizan la tecnología para enfriar el procesador Snapdragon 810. Pero, en términos sencillos, ¿cómo nos beneficia esta tecnología? Aquí te lo contamos.

Los dos nuevos Lumia utilizan un procesador Snapdragon 810 de Qualcomm, pero Microsoft tiene la solución al sobrecalentamiento del SoC. Sarah Tew/CNET

Los procesadores móviles se están asemejando bastante en velocidad y arquitectura a los procesadores para computadoras.

Desafortunadamente, por el menor tamaño de un teléfono, mantener el procesador y el resto de los componentes internos de un smartphone a una temperatura aceptable y no peligrosa -- para el usuario y el dispositivo -- se torna complicado. Ahí es donde entra la tecnología de refrigeración líquida, una práctica que ayudaría a enfriar los dispositivos móviles.

El problema con los teléfonos móviles es que su pequeño cuerpo no deja espacio para colocar ventiladores convencionales, como los de las computadoras. Normalmente, se utilizan láminas sobrepuestas que transforman el calor en vibraciones imperceptibles para el usuario y que se disipan paulatina y lentamente.

La refrigeración líquida, algo que ya se presentó en 2013 a manos de la fabricante asiática NEC y su teléfono X N-06E, presenta una solución a estas láminas y la refrigeración tradicional.

Asimismo, la compañía tecnológica Fujitsu, en marzo de 2015, desveló el primer dispositivo de enfriamiento por líquido para dispositivos pequeños.

Así funciona el dispositivo de refrigeración líquida. Fujitsu

El dispositivo consiste de un vaporizador y condensador conectados por un tubo para disipar el calor. El fluido se encapsula dentro del tubo conector y cumple la función de refrigerante que al entrar en contacto con el procesador (o cualquier otro componente) se evapora. Una vez que el componente se enfría, el vapor se condensa para regresar a su estado líquido y circular otra vez para enfriar el componente interno en caso de calentamiento.

Fujitsu dijo que el principio de enfriamiento es muy similar a cuando se riegan con agua las calles en temporadas de golpes de calor.

Desde la aparición del teléfono de NEC, el tema de la refrigeración líquida se había mantenido en pausa, y es hasta ahora que los procesadores y su calentamiento vuelven a ser tema de importancia. A principios de año, la fabricante de procesadores Qualcomm tuvo un problema con su procesador Snapdragon 810 que sufrió de calentamiento exagerado.

Si bien fabricantes como LG y HTC optaron por saltarse el 810 y utilizar otros procesadores, Microsoft colocó el Snapdragon 810 en sus nuevos Lumia 950 y Lumia 950 XL -- presentados el 6 de octubre. Ambos teléfonos, para no sufrir del calentamiento por el alto poder del Snapdragon 810 cuando estos lleguen a las tiendas en noviembre, utilizan la tecnología de refrigeración líquida.

Close
Drag

Es poco probable que Microsoft utilice el dispositivo diseñado por Fujitsu, pues la gigante asiática dijo que su tecnología entraría a producción masiva en 2017. Sin embargo, la práctica y finalidad es la misma -- enfriar el procesador y los componentes internos.

Con el aumento de la velocidad y poder de los procesadores móviles y mientras más tareas se puedan lograr en los teléfonos inteligentes, es muy probable que la refrigeración líquida haya llegado para quedarse como pieza fundamental en los teléfonos inteligentes de gama alta. Los Lumia 950 y 95o XL, por ejemplo, tienen la función Continuum, que permite conectarles un teclado, ratón y monitor para emplear el celular como CPU y convertirlo, gracias a los periféricos conectados, en una computadora con Windows 10.

Close
Drag