guía de compras navideñas

Así afectan las redes sociales a nuestro cerebro

¿Es posible volverse un adicto a las redes sociales? Este video (en inglés) demuestra cómo las redes sociales están cambiando nuestro cerebro.

En un mundo tan conectado como en el que vivimos, las redes sociales se han convertido ya en parte fundamental de nuestras vidas. Recurrimos a sitios como Facebook o Twitter para informar de nuestras andadas a nuestros amigos y familiares y, a la vez, seguimos lo que hacen ellos ahí. Caminamos con nuestras cabezas enterradas en nuestros smartphones (a veces con consecuencias dolorosas), escribiendo, tagueando, leyendo y revisando nuestros feeds.

Pero ¿qué impacto tienen las redes sociales con nuestro cerebro?

Ésa es la pregunta que busca contestar AsapSCIENCE con su más reciente video (en inglés) -- y lo que encontró probablemente no te va a sorprender. El Internet es adictivo -- entre un 5 por ciento y 10 por ciento de todos los usuarios de la web no son capaces de controlar el tiempo que pasan pegados a las pantallas de sus gadgets.

Esta adicción impacta nuestro cerebro de una forma muy similar a como lo hacen el alcohol y las drogas, explica el video, con una reducción significativa de la anisotropía fraccional en varias partes de la materia blanca, según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Y, además, los usuarios más activos de los medios sociales suelen ser malísimos en multitasking, desempeñándose peor que los usuarios más casuales de las redes sociales, según sugiere otro estudio. Los usuarios más activos de las redes sociales son más propensos a cambiar de una tarea a otra, y parecen ser menos aptos para filtrar información irrelevante --o no esencial-- cuando están haciendo varias cosas a la vez.

Pero los medios sociales no son del todo malos. Según este mismo video, las redes sociales resultan en un aumento de los niveles de dopamina, una sustancia química que cumple ciertas funciones, incluyendo el hacernos sentir contentos.

Con la colaboración de Laura Martínez.