CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Política

Reconocimiento facial de Amazon puede llegar a manos de ICE –y los empleados protestan

Empleados de la empresa envían una carta a Jeff Bezos protestando por el mal uso que puede dar el Estado a su tecnología.

gettyimages-520695280.jpg

El presidente ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, recibió una carta de sus empleados, quienes rechazan el uso de sus tecnologías para la vigilancia de estado.

Brent Lewis, Denver Post via Getty Images

Los trabajadores de Amazon han escrito una carta al presidente ejecutivo, Jeff Bezos, pidiéndole que deje de vender software de reconocimiento facial a las fuerzas del orden de los Estados Unidos.

En la carta, que fue reportada por primera vez por Gizmodo, los empleados describieron sus temores sobre cómo la aplicación de la tecnología Rekognition sería utilizada por el Servicio de Inmigración y Aduanas y el Departamento de Seguridad Nacional en el clima político actual.

"Frente a esta política inmoral de Estados Unidos, y el tratamiento cada vez más inhumano de los refugiados e inmigrantes por parte de Estados Unidos más allá de esta política específica, estamos profundamente preocupados de que Amazon esté implicada, proporcionando infraestructura y servicios a ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) y a DHS (Departamento de Seguridad Nacional)", escribieron.

La carta se hace eco del impulso reciente de la ACLU (Unión estadounidense por las libertades civiles) contra Bezos: la organización de libertades civiles presentó el lunes una petición firmada por representantes de casi 70 grupos y accionistas de Amazon preocupados por los derechos de los inmigrantes, además de preocupaciones por la privacidad y la discriminación.

Los trabajadores de Amazon también exigieron que Bezos deje de apoyar a la empresa de análisis de datos Palantir, que es utilizada por ICE.

La carta es el resultado de un esfuerzo exitoso de los empleados de Google para poner fin al papel de la compañía en una iniciativa militar para utilizar la inteligencia artificial para propulsar ataques de drones dirigidos, junto con la postergación informada de otro proyecto.

Ni Amazon ni Palantir respondieron de inmediato las solicitudes de comentarios.

A continuación el texto de la carta de los empleados de Amazon a Bezos.

Estimado Jeff:

Estamos preocupados por el reciente informe de la ACLU que expone la práctica de nuestra compañía de vender AWS Rekognition, una poderosa tecnología de reconocimiento facial, a departamentos de policía y agencias gubernamentales. No tenemos que esperar para saber cómo se usarán estas tecnologías. Ya sabemos que en medio de la militarización histórica de la policía, el foco de mira en los activistas negros y el crecimiento de una fuerza de deportación federal actualmente involucrada en abusos contra los derechos humanos, esta será otra herramienta poderosa para el estado de vigilancia y, finalmente, perjudicará al más marginado. No estamos solos en este punto de vista: más de 40 organizaciones de derechos civiles firmaron una carta abierta en oposición al uso gubernamental del reconocimiento facial, mientras que más de 150,000 personas firmaron otra petición entregada por la ACLU.

También sabemos que Palantir  trabaja con AWS. Y sabemos que ICE confía en Palantir para impulsar sus programas de detención y deportación. Junto con gran parte del mundo, vimos con horror recientemente que las autoridades de los EE.UU. apartaron a los niños de sus padres. Desde el 19 de abril de 2018, el Departamento de Seguridad Nacional ha enviado a casi 2,000 niños a centros de detención masiva. Este tratamiento va en contra de las directrices de la Agencia de Refugiados de la ONU que dice que los niños tienen derecho a permanecer unidos con sus padres, y que los solicitantes de asilo tienen el derecho legal de solicitar asilo. Frente a esta política inmoral de EE. UU. y al tratamiento cada vez más inhumano de los EE. UU. de refugiados e inmigrantes más allá de esta política específica, estamos profundamente preocupados de que Amazon esté implicada, proporcionando infraestructura y servicios a ICE y DHS.

La tecnología como la nuestra está desempeñando un papel cada vez más crítico en muchos sectores de la sociedad. Lo que está claro para nosotros es que nuestras prácticas de desarrollo y ventas aún no saben lo que conlleva esto. Concentrarse únicamente en el valor para el accionista es una carrera de fondo, una en la que no participaremos.

Nos negamos a construir la plataforma que impulsa a ICE, y nos negamos a contribuir con herramientas que violan los derechos humanos.

Como amazonians éticamente interesados, exigimos una elección en lo que construimos, y una opinión sobre cómo se usa. Aprendemos de la historia y comprendemos cómo se emplearon los sistemas de IBM en la década de 1940 para ayudar a Hitler. IBM no se responsabilizó entonces, y para cuando se entendió su rol, ya era demasiado tarde. No dejaremos que eso vuelva a ocurrir. El momento de actuar es ahora.

Le pedimos que:

Deje de vender servicios de reconocimiento facial a la policía
Deje de proporcionar infraestructura a Palantir y a cualquier otro socio de Amazon que trabaje con ICE.
Implemente medidas sólidas de transparencia y rendición de cuentas, que incluyan las agencias de aplicación de la ley y las compañías que respaldan a las agencias de aplicación de la ley que usan los servicios de Amazon, y cómo lo han usado.
Nuestra compañía no debería estar en el negocio de la vigilancia; no deberíamos estar en el negocio de la policía; no deberíamos estar en el negocio de apoyar a quienes supervisan y oprimen a las poblaciones marginadas.

Sinceramente,

Amazonians.

Reproduciendo: Mira esto: Nueva tecnología en Rusia 2018 y lo que vimos en E3 2018
14:27