El futuro nos alcanzó: ¿estás listo para la realidad virtual del 2016?

En 2015 un número inédito de usuarios se adentraron por primera vez en los terrenos de la realidad virtual y los desarrolladores probaron su potencial como tecnología de masas. Eso no es nada comparado con los que nos espera en 2016.

Las HTC Vive (foto) son las gafas de realidad virtual que más usuarios han descrestado.

Nicole Garzón

La realidad virtual finalmente nos ha alcanzado. Si el 2015 fue el año en el que los desarrolladores exploraron las posibilidades que podría ofrecer, el 2016 será el año en que comenzará a volverse presente en cada vez más ámbitos de nuestras vidas.

Gracias a los esfuerzos de empresas como Google y Samsung (con la colaboración de Oculus), y el lanzamiento de dispositivos como Cardboard y la primera versión de prueba de las gafas Gear VR, quienes trabajan en esta tecnología pudieron explorar sus posibilidades e identificar lo que es más viable para ellos.

La realidad virtual está ya presente de una u otra manera en algunos salones de clase, conferencias de prensa, experiencias noticiosas, tours por todas partes del mundo, debates políticos, viajes a Marte y otros proyectos astronómicos, experiencias cinematográficas, plataformas de entrenamiento deportivo, prácticas medicinales, pornografía, eventos, videojuegos, arquitectura, y diseño de interiores y comunicaciones.

El potencial de la realidad virtual es enorme y hasta ahora está comenzando.

Qué esperar en 2016

Los primeros pasos se dieron en 2014, pero no fue hasta fue hasta 2015 que las Gear VR salieron de su fase de prueba y redujeron su precio de US$199 a US$99, mientras que incrementaron su compatibilidad hasta con cuatro diferentes dispositivos.

Asimismo, fue hasta este año que la variedad de contenido de buena calidad llegó y conocimos lo que otros dispositivos como Oculus Rift y HTC Vive podrán ofrecer en los próximos meses. Por esto, espero que el 2016 sea realmente el año de la realidad virtual, que le dé comienzo a una nueva tecnología que podrá influenciar enormemente nuestras vidas.

Cardboard y los dispositivos similares que se encuentran disponibles ofrecen una experiencia móvil de realidad virtual que le da acceso a más personas para conocerla, pero la realidad es que su calidad aún es muy baja.

De allí, un paso más arriba, encontramos a las Samsung Gear VR. Estas gafas también son móviles y ofrecen acceso a un alto número de personas -- después de todo Samsung es el fabricante de celulares más grande del mundo -- y su calidad es mejor. Además, su reducción de precio permite que más personas puedan realmente entrar en la ola de la realidad virtual. Gracias a todos estos factores, los desarrolladores ya han mostrado más interés en desarrollar videojuegos, experiencias y apps.

En 2016, se espera la llegada de Oculus Rift, HTC Vive y PlayStation VR, las tres gafas o sistemas de realidad virtual más avanzados que conocemos.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

La calidad de estas gafas es mucho mejor y su tecnología es más avanzada que lo que ofrece Google CardBoard y Samsung Gear VR. Las imágenes son menos pixeladas, hay una mayor interación entre el usuario y la realidad virtual. Por ejemplo, las HTC Vive incluso te permiten moverte en un cuarto para poder interactuar mejor con esos mundos virtuales.

Microsoft ya se asoció con Valve VR y Oculus (empresa de Facebook) para que Windows se convierta en la plataforma de realidad virtual que le saque provecho a esa tecnología y que la impulse a millones de personas cuando estos dispositivos se lancen en 2016.

Asimismo, Sony anunció que más de 12 videojuegos llegarán al PS VR, comenzando con la primera oleada en la primavera de 2016.

Es cierto que lo más posible es que en el 2016 la realidad virtual esté enfocada principalmente en los videojuegos, películas y transmisión de eventos, pero esto puede ayudar a que otras áreas mencionadas anteriormente también despeguen en un futuro.

Espero que la realidad virtual mejore la calidad de imágenes que ofrece, el desempeño, el contenido y la interacción que los usuarios pueden tener con ella. Con esto podríamos comenzar una etapa interesante, en la cual podríamos realmente viajar a lugares jamás pensados, conocer lo que nunca nos imaginamos y hasta darle la posibilidad a personas discapacitadas de que puedan disfrutar experiencias que jamás pensaron volver a tener.

El futuro virtual ya está aquí.