CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

La realidad virtual podría ser tu mejor analgésico

Los hospitales están utilizando la realidad virtual para distraer a los pacientes de sus experiencias dolorosas, como colocaciones intravenosas y cambios de vendajes.

Lucile Packard Children's Hospital

Después de que Blaine Baxter, un niño de 10 años, se lastimó el brazo en un accidente de go-karts el año pasado, los dolorosos cambios diarios de vendaje en el hospital lo ponían tan ansioso que tenía que ser sedado durante el proceso.

Luego vino la realidad virtual.

Dos semanas después de su estancia en el hospital Lucile Packard Children's de Stanford, un equipo de especialistas en el tratamiento del dolor le recomendó que jugara con el Samsung Gear VR. Fueron una distracción tan efectiva que nunca más necesitó que lo sedaran. Pasó de tener miedo cada vez que el médico se acercaba a su habitación a embarcarse felizmente en aventuras en el mar profundo y destruir hamburguesas en el espacio exterior con los apps de realidad virtual.

Blaine Baxter

La realidad virtual ayuda a distraer a los pacientes como Blaine Baxter para que no sientan dolor.

Lucile Packard Children's Hospital

"Fue un cambio total", dice su mamá, Tamara Baxter. "Tomaba tantos medicamentos como existían. Así que fue un medicamento menos que tuvimos que inyectar en su sistema".

El uso de la realidad virtual del Lucile Packard fue integrado al programa Chariot del hospital, que es la abreviatura en inglés de Reducción de Ansiedad en los Niños a través de Innovación y Tecnología (Childhood Anxiety Reduction through Innovation and Technology). El equipo de Chariot trabaja con desarrolladores para crear juegos como Pebbles El Pingüino, en el que un pingüino recoge (lo adivinaste) guijarros, además del juego Spaceburgers, en el que los jugadores eliminan objetos voladores, incluidas las hamburguesas que terminas si miras hacia abajo.

La realidad virtual está catalogada como una de las próximas grandes tendencias en tecnología, capaz de cambiar la forma en que nos comunicamos e interactuamos con los videojuegos y las películas. Pero, a pesar del respaldo de los principales actores tecnológicos como Facebook, Samsung y Google, esta tecnología aún no se esparce de forma masiva entre los consumidores, quienes en gran medida la consideran como un truco de magia.

En cambio, entre la comunidad médica, la realidad virtual se ha utilizado durante décadas para ayudar a las personas a superar las fobias y los trastornos de ansiedad. La llegada al mercado de productos más ligeros y baratos han permitido que sea más fácil usar la realidad virtual en entornos de atención médica, desde capacitar a estudiantes de medicina y parteras, hasta ayudar a las víctimas de accidentes cerebrovasculares a recuperar la función motriz.

Ahora, cada vez más investigadores y hospitales, también están descubriendo que la realidad virtual reduce la ansiedad y la percepción del dolor durante procesos como cambios de vendaje, colocación de medicamentos intravenosos o administración epidural. También puede ayudar a los pacientes a relajarse antes o después de un procedimiento quirúrgico.

Un estudio realizado por el Cedars-Sinai en marzo pasado ––en el que participaron 100 pacientes hospitalizados–– descubrió que aquellos que vieron videos tranquilizantes en un dispositivo de realidad virtual registraron una disminución de 24 por ciento en los niveles de dolor. Los otros 50 pacientes que vieron un video de naturaleza en 2D con escenas relajantes en una pantalla cercana, experimentaron sólo una reducción del dolor de 13.2 por ciento.

Brennan Spiegel, directora de Investigación de Servicios de Salud en Cedars-Sinai en Los Ángeles, dice que todavía no están seguros de por qué la realidad virtual es tan efectiva para reducir el dolor.

"El cerebro es tan complejo que es difícil determinar con precisión cómo funciona la realidad virtual", dijo Spiegel. Pero se cree que la simple distracción está en juego: el cerebro está tan ocupado procesando señales de realidad virtual que le cuesta trabajo procesar otras señales, como el dolor.

Reproduciendo: Mira esto: Descubre opciones de VR para recién iniciados
2:35

"Si la ciencia demuestra que funciona, entonces sería un excelente uso para la realidad virtual", dice el analista de Global Data, Avi Greengart. "Puede ser que en los próximos 18 meses descubramos que los equipos de realidad virtual permanecen como parte de la atención médica, incluso si no están en tu sala".

El Cedars-Sinai usa los Samsung Gear VR a través de una asociación con el proveedor de contenido con sede en Los Ángeles, AppliedVR. Además de los juegos, los pacientes pueden elegir entre el contenido que los transporta virtualmente a lugares como Big Sur o Londres.

"Literalmente engaña a tu cerebro para que pienses que estás en un lugar totalmente diferente", dice Harmon Clarke, de 34 años, paciente con colitis ulcerativa en el Cedars-Sinai. "Te lleva desde el hospital a Yosemite. Puedo oler los árboles, sentir el sol en mi cara y realmente llegar a estar allí".

Clarke le teme a las agujas. Una vez tuvieron que cambiar a ocho diferentes enfermeras para lograr colocarle una línea intravenosa. Desde que comenzó a usar el equipo de realidad virtual, no ha tenido ningún problema. "Cada vez que vengo al hospital, los llamo para asegurarme de que tengan el kit de realidad virtual", dice. "Es tan importante".

Del laboratorio al frente de guerra

Los hospitales Cedars-Sinai y Lucile Packard Children's ciertamente no son los primeros en descubrir el poder de la realidad virtual para aliviar el dolor. Investigadores como Hunter Hoffman, del Laboratorio de Tecnología de Interfaz Humana de la Universidad de Washington, llevan décadas estudiado sus efectos en pacientes como las víctimas de quemaduras. Sin embargo, el equipo que utiliza Hoffman cuesta varios miles de dólares.

"Todo lo que hemos hecho es tomar el último y más grande hardware y software, como el Samsung Gear VR o el software AppliedVR, y lo llevamos al hospital", dice Spiegel. "Hasta este punto, ha estado sucediendo silenciosamente en laboratorios de élite y departamentos de psicología de todo el mundo".

Cerca de 2,500 pacientes en el Cedars-Sinai han utilizado la terapia de realidad virtual desde que el hospital comenzó a integrarla en 2015. Spiegel dice que podría ser un catalizador en áreas como la ortopedia, donde los pacientes que se someten a cirugía a menudo se quedan internados ––con estancias muy largas–– bajo fuertes medicamentos.

"Estamos sembrando las semillas para reducir la dependencia del hospital de aplicar medicamentos tan libremente", dijo. "Al menos tenemos que darles [a los pacientes] la oportunidad de alcanzar algo así como la realidad virtual u otro tipo de tecnologías que puedan reducir el dolor de manera no farmacológica".

En el estudio clínico más reciente de AppliedVR, que aún no se ha publicado, los pacientes que usaron la realidad virtual tuvieron una reducción del dolor de 52 por ciento. El presidente ejecutivo, Matthew Stoudt, dice que la reducción está a la par con lo que esperaríamos al tomar medicamentos.

Aunque la realidad virtual no reemplazará por completo a los analgésicos, dice, la evidencia sugiere que vale la pena intentarlo antes de recurrir a los medicamentos recetados.

Horneando un proyecto...

Sam Rodríguez, un anestesiólogo pediátrico, dice que muchos juegos comerciales no funcionan en un entorno hospitalario porque son demasiado violentos o terminan cuando un personaje muere. Eso puede ser problemático si un paciente está a punto de ser pinchado con una aguja y de repente queda atrapado en una pantalla de menú.

Es por eso que Chariot, el programa que cofundó, trabaja con desarrolladores como Weightless Studio, que crea contenido de realidad virtual diseñado específicamente para pacientes que experimentan experiencias dolorosas. Los desarrolladores pueden personalizar el contenido para que funcione igual de bien cuando los pacientes no pueden mover la cabeza y están acostados, de modo que no solo están mirando hacia el cielo virtual. Los juegos tampoco tienen escenas o niveles sangrientos, por lo que la experiencia no termina en un momento clave.

Por otro lado, combatir la propagación de una infección es un gran desafío para implementar la realidad virtual en un hospital, dice Rodríguez. Los teléfonos deben limpiarse por completo entre el uso de un paciente y otro, y los objetos como las correas de la cabeza de las gafas deben reemplazarse de forma cotidiana.

Spiegel dice que también es un reto descubrir cómo incorporar la realidad virtual en el proceso de atención para que un médico pueda, por ejemplo, "prescribir" la realidad virtual a un paciente a través del registro electrónico de salud. Podrían seleccionar visualizaciones basadas en la condición de un paciente y decidir cuándo se debe usar la realidad virtual, tal vez como una opción antes de emplear analgésicos.

El objetivo no es mantener a la gente en la realidad virtual para siempre, agrega, sino entrenarlos para ejecutar las técnicas de distracción del dolor, incluso cuando no tengan un auricular de realidad virtual a la mano.

Los investigadores también están explorando el potencial de la realidad virtual para reducir el dolor crónico. En el Lucile Packard Children's, por ejemplo, Chariot está trabajando en diseñar software que ayude a los niños con dolor crónico en las extremidades inferiores para realizar su terapia física en un entorno virtual.

"El dolor crónico es un gran problema porque realmente no tenemos un gran tratamiento", dice Rodríguez. "Esperamos que para ciertos niños, esto realmente haga la diferencia".

Por lo pronto, ya ha marcado una gran diferencia en la vida de pacientes como Baxter, que terminó comprando su propio kit Samsung Gear VR después de su estancia de tres semanas en el Lucile Packard Children's.

"A veces, cuando llego a casa", dice, "los cambios de vendaje son realmente emocionantes porque puedo usar mi realidad virtual".

Su madre pensó que nunca escucharía estas palabras.

Análisis Tecno: CNET en Español analiza el impacto de la tecnología en los niños. 

Objetos inteligentes: Los innovadores están planeando nuevas y mejores maneras de hacerte, a ti y a los objetos, más inteligentes.