CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Este sitio Web sincroniza a muñecas sexuales con modelos de carne y hueso

Una nueva integración entre RealDolls y el sitio de cámaras CamSoda usará la realidad virtual –y otras herramientas– para que los usuarios compartan experiencias sexuales íntimas con modelos de verdad.

Caitlin Petrakovitz/CNET

Nota del editor: Este artículo tiene contenido no apto para menores de edad.


CamSoda es un sitio Web de cámaras que sus creadores describen como "un club de striptease virtual sin cover de entrada". En cualquier momento del día, los usuarios pueden ingresar al sitio y ver un streaming público en vivo con una popular modelo, para luego darle un par de monedas virtuales de propina. Si los usuarios quieren algo más íntimo, pueden pedir un show privado.

Y, a partir de esta semana, esta opción se volvió mucho más íntima e interactiva.

Esta gran idea parecerá salida de la ciencia ficción: mira un show privado directamente en un sistema de realidad virtual mientras tienes "relaciones sexuales" con un muñeca que transmite tu información táctil hacia un vibrador que tiene la modelo (y viceversa).

Es sexo virtual en el que ambos lo "sienten".

Virtual, pero real

La movida hacia las muñecas sexuales viene de un nuevo acuerdo entre CamSoda y Abyss Creations, fabricantes de las muñecas de lujo RealDolls. CamSoda llama a la integración "relaciones virtuales con gente real", o VIRP, por sus siglas en inglés. 

La empresa lo describe como una experiencia sin precedentes en la industria erótica para adultos -- la oportunidad para sus usuarios de vivir algo parecido a un show sexual en vivo con su modelo favorita en tiempo real. Aun cuando la tecnología se adentra más a nuestra vida íntima, el concepto de CamSoda sigue despertando muchas preguntas.

vrcomparison03.jpg

CamSoda funciona con las gafas del sistema VR de Google y pronto funcionará con las gafas Gear VR de Samsung y las Oculus Rift de Facebook.

Sarah Tew/CNET

CamSoda tiene un larga historia de ideas descabelladas, como una máscara de olores llamada "Oh-rama" para las experiencias de realidad virtual, así como apps que te permiten lamer el teléfono para practicar tus técnicas de sexo oral, o la posibilidad de ingresar a un sitio Web usando una foto de tu pene como "contraseña". CamSoda insiste que ninguna de esas ideas está pensada como una broma, todas parecen poco más que un intento por llamar la atención.

VIRP, por otro lado, parece más importante con un mayor impacto potencial en la industria de las cámaras sexuales. También ofrece una mirada de hacia dónde se dirige la intersección del sexo y la tecnología.

"Tienes esta comunicación de dos vías entre ambos dispositivos", dice Daryn Parker, vicepresidente de CamSoda. "Sentirás lo que está haciendo la modelo y ella sentirá lo que tú estás haciendo. Al colocarte las gafas y tener una modelo disponible para ti, ahora estarás totalmente inmerso en este espacio".

La tecnología que hace posible esto viene de Lovense, una de varias fabricantes de juguetes sexuales conectados. La comunicación de dos vías que describe Parker sucede entre la Lovense Max, un aparato de masturbación para hombres, y la Lovense Nora, un vibrador tipo conejo. Cada uno se conecta con un teléfono vía Bluetooth y les permite compartir los controles e incluso sincronizar los dispositivos con un compañero (Lovense dice que los datos personales que pasan por sus servidores están totalmente cifrados con la misma tecnología que usa Google, Skype y FaceTime).

abyss-creations-realdolls-tour-hanging-out

Las muñecas RealDolls de tamaño completo normalmente cuestan varios miles de dólares, pero CamSoda dice que puedes usar su nuevo servicio incluso si no posees una.

Caitlin Petrakovitz/CNET

"El Max tiene unos tipos de bolsas de aire que se inflan y desinflan, como en una contracción, y también vibra", dice Parker, quien añade que el Nora ya es popular entre las modelos de CamSoda.

Técnicamente, solamente necesitas un Max y una Nora para hacer VIRP con una modelo de CamSoda que tenga su Nora. Ambos cuestan menos de US$100. Pero Parker insiste que vale la pena tener una RealDoll con su propia Max.

"Son pesadas", dice. "Fisicamente, es una muñeca grande que pesa mucho".

Las muñecas de medio cuerpo tienen un precio inicial de US$1,500, mientras que las de cuerpo entero pueden costar miles más dependiendo el nivel de personalización. Abyss Creations dice que el costo de añadirle una Max a la medida a una RealDoll no se ha determinado aún. Un problema es que las RealDolls a la medida pueden tomar varios meses en entregarse, y no es fácil integrar una Max a una muñeca existente.

En cuanto a las sesiones VIRP en si, su precio depende de la modelo, pero CamSoda dice que las sesiones privadas prenegociadas normalmente cuestan unos cuantos dólares por minuto, por lo menos. Las conversaciones privadas sacan a las modelos de las habitaciones de chat públicas, por lo que las modelos exigen un tiempo mínimo para las sesiones privadas. 

Parker dice que la empresa está en su fase temprana de adopción y VIRP no está destinado a generar dinero aún. "Esta es una tecnología para explorar y ver qué va a funcionar y qué no".

Pero, ¿es esto sexo?

Pocos cuestionan la legalidad de que adultos con pleno consentimiento accedan a destaparse y revelar sus partes más íntimas en Internet. Sin embargo, VIRP podría adentrarse en aguas turbias. La transmisión de sesiones de masturbación son uno de los principales atractivos de sitios como CamSoda, y eso es básicamente de lo que se trata una sesión de VIRP. La diferencia aquí es la conexión directa e íntima entre la modelo y el usuario. CamSoda denomina esto como una "relación sexual virtual". Pero ¿es esto algo que se puede vender legalmente?

CamSoda dice que sí, rechazando la noción de que VIRP tenga algo de ilegal. "Sería como poner de cabeza las leyes sobre la prostitución al decir que una relación virtual usando dispositivos para causar placer a través de países, continentes y zonas horarias violan las leyes que controlan la prostitución", dice Parker. 

Aun así, puede depender de donde vivas. La regulación de la prostitución es potestad de cada uno de los estados en Estados Unidos, y las definiciones de qué es la prostitución varían. El estado de Nevada legalizó la práctica en algunos condados, mientras que en Louisville, Kentucky, "una persona es culpable de prostitución cuando se involucra, o acuerda u ofrece entrar en conductas sexuales con otra persona por una cuota".

El código penal de Kentucky define la "conducta sexual" como "relaciones sexuales o cualquier acto de gratificación sexual que involucre los órganos sexuales". El código también prohíbe la promoción de la prostitución. 

El que leyes como estas se apliquen a individuos que se encuentren en otras regiones y estén conectados a la Web puede sonar como una exageración, pero los que propusieron estas leyes no contemplaron la posibilidad de transmisiones Bluetooth de genital a genital. Tampoco es difícil imaginarse que la tecnología mejore con el paso del tiempo, lo que complicaría aun más las cosas. 

Un espacio sexual seguro

"Lo bonito de esto es que puedes hacer tantas cosas que no puedes hacer en el mundo real", dice Parker, quien cita preocupaciones como las enfermedades y el embarazo, que no ocurren durante el sexo virtual. "Es completamente seguro", dice.

Parker describe usuarios que tienen esposas o novias y quienes han solicitado las modelos de CamSoda para montarse tríos virtuales. Dice que esto pesa con más frecuencia de la esperada. 

"El problema con un trío es que alguien inevitablemente sufrirá de celos y no tienes el control absoluto", dice Parker. "En este caso, la novia del usuario estaba en total control porque ella podía apagar la modelo con el toque de un botón. No le intimidó el hecho de que su novio estaba teniendo sexo virtual con una modelo de cámara mientras ella participaba porque ella tenía el control".

El sentido de control se extiende a las modelos. Las sesiones privadas son negociadas con antelación, y las modelos pueden sacar a los usuarios abusivos con un solo clic.

"No hago nada a menos que me parezca", dice Charley Hart, una modelo de CamSoda. "Se trata de lo que estamos cómodas de hacer".

Claro, hay muchos pedidos libidinosos de usuarios que muchas veces se pasan, pero Hart también habla de usuarios que sólo quieren a alguien con quien hablar. 

"Estamos ahí por distintas razones", dice antes de listar lo que motiva a los hombres a pasar el tiempo con una modelo en un espacio virtual (y estas motivaciones no todas son sexuales). "Creo que todas nosotras estamos muy emocionadas de llegar a nuestros fanáticos en una forma nueva y distinta".

charley-hart-camsoda-model-realdolls-virp

La modelo Charley Hart de CamSoda está entusiasmada con el nuevo servicio y sus posibilidades.

Charley Hart

¿El futuro del sexo?

La idea de que el espacio virtual sirva como un sitio de escapes sexuales ha sido una fuente inagotable de las historias de ciencia ficción (piensa en las gafas de cibersexo en Demolition Man o la escena del trío holográfico en Blade Runner 2049). VIRP podría ser el primer paso para la concretización de estas fantasías para los usuarios, dice Hart. Aun así, Hart subraya que hay mucha incertidumbre sobre el tema entre la comunidad de modelos.

"Estamos conscientes de que estamos introduciendo un nuevo capítulo, por lo que está la emoción del avance, de poder hacerlo sin hacerlo. Todo el mundo consigue lo que quiere. Pero también está la noción de que asusta y lo desconectado que es".

A final de cuentas, Hart dice que todo se reduce al control.

"En mi cabeza pienso que puedo hacerlo tan sexual o tan rico como lo desee cuando un chico está controlando mi juguete. Puede ser lo queremos que sea", dice Hart.

Reproduciendo: Mira esto: Estas muñecas sexuales te pueden dar conversación
4:19