¿Qué pasa cuando los niños se exponen menos a las pantallas?

Un estudio demuestra que los chicos menos expuestos a la tecnología comen, duermen y se desempeñan mejor en la escuela.

 

070331_kids_safe_online.jpg
Un estudio de la Universidad de Iowa concluye lo obvio: que los niños menos expuestos a las pantallas crecen más saludables.Foto de Crédito: CNET

Ahora que los niños en EE.UU. pasan frente a una pantalla casi el tiempo de una jornada completa -unas siete horas al día en promedio- los investigadores de la Universidad Estatal de Iowa decidieron investigar qué tipo de efectos, si los hay, tendría la vigilancia y monitoreo de los padres.

Lo que encontraron puede parecer obvio, pero dicen que en realidad lo más difícil es hacer que los padres vean los beneficios.

Empecemos por lo obvio. Después de analizar los hábitos mediáticos de más de 1,300 alumnos de cuarto y quinto grado en un período de siete meses en Iowa y Minnesota, los investigadores encontraron que cuando los padres monitorean el tiempo de exposición de sus hijos a una pantalla, los niños pasan menos tiempo frente a ésta y, por tanto, menos tiempo expuestos a medios violentos.



Lo que es menos obvio, escriben esta semana en la revista JAMA Pediatrics, es lo que ocurre a continuación: En pequeños (y por tanto sutiles) incrementos, los niños tienen más horas de sueño, se desempeñan mejor en la escuela, tanto en lo académico como en su conducta, y registran índices de masa corporal más bajos y menos riesgos de obesidad. Sin embargo, debido a que los padres no siempre ven estos efectos, no siempre hacen cumplir menos tiempo frente a una pantalla.

"Como padres de familia, ni siquiera vemos cómo nuestros niños se van haciendo más altos... y eso es un efecto realmente notable", dijo Douglas Gentile, autor principal y profesor asociado de psicología en la Universidad Estatal de Iowa, en un comunicado.

Señalando un estudio reciente que concluye que el niño promedio de entre 8 y 10 años de edad pasa cerca de 8 horas al día con diferentes medios de comunicación, mientras que los niños mayores y adolescentes registran más de 11 horas al día, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los padres limiten la exposición de sus hijos a los medios de comunicación en su totalidad cuando los niños son menores de 2 años y que la mantengan en apenas dos horas al día para todos los demás.

La organización también sugiere que los padres deben poner el ejemplo de hacer una "dieta de medios de comunicación" que puedan imitar sus hijos.

Aún así, los investigadores en Iowa dicen que la responsabilidad también debe caer en los pediatras, quienes deben instar a padres y niños a que reduzcan todo ese tiempo que pasan frente a una pantalla.

"Esperamos que este estudio dará a los pediatras una mejor idea de lo mucho que vale la pena tomarse el tiempo para hablar con los padres", agregó. Gentile "Incluso si los médicos sólo influyen en un 10 por ciento de los padres, eso todavía significa millones de niños que tendrían una mejoría en su salud como consecuencia de ello."

Close
Drag