¿Qué 'gadget' de 'streaming' de video conviene usar en Latinoamérica?

Apple tiene el Apple TV; Roku tiene cuatro dispositivos diferentes y Google tiene el Chromecast. Pero, ¿cuáles se pueden usar en Latinoamérica – a pesar, o no, de las empresas que los fabrican?

roku_usb.jpg
Ni Roku ni Google recomiendan usar sus dispositivos actualmente en Latinoamérica. Crédito: Sarah Tew/CNET

Apple tiene el Apple TV; Roku tiene cuatro dispositivos con diferentes características y Google tiene el Chromecast. Pero, ¿cuáles de estos tres se pueden usar en Latinoamérica? Nos lanzamos a investigar.

Roku y Google son muy claros en que no recomiendan usar sus dispositivos en la región, mientras que Apple sí tiene disponibles allí la mayoría de sus contenidos -con la excepción de la compra de programas de TV. Sin embargo, también existe la opción de usar un Virtual Private Network (VPN) junto con estos dispositivos para que les saques provecho en tu país si es que alguien te los mandó de regalo.

AppleTVMarch2012_35160082_04.jpg
Apple TV. Crédito: Sarah Tew/CNET

La opción de Apple

El Apple TV es uno de los centros de entretenimiento más populares en la actualidad; con un precio de US$99 y su disponibilidad en casi cualquier tienda de electrónica, es una de las opciones preferidas por los usuarios en Latinoamérica.

Su instalación es sencilla: se necesita de conectar el cable de poder a una toma de luz, un cable HDMI (no incluido) conectado al televisor, encender el dispositivo e ingresar los datos de la red Wi-Fi. Una vez hecho eso, sólo se necesitará iniciar sesión en cada uno de los servicios que se quieren utilizar.

También se obtiene un control remoto que incluye muy pocos botones físicos y que vuelve la experiencia un poco más complicada; para solucionarlo, Apple también tiene un app para iOS llamada «Remote», que funciona como una alternativa mucho más completa y que se conecta con el Apple TV a través de Bluetooth.

Sin embargo, a pesar de estar disponible en un gran número de tiendas, el contenido que se ofrece en América Latina sigue siendo escaso en comparación con el disponible para América del Norte y Europa.

Aplicaciones nativas de Apple como Podcasts, Trailers, Radio, iCloud, o de terceros como Flickr, Vimeo, RedBull TV, WSJ, Bloomberg, por mencionar algunas, son gratuitas. Para disfrutar de contenido en Netflix, Quello, Crackle, MLB, y otras, se tendrá que pagar una suscripción con un costo que varía dependiendo de cada uno de los servicios.

Además de las apps, Apple ofrece el contenido de su tienda iTunes Store para poder comprar/alquilar películas - aunque también en dicha tienda hay limitaciones geográficas y el contenido no llega a ser muy novedoso.

Algo que ofrece Apple con el Apple TV (y que no tiene Roku o Chromecast), es la función conocida como AirPlay.

AirPlay, explicado en pocas palabras, es la función de un iPhone, iPod, iPad o Mac, para enviar la imagen, sonido o ambos, hacia el televisor en el que se encuentra conectado el Apple TV. Utilizando esta herramienta, los usuarios podrán ver en su televisor lo mismo que están viendo en su Mac o dispositivo con iOS.

Con esta función, es posible disfrutar de cualquier contenido almacenado en la computadora, smartphone o tablet, pues la imagen (ya sea de sólo un app o de toda la pantalla) se transmitirá al televisor. El único problema en esta función es que mostrará un poco de retraso en la imagen duplicada, ya que dependerá de la velocidad de Wi-Fi. Puedes seguir estos pasos para conectar tu dispositivo iOS a la TV.

Según Apple, estos son los contenidos disponibles para Apple TV en distintos países de la región (y España):

Comprar películas (SD y HD2) Rentar películas (SD y HD2) Comprar programas de TV (SD y HD2) Comprar música
Estados Unidos
Argentina No
Brasil No
Chile No
Colombia No
Costa Rica No
República Dominicana No
Ecuador No
El Salvador No
Guatemala No
México No
Perú No
Venezuela No
España No No

Roku_3_35627695_10_620x433_610x426.jpg
El Roku 3. Crédito: CNET

Roku y sus diversos modelos

Por otro lado, Roku ofrece dispositivos bastante atractivos y de diferentes precios - que comienzan desde US$49 por el Roku Streaming Stick hasta US$99 por el Roku 3. Lamentablemente, de los tres en la lista, el Roku 3 es el que menos se puede llegar a configurar y sacar provecho en países de Latinoamérica.

Con Roku, el contenido nunca será algo que falte. Ofrece más de 1,000 canales con programación de TV en vivo, series, películas y contenido desde aplicaciones como Netflix. De los canales con los que cuenta, sólo un 10 por ciento de ellos son de paga, por lo que tener una tarjeta de crédito o débito no será necesario en la mayoría de los casos.

Sin embargo, Roku presenta restricciones geográficas más estrictas que Apple, por lo que una gran parte de su contenido no se podrá disfrutar si se utiliza una red Wi-Fi con IP de Latinoamérica, y si algún canal está disponible, es probable que el idioma o subtítulos no pueda ser configurado a español. Existen alternativas (como VPN) para poder usarse, un tema que se explica más adelante.

Roku no recomienda ni apoya el uso de sus dispositivos en América Latina debido a que mucho del contenido disponible en sus canales tiene derechos exclusivos para verlo en Estados Unidos, según una portavoz de la empresa. Actualmente, Roku solo ofrece tiendas de canales para cuatro regiones, ninguna de ellas en Latinoamérica.

En cuanto a su configuración, Roku 3 no exige una configuración compleja, y necesitará de una conexión Wi-Fi superior a 1Mbps - aunque de preferencia, al igual que los otros dos dispositivos, 3Mbps son los recomendables. Roku tampoco incluye el cable HDMI, por lo que será necesario obtenerlo por separado.

Roku no confía mucho en los controles digitales, y, aunque tienen un app móvil para controlar el centro de entretenimiento, la compañía incluye un control remoto físico que se puede configurar dependiendo los gustos del usuario; además, éste tiene una entrada para audífonos (ya incluidos), así se podrá disfrutar el sonido del contenido sin crear ruido de noche. Roku es la única opción de las mencionadas con ésta tan agradable y nada molesta función.

Google_Chromecast_35823617_06_1_610x436.jpg
El Chromecast de Google. Crédito: CNET

Chromecast, alternativa de Google

Chromecast no sólo es el más pequeño en cuanto a tamaño, sino también el más accesible con un costo de US$35. Google, siguiendo su pensamiento de que la funcionalidad viene antes que el diseño, se encargó de elaborar un dispositivo de casi el mismo tamaño que un pulgar, y que se conecta directamente al puerto HDMI del televisor, por lo que no estará a la vista del usuario.

Chromecast se puede comunicar con cualquier dispositivo móvil con Android o iOS; así como con computadoras que tengan Windows u OS X. Aunque contiene una batería interna, Chromecast necesitará de ser cargado constantemente, para ello el dispositivo tiene una entrada USB (y cable) para ser conectado a cualquier puerto compatible. Incluso se puede usar el que algunos televisores ya tiene y que casi nunca es utilizado.

Al ser un dispositivo joven comparado con Roku y Apple TV, Chromecast también se queda corto con el contenido que puede reproducir. Pandora, Hulu Plus, YouTube, Rdio, RedBull TV, Netflix, Vevo, y unas cuantas más, son las aplicaciones que, por el momento, están disponibles. Sin embargo, incluso en Estados Unidos su oferta de contenido en español es bastante limitada.

Al igual que las 2 opciones anteriores, Chromecast limita su contenido de forma geográfica, por lo que sólo la opción de Netflix y YouTube están disponibles para Latinoamérica de forma oficial.

Pero Chromecast tiene una solución similar a AirPlay de Apple - aunque un poco austera.

Chromecast ofrece la opción de duplicar el navegador Chrome (en computadoras o móviles) y enviar la imagen y sonido al televisor, expandiendo así la posibilidad de reproducir cualquier contenido que sea soportado desde el navegador de Google. Al igual que el Apple TV, Chromecast sufre de un retraso en la imagen duplicada dependiendo de la calidad de conexión Wi-Fi.

En un intento por impulsar su 'dongle' más allá, Google lanzó el Chromecast en México el 6 de noviembre. El dispositivo ya se puede comprar en tiendas de ese país, incluyendo Best Buy y Liverpool, así como en el sitio online de la tienda digital Linio. Su precio es de $699 pesos (unos US$50).

Con el Chromecast en México, Google lanza al mercado mexicano una opción mucho más económica al Apple TV, que cuesta en tiendas del país unos $1,500 pesos.

Con más de un año en el mercado mundial, el Google Chromecast ha madurado considerablemente, ampliando no sólo sus funciones, sino los canales disponibles. El 'dongle' de Google permite ahora transmitir el sonido o video desde un dispositivo iOS o Android, así como desde una computadora Mac o Windows sin necesidad de cables. Incluso se puede utilizar el dispositivo que está enviando la señal como el control remoto para controlar la imagen en el televisor. Lee aquí abajo nuestro análisis completo del Chromecast de Google.


Explotar las posibilidades con el uso de VPN.

Afortunadamente, para aquellos que buscan obtener el mismo contenido que los disponibles en otros países, existe la alternativa de utilizar un VPN (por sus siglas Virtual Private Network). Este software ofrece una dirección IP y DNS de otro país (a elección), desbloqueando así el contenido en su totalidad para disfrutarlo en Latinoamérica de forma extraoficial. Aclaramos: ni Roku ni Chromecast recomiendan usar sus dispositivos en la región actualmente.

La mayoría de opciones de VPN son muy sencillas de utilizar, pues sólo basta descargar el software y automáticamente creará una 'máscara' a la red Wi-Fi que le indicará al Roku, Apple TV o Chromecast de que se está conectando a una red de otro país fuera de Latinoamérica. Sin embargo, el contenido que es disponible con el uso de VPN, suele no mostrar subtítulos o idiomas en español porque la red está configurada como de otro país.

Existen opciones de VPN de paga y gratuitas, siendo las primeras las mejores alternativas aunque podría ser una solución un poco costosa, ya que los planes de este software pueden variar de pagos mensuales a anuales (algunas llegan a costar entre US$5 mensuales hasta US$50 anuales). Es importante decir que Roku, Google y Apple no recomiendan el utilizar este tipo de herramientas con sus productos.

Conclusión

Los productos para hacer streaming de servicios como Netflix ofrecen una gran solución a un bajo precio y que debe ser considerada, a pesar de que el contenido ofrecido para Latinoamérica no es variado.

Si se quiere utilizar una VPN, teniendo en mente que se tendrá que pagar un poco más, el contenido más diverso e interesante se podrá conseguir con Roku 3 y sus más de 1,000 canales. Por otro lado, el Apple TV ofrece contenido suficiente para un usuario promedio que sólo quiere ver películas en Netflix, rentar otras en iTunes Store y disfrutar de su música en iTunes. Al final, Chromecast es el que menos diversidad de programación puede ofrecer, y, aunque tiene opciones (pero no tantas como Apple TV o Roku), sólo Netflix y YouTube están disponibles en Latinoamérica.

Close
Drag