CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

Mundial Rusia 2018: ¿Qué es el VAR y para qué sirve?

¿Acabará la tecnología del Video Assistant Referee con los errores arbitrales? En teoría sí, pero las pruebas demuestran que aún con repeticiones disponibles, los jueces siguen fallando en la toma de decisiones.

Con este movimiento, el árbitro le hace saber a los jugadores y al público que ha tomado una decisión gracias al VAR.

FIFA

Al árbitro Viktor Kassai le dieron la oportunidad de usar el Video Assistant Referee (VAR, por las siglas en inglés) en un torneo internacional FIFA y lo hizo. Pero muy mal. 

El 14 de diciembre de 2016, en el minuto 31, el árbitro húngaro se dirigió a un costado de la cancha para revisar la repetición de una acción y decretó que el jugador del Kashima Antlers había sido derribado dentro del área. Lo que no vio fue que antes de la infracción de Orlando Berrío a Nishi, la víctima estaba en fuera de lugar.

Fue el primer penalti de la historia en un partido oficial decretado con la ayuda de la tecnología. La polémica no trascendió porque el equipo japonés se impuso por 3-0 al Atlético Nacional de Colombia y porque se trataba de un torneo de menor importancia (Mundial de Clubes). Pero, ¿y si eso pasara en Rusia 2018?

(Si quieres aprender más del VAR, pero en inglés, lee el reportaje del tema de nuestro sitio hermano CBSSports.com).

Los errores del sistema

En marzo de 2018, la International Football Board Association, un ente independiente que trabaja con la FIFA y que define y regula las reglas del fútbol, aprobó el Video Assistant Referee. Dos años de pruebas le bastaron a la organización para creer que la herramienta minimiza los errores humanos.

La Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017, la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea y las Copas Mundiales de Clubes de la FIFA 2016 y 2017 fueron los torneos escogidos para que los jueces probaran el sistema de videoarbitraje. Y en todas esas competencias hubo polémicas con el VAR.

Por ejemplo, en la Confederaciones de 2017, Chile fue perjudicado y beneficiado en dos partidos diferentes. El esloveno Damir Skomina le anuló un gol por posición adelantada a Eduardo Vargas contra Camerún. Los jugadores sudamericanos celebraron y un minuto después la felicidad pasó a frustración. La acción, así se mire cientos de veces, no es absolutamente clara. ¿Qué dice el reglamento? La responsabilidad recae en el árbitro como ya analizaremos más adelante.

Pero los propios chilenos respiraron cuando Gonzalo Jara golpeó intencionalmente a Timo Werner, en el minuto 65, en la final ante Alemania. Era roja directa, sin embargo el serbio Milorad Mažić decidió sacar la amarilla. Al final, los germanos se impusieron 0-1.

El estudio que lo avala

La International Football Board (IFAB) le encargó a la Universidad de Ku Leuven de Bélgica un estudio sobre la aplicación del VAR en distintas competencias al que contribuyeron varios países.

El resultado fue de 98.9 por ciento de aciertos en la toma de decisiones, según la IFAB, que fue el ente encargado de dar a conocer el informe, aunque no lo puso a disposición del público

Desde el ensayo, que empezó en marzo de 2016, al presente, se jugaron 804 partidos. El VAR tuvo un impacto positivo en 24 por ciento y decisivo en 8 por ciento. El dato curioso es que en 533 encuentros no hubo necesidad de revisiones, y solo en 42 se usó dos veces la intervención de la tecnología.

¿Es perfecto? No. El informe explica que "la exactitud de las decisiones en las categorías revisables ha aumentado de un 5.9 por ciento a 98.9 por ciento. El cien por cien de exactitud es imposible debido a la percepción humana y a la subjetividad en la toma de decisiones".

¿En qué acciones tiene fuero el VAR?

Debemos recordar que los árbitros pueden solicitar ayuda cuando no tienen claro qué sucedió en la cancha o al contrario. Los expertos que están en un cuarto revisando diferentes repeticiones alertan al principal sobre una decisión errada o una acción que dejó pasar.

En este contexto, el VAR abarca cuatro situaciones de juego: gol, penal, tarjeta roja directa y confusión de identidad. Para aclarar cada punto, vamos a utilizar ejemplos de situaciones que se han dado durante las diferentes competencias FIFA desarrolladas hasta ahora.

Si el VAR hubiese existido en 1986, pocos hablarían de la "Mano de Dios", aquel gol anotado por Maradona con el puño ante Inglaterra.

"El VAR tiene que contrastar que (el gol) es correcto, que no había fuera de juego, sin falta, sin mano o sin salir el balón fuera del terreno de juego. Lo que no debe hacer es decidir si el balón traspasa la línea de gol o no. Eso pertenece a otra tecnología", explicó el árbitro Carlos Velasco Carballo, representante de la FIFA para introducir el VAR en el arbitraje internacional y miembro del Internacional Board, durante el Web Sport Congress de 2018.

El VAR también actuará para aclarar decisiones erróneas relativas a decretar o no una pena máxima. Reitera Velasco Carballo que la función es definir "si es penalti o no, si es dentro o fuera del área o si hay falta, mano o fuera de juego en los momentos previos y que la jugada sea limpia y legal".

De haberse utilizado antes, Edgardo Codesal no hubiera decretado como penalti una entrada de Roberto Sensini sobre Andrea Völler, que significó la eliminación de Argentina y el triunfo de Alemania en la final de 1990. De hecho, Andreas Brehme admitió a El País de España que el juez se equivocó.

Aunque suele haber menos casos, la roja directa tiene una incidencia en el campo de juego, debido a que uno de los dos equipos queda en inferioridad numérica. El VAR busca eliminar estas desventajas. "Las tarjetas rojas directas también son sujetas a revisión. Se revisa sólo el incidente y la identidad. En las amarillas no puede intervenir, está prohibido", aclara Velasco Carballo.

En 1994, Italia se quedó con uno menos y con el marcador adverso cuando Gianranco Zola fue mal expulsado tras ganarle el balón al nigeriano Augustine Eguavoen. El árbitro interpretó juego violento pero la jugada es completamente lícita. 

Finalmente, el VAR dirimirá sobre las confusiones de identidades, esto es que los jueces no se equivoquen a la hora de repartir las tarjetas. Curiosamente, durante las pruebas de esta regla, Wilmar Roldán cambió su decisión gracias a la revisión, en el partido entre Alemania y Camerún, por la Confederaciones 2017. 

El principal colombiano, primero había expulsado a Sebastian Siani, tras una entrada al alemán Emre Can. Después del reclamo de los africanos, acudió a la repetición y le sacó roja al infractor: Ernest Mabouka. 

¿Cómo funciona el VAR?

El VAR es más complejo en su estructura que en su función. Primero, hay un cuartel central. Allí recibirán toda la información cuatro personas: el asistente de video del árbitro que esta en el campo (VAR) y sus tres ayudantes (AVAR1, AVAR2 y AVAR3). Todos ellos son miembros de la FIFA.

El VAR: Es el responsable de dirigir al equipo y de comunicarse con el árbitro que está en el campo de juego. Revisa la cámara principal en un monitor superior y verifica o revisa incidentes en el monitor cuádruple.  

AVAR1: Se concentra en la cámara principal y sigue el juego en vivo. Es el que informa a todo el equipo, al momento, sobre algún incidente.  

AVAR 2: Se dedica solamente a revisar las situaciones de fuera de juego. Anticipa y verifica cualquier opción de offside para acelerar el proceso de verificación y revisión del VAR.

AVAR3: Es el encargado de que la comunicación entre el VAR y el AVAR 2 fluya correctamente, así como de los detalles generales del proceso. Participa en la toma de decisiones cuando una acción lo amerite. 

En total, tendrán acceso a 33 cámaras de transmisión, ocho de ellas Super Slow-Motion y cuatro Ultra Slow-Motion. Aparte, dos cámaras grabarán solo los fuera de juego. Estas dos últimas solo están disponibles para los que trabajan con el VAR. Durante la primera ronda del Mundial, se instalarán dos cámaras Ultra Slow-Motion detrás de cada portería. 

Como trabajan en una sala de operaciones de video centralizada en Moscú, se comunican con el árbitro de campo mediante un sofisticado sistema de audio, que utiliza la red de fibra óptica. 

Después de leer todo, puedes creer que la toma de decisiones retardará el encuentro, pero no es así. Veamos cómo es el protocolo: el equipo de asistentes del VAR vigila si hay errores solo en las situaciones que pueden intervenir. Cuando el juez en el campo es informado sobre algún tipo de suceso, se coloca la mano en el oído. En este momento no está oficialmente declarado el VAR, lo será cuando indique con sus dedos una pantalla imaginaria, como ya hemos visto en algunos partidos. 

Después de las explicaciones pertinentes de los asistentes y ver la repetición de la jugada (solo si así lo quisiera el árbitro), el principal tomará una decisión. 

¿Será el fútbol más justo después de la aplicación del VAR ? Tal vez, aunque menos emocionante. Ahora, al grito espontáneo del gol le acompañará la duda. Y habrá que esperar la repetición para aclararla.