CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Qualcomm rechaza a Broadcom (otra vez), pero continúa abierta a negociar

Qualcomm dice que todavía no está impresionado con la oferta presentada por Broadcom.

¿Está Qualcomm lista para ser adquirida por Broadcom?

Lenovo MIIX 630

La movida más reciente de Qualcomm es apostar por las laptops desprendibles como la Lenovo Miix 630.

Sarah Tew/CNET

Puede que no, pues Qualcomm acaba de rechazar otra vez una oferta de adquisición por parte de Broadcom, su eterno rival en el campo de chips móviles. La decisión fue anunciada después de una reunión para discutir la oferta de compra rechazada de Broadcom la semana pasada.

Parecía haber algún progreso. El directorio de Qualcomm declaró que la fabricante de chips Broadcom cedió un poco sobre sus preocupaciones antimonopolio, pero dijo no estar impresionado todavía con el dinero o los detalles. La compra, sin embargo, sigue en la mesa de negociaciones.

En una copia de la carta enviada al presidente de Broadcom que Qualcomm publicó el viernes, la empresa dijo que "nuestra junta consideró que la reunión fue constructiva, porque los representantes de Broadcom expresaron su disposición a aceptar ciertas posibles desinversiones relacionadas con la competencia más allá de las contenidas en su acuerdo de fusión presentado públicamente".

La carta continúa diciendo que la oferta "final" de US$82 por acción de Broadcom era demasiado baja, y que la propuesta actual tiene demasiados problemas potenciales en el tema antimonopolio que podrían descarrilar un acuerdo y dejar a Qualcomm en un aprieto: "Broadcom insiste en controlar todas las decisiones importantes sobre nuestro valioso negocio de licencias durante el período prolongado entre la firma y un posible cierre, lo que sería problemático y no estaría permitido por las leyes antimonopolio".

Broadcom, que fabrica chips para todo, desde módems de cable a decodificadores y grabadoras de video digitales, lanzó por primera vez una oferta no solicitada por Qualcomm, el mayor fabricante mundial de chips y procesadores para teléfonos, en noviembre de 2016. A un precio de US$105,000 millones, o US$70 por acción, la adquisición habría sido la mayor en la historia de la tecnología, superando la compra de Time Warner por parte de AOL en 2001.

Una combinación de las dos compañías crearía un gigante de chips que proporcionaría componentes a una amplia gama de dispositivos electrónicos que se encuentran en tu hogar o bolsillo. Un acuerdo también marcaría un sorprendente cambio desde hace casi una década, cuando las compañías eran rivales amargas en los tribunales.

Broadcom no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.