CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisiones

QLED de Samsung vs. OLED de LG: Las mejores tecnologías de TV frente a frente

Cuando se trata de tecnología de televisores, la pequeña línea que convierte una “O” en una “Q” puede ser decisiva.

001-samsung-oled-8k-98-inch-tv-1

Samsung usa tecnología QLED para sus mejores televisores, incluido este modelo 8K.

Sarah Tew/CNET

Dos marcas rivales de televisores utilizan siglas muy similares para describir sus mejores televisores. Pero QLED y OLED son tan diferentes entre sí como leopardos y leones.

Durante los últimos años, Samsung, el fabricante de televisores más popular del mundo, ha presentados sus mejores televisores bajo el nombre "QLED". Su línea QLED de 2019 es más grande que nunca, con siete series que incluyen 28 modelos distintos. Desde colosales modelos 8K de 98 pulgadas hasta televisores diseñados para asemejarse a pinturas y arte moderno, los QLED representan la cumbre de lo que los formidables ingenieros de Samsung pueden brindar a los compradores de televisores.

Sin embargo, no se encuentran en la cumbre de la calidad de imagen, pues ese honor lo ostentan los televisores OLED.

Al revisar las evaluaciones comparativas de modelos de TV realizadas por CNET en los últimos años, los televisores OLED de LG han brindado una mejor calidad de imagen general que los televisores QLED de Samsung. El último ejemplo de ello ocurrió en 2018, cuando comparamos el Q9 de Samsung con el B8 de LG. El LG ganó, aunque cuesta menos. Sin embargo, el Q9 ofrece un excelente rendimiento y brinda la mejor calidad de imagen no OLED que probé en 2018, aunque no gracias a la tecnología QLED.

Aún no he probado ningún televisor OLED o QLED de 2019. Sin embargo, si tuviera que apostar, diría que OLED vencerá al mejor televisor QLED este año, a pesar de que Samsung parece haber hecho más mejoras que LG. Estas son las razones:

Un televisor QLED es un televisor LCD con puntos cuánticos

Empecemos con un resumen rápido de las dos tecnologías.

  • OLED son las siglas en inglés de "diodo orgánico emisor de luz".
  • QLED (según Samsung) son las siglas en inglés de  "televisor LED de puntos cuánticos".
  • OLED es una tecnología esencialmente diferente de LCD, el principal tipo de televisor existente hoy en el mundo.
  • QLED es una variación de un LCD LED, que agrega una película de puntos cuánticos al "sándwich" de capas del LCD.
  • OLED es "emisivo", lo que significa que los pixeles emiten su propia luz.
  • QLED, al igual que LCD, es en su forma actual "transmisivo" y depende de una luz de fondo LED.

La principal conclusión es que la tecnología QLED se encuentra más cerca del viejo LCD normal que de OLED. Yo (y la mayoría de los otros expertos) consideramos a OLED una clase de televisor claramente diferente, como lo fue antes la tecnología de plasma.

Los puntos cuánticos son moléculas microscópicas que, cuando son impactadas por la luz, emiten su propia luz de diferente color. En los televisores QLED, los puntos están contenidos en una película, y la luz que los impacta proviene de una retroiluminación LED. Esa luz luego viaja a través de varias otras capas dentro del televisor, incluida una capa de cristal líquido (LCD), para crear la imagen. La luz de la fuente LED se transmite a través de las capas a la superficie de la pantalla, por eso decimos que es "transmisivo".

lg-display-booth-ces-2017-1495-001.jpg

Una mirada al "sándwich" de capas en un televisor LCD, donde la retroiluminación LED brilla a través de una capa de puntos cuánticos (entre otras capas) y sobre el propio panel LCD.

Josh Miller/CNET

Samsung utiliza puntos cuánticos para potenciar sus televisores LCD desde 2015, y debutó con la marca QLED TV en 2017. Samsung dice que sus puntos cuánticos han evolucionado con el tiempo —por ejemplo, el color y la salida de luz han mejorado—. Sin embargo, en mi experiencia, las mejoras producidas por mejores puntos cuánticos son mucho menos evidentes que las causadas por otros factores de calidad de imagen (ve más abajo).

Otros fabricantes de televisores también usan puntos cuánticos en televisores LCD, entre ellos TCL y Vizio, pero no los llaman televisores QLED.

Un televisor OLED no es para nada un televisor LCD

La tecnología LCD ha dominado en los televisores de pantalla plana desde hace mucho tiempo. Es más barata que la tecnología OLED, en especial en los tamaños más grandes, y numerosos fabricantes de pantallas en todo el mundo pueden producirla, incluida la propia LG.

LG OLEDC8P series

Los televisores OLED no necesitan retroiluminación LED, por lo que, además de los beneficios de calidad de imagen, pueden ser increíblemente delgados.

Sarah Tew/CNET

OLED es diferente porque no utiliza retroiluminación LED para producir luz. En vez de eso, la luz es producida por millones de subpixeles OLED individuales. Los pixeles mismos —esos pequeños puntos que componen la imagen— emiten luz, y es por ello que se la denomina tecnología de visualización emisiva. Esa diferencia produce todo tipo de efectos de calidad de imagen, algunos de los cuales favorecen a LCD (y QLED), pero la mayoría beneficia a OLED.

Aparte de LG, Sony también vende televisores OLED en EE.UU., mientras que Panasonic y Philips los venden en Europa. Sin embargo, todos ellos usan paneles manufacturados por LG Display.

Reproduciendo: Mira esto: ¿Ventana o pantalla transparente? LG quiere digitalizar...
1:42

QLED vs. OLED: comparación de la calidad de imagen

A partir de mis evaluaciones, he aquí algunas comparaciones generales que he hecho entre ambas tecnologías.

La calidad de imagen de los televisores QLED varía más que la de los televisores OLED. Samsung tiene una gran variedad de series QLED, y las más caras trabajan mucho mejor que las más baratas. Esto se debe principalmente a que las mejoras más importantes en la calidad de imagen de los equipos de Samsung no tienen mucho que ver con los puntos cuánticos. En televisores como el Q8 y Q9, son el resultado de una mejor regulación local de matriz completa, mejora del brillo de los puntos destacados de la imagen y mejores ángulos de visión, gracias a los cuales superan significativamente a los televisores QLED que carecen de esos extras.

Mientras tanto, cada televisor OLED que he evaluado tiene una calidad de imagen muy similar: todos obtuvieron un 10/10 en calidad de imagen en mis pruebas. Existe una cierta variación entre los diferentes televisores OLED, pero no son tan significativas como las diferencias entre las diversas series de televisores QLED.

OLED tiene mejor contraste y nivel de negros. Uno de los factores de calidad de imagen más importantes es el nivel de negros, y por su naturaleza emisiva los televisores OLED pueden desactivar por completo los pixeles que no están en uso, para generar un contraste literalmente infinito. Los televisores QLED/LCD, incluso los mejores con la regulación local de matriz completa más efectiva, dejan pasar un poco de luz, lo que lleva a niveles de negros más grises y descoloridos, y a un efecto blooming alrededor de las secciones brillantes.

QLED es más brillante. Los televisores QLED y LCD más brillantes tienen más brillo que cualquier modelo OLED, lo cual constituye una ventaja particular en habitaciones luminosas y al reproducir contenido HDR. En mis pruebas, sin embargo, los televisores OLED fueron suficientemente brillantes para la mayoría de las habitaciones, y su contraste superior les permite ofrecer una mejor calidad general de imagen HDR que cualquier otro televisor QLED/LCD que haya probado.

howwetest-tvlab-2017-cnet-11
Sarah Tew/CNET

OLED tiene mejor uniformidad y ángulos de visión. En los televisores LCD, diferentes áreas de la pantalla pueden aparecer más brillantes que otras todo el tiempo, y con ciertos contenidos se puede ver la estructura de retroiluminación. Incluso los mejores LCD también se atenúan y pierden contraste y color cuando se ve la imagen desde otros lugares que no sean directamente frente de la pantalla. Los televisores OLED tienen pantallas casi perfectamente uniformes y mantienen la fidelidad desde todos los ángulos, excepto los más extremos.

La resolución, el color, el procesamiento de video y otros factores de calidad de imagen son básicamente los mismos. La mayoría de los QLED y OLED tienen la misma resolución, 4K, y ambos pueden alcanzar una resolución de 8K también. Ninguna de las dos tecnologías tiene una ventaja inherente importante en las áreas de procesamiento de color o video.

QLED puede ser más grande y más pequeño (y más barato)

Solo hay tres tamaños de televisores OLED en el mercado hoy en día: 55 pulgadas, 65 pulgadas y 77 pulgadas. Una vez que salga el OLED 8K de 88 pulgadas de LG, habrá cuatro.

35-samsung-q900

El televisor QLED 8K de 85 pulgadas de Samsung (arriba) cuesta US$15,000. El OLED 8K de 88 pulgadas de LG costará aún más.

Sarah Tew/CNET

Mientras tanto, los televisores QLED de Samsung vienen en tamaños de 43 pulgadas, 49 pulgadas, 55 pulgadas, 65 pulgadas, 75 pulgadas, 82 pulgadas, 85 pulgadas y, aunque no lo creas, 98 pulgadas. Por supuesto, los televisores LCD sin QLED pueden también ser más pequeños.

Una gran ventaja que QLED y LCD tienen sobre OLED es el costo de los tamaños convencionales de más de 65 pulgadas. Los televisores grandes son el segmento de más rápido crecimiento del mercado y no muestran signos de desaceleración. El televisor OLED de 77 pulgadas de LG cuesta US$7,000, un precio prohibitivo para los compradores de televisión tradicionales, y tiemblo solo de pensar lo que LG cobrará por la versión 8K de 88 pulgadas. Mientras tanto, el Q8 QLED de 75 pulgadas de Samsung, un televisor de excelente desempeño pero sin OLED, cuesta US$2,800, y un buen televisor de 75 pulgadas de Vizio y TCL cuesta alrededor de US$1,800.

En tamaños de 55 y 65 pulgadas, los modelos QLED de gama más alta y mejor desempeño, como el Q8, Q9 y el Q900A de 8K de resolución, cuestan más que el televisor OLED más barato. Sin embargo, existen también muchas otras series QLED menos costosas, aunque con peor calidad de imagen.

La verdad sobre la 'pantalla quemada' en los televisores OLED

La quemaduras se producen cuando una parte persistente de la imagen en la pantalla —por ejemplo, los botones de navegación o el logotipo de un canal, el cintillo de noticias o el marcador de un partido— permanece como una especie de fondo fantasma sin importar qué más aparezca en la pantalla. Todas las pantallas OLED pueden quemarse y, por lo que sabemos, son más susceptibles de hacerlo que las pantallas LCD, incluidas las QLED.

En última instancia, sin embargo, las quemaduras de la pantalla no deberían ser un problema para la mayoría de las personas. De toda la evidencia que hemos visto, estas suelen producirse al dejar un elemento de imagen estática, como el logotipo de un canal, en pantalla durante mucho tiempo, de manera repetida. Eso puede ser un problema, por ejemplo, si ves Fox News, ESPN o MSNBC durante varias horas todos los días y no miras otro tipo de programación lo suficiente. Pero en tanto que varíes lo que se ve en la pantalla, es probable que nunca experimente quemaduras.

qled-by-qdvision.jpg

Prototipos de puntos cuánticos electroluminiscentes, que podrían allanar el camino para televisores de puntos cuánticos de visión directa.

QDVision

Perspectivas futuras para los televisores OLED vs. QLED

Hasta que no pruebe los modelos de televisores OLED o QLED y los compare, no sabré con seguridad cuál es el ganador de este año.

Para 2019, Samsung ha mejorado nuevamente su calidad de imagen QLED en modelos de alta gama en un esfuerzo por superar a OLED, mientras que LG, aparte de una mejora en el procesamiento, se ha mantenido igual. No espero que los televisores OLED de 2019 de LG sean mucho mejores que sus predecesores, y lo mismo pienso de los nuevos televisores OLED de Sony. Pero dadas las diferencias entre la tecnología OLED y la tecnología QLED, me sorprendería si esas mejoras a QLED le permitieran superar a OLED en general en 2019.

¿Qué pasará en 2020 y después? Samsung está trabajando en una versión de QLED que utiliza tecnología emisiva, como en OLED y el plasma. Conocido como punto cuántico de visión directa, prescinde de las capas de cristal líquido y utiliza los puntos cuánticos mismos como fuente de luz.

Los televisores QLED emisivos tienen el potencial de igualar los niveles de negro absolutos y la relación de contraste "infinita" de los OLED, con una mejor eficiencia de potencia, mejor color y más. Eso es bastante emocionante, pero pasarán varios años antes de que veamos televisores QLED emisivos disponibles para la venta. Esperemos que para entonces se les ocurra un nuevo acrónimo (¿EQLED?).

Antes de eso, llegará el MicroLED. Se trata de otra tecnología emisiva, nuevamente impulsada por Samsung, que parece estar más cerca del mercado que el punto cuántico de visión directa. Como puedes adivinar por su nombre, utiliza millones de LED diminutos como pixeles. MicroLED tiene el potencial de lograr los mismos niveles de negro perfecto que OLED sin peligro de quemaduras de la pantalla. Puede ofrecer un nivel de brillo más alto que cualquier tecnología de pantalla actual, un color excelente en toda la gama, y no tiene los problemas de ángulo de visión y uniformidad de las pantallas LCD. No incluye puntos cuánticos, al menos no todavía, pero quién sabe qué pueda pasar cuando llegue al mercado.

Por ahora, sin embargo, OLED supera en calidad de la imagen QLED. Al menos hasta que alguien combine ambas tecnologías.