CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

Pussy Riot burló la seguridad del Mundial 2018

Ingresaron en el minuto 52 y hasta le dieron la mano a Kylian Mbappé, jugador de Francia. El colectivo punk feminista explicó por las redes sociales el motivo de la protesta.

Minuto 52 de la final del Mundial. Croacia busca a toda costa empatar el partido y en pleno avance cuatro desconocidos invaden la cancha. ¿Quiénes son?

No se trataba esta vez de los típicos exhibicionistas que desean un minuto de atención, sino del colectivo de punk feminista Pussy Riot.

No fue sino hasta después de la victoria de Francia sobre Croacia, que coronó a los Bleu como bicampeones del Mundo, que se supo quiénes eran. El mismo grupo se adjudicó el boicot y la agencia de noticias AP se hizo eco:

Las Pussy Riot aseguraron que su intención fue darle luz a los problemas de censura que se viven en la nación gobernada por Vladimir Putin.

Añadieron una lista de demandas, entre las que solicitan liberar a los presos políticos, poner fin a los "arrestos ilegales durante las protestas", y "permitir la competencia política en el país". El colectivo publicó un video en ruso en donde describen sus demandas (el texto en inglés está debajo del video en YouTube).

Sorprendió al mundo que a pesar del gran trabajo de seguridad desplegado en el estadio Olímpico Luzhniki, los protestantes lograran su cometido.

Se desconoce si el uniforme de seguridad, con el que entraron los individuos al terreno, les ayudó. 

"Los ciudadanos involucrados fueron trasladados a un cuartel de policía", informó la rama de Moscú del Ministerio del Interior, sin dar más detalles. Dozhd, un canal de televisión por Internet, identificó a uno de ellos como Pyotr Verzilov, uno de los miembros más prominentes del grupo.

Posteriormente en las redes sociales circuló un video en el que el líder del colectivo es interrogado. AP dice que mientras recibía cuestionamientos a voz alta de un individuo que estaba fuera de la cámara, Verzilov respondió: "Estoy a favor de Rusia, al igual que tú".

"A veces deseo que fuera 1937", dice el hombre no captado en cámara, aludiendo al año en que las purgas estalinistas estaban en su apogeo.

Pussy Riot se dio a conocer en el mundo cuando las mujeres que integran el grupo, cubriéndose con pasamontañas, entonaron una canción en contra del presidente ruso Putin en la principal catedral de Moscú en 2012. Dos de sus integrantes estuvieron en prisión durante casi dos años.