CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

¿Pueden volar los armadillos? Con Pteromys, sí

Unos científicos de la compañía de software de diseño 3D Autodesk crearon una herramienta que ayuda a convertir cualquier diseño de avioncito de papel en un objeto volador.

autodeskresearchpteromysarmadilloplane3.jpg
Un científico de Autodesk ha diseñado una herramienta que te permite diseñar un avioncito de papel de la forma de quieras y optimizarlo para alcanzar su cénit aerodinámico. Autodesk

Todos hemos hecho aviones de papel, esos de seis doblajes en forma de triángulo. Pero, ¿qué tal si un día quisieras hacer un avioncito de papel con la forma de un armadillo? ¿Podrá volar?

Si utilizas Pteromys, una nueva herramienta de Autodesk, para hacer el avioncito, pues la respuesta es sí.

Investigadores de la compañía de software Autodesk presentarán un ensayo durante la conferencia de gráficos y diseño SIGGRAPH el martes en el que delinean un sistema que ayuda a los usuarios a convertir casi cualquier concepto o idea en un avión de papel que surcará los cielos sin problemas. Esto sin importar cuán estrafalaria sea la idea o qué tanto sepa el usuario sobre la dinámica de vuelo.

Pteromys fue idea de Nobuyuki Umetani, un científico que trabajó durante un año en Autodesk Research en Toronto. Los conceptos científicos que sustentan Pteromys son bastante complejos, ya que se basan en la experiencia de Umetani en áreas como gráficos informáticos y simulaciones de aerodinámica. Sin embargo, para los usuarios de la herramienta, no podía ser más fácil.

¡A volar!

Usar Pteromys es tan sencillo como hacer un avioncito de papel común y corriente. Sólo tienes que dibujar un avioncito - de la forma que desees - utilizando la herramienta, hacer clic en el botón "Make it Fly" (Hazlo volar) y esperar a que la aplicación optimice el diseño para mejorar su capacidad aerodinámica. Es más, el sistema puede transmitir el diseño a un cortador láser, que producirá rápidamente una versión física del avioncito que dibujó el usuario. Y listo, es hora de volar.

Los resultados pueden ser sorprendentes, con diseños que hacen posible que cualquier cosa - desde un armadillo hasta un dragón de papel - pueda volar. Es ese elemento de sorpresa lo que inspiró el nombre del proyecto: pteromys es el nombre científico de la ardilla voladora.

"Pregunté el porqué del nombre" pteromys, dijo Ryan Schmidt, un científico de Autodesk Research que supervisó la labor de Umetani, quien respondió: "¿No es obvio? Es algo que no debería de volar, pero lo hace".

screen-shot-2014-08-08-at-3-16-01-pm.png
La herramienta Pteromys. Autodesk

Aunque existen obvias aplicaciones comerciales para esta herramienta, como, por ejemplo, una aplicación para iPhones dirigidos a diseñar avioncitos de papel, no se sabe con certeza cuál es el futuro del proyecto. Pteromys no está disponible para el público en general - de hecho, aún no se sabe si saldrá del todo al mercado.

Pteromys, sin embargo, es un claro ejemplo de la clase de sistemas interactivos - en el que los usuarios son guiados por herramientas de simulación - que los investigadores de Autodesk están desarrollando. Además, Autodesk, que desarrolla software de diseño 3D para el sector de entretenimiento e ingeniería, entre otras industrias, espera poder exhibir y mostrar Pteromys en un taller de tecnología en San Francisco.

screen-shot-2014-08-08-at-3-16-18-pm.png
Autodesk

A pesar que no está disponible para el público y su futuro se vislumbra incierto, el concepto que sustenta a Pteromys es cautivador. De hecho, el proyecto inició sin muchas pompas con el objetivo de ayudar a Schmidt, quien no tenía ningún concepto de la aerodinámica, a diseñar un avión que pudiese mantenerse en el aire.

Umetani fundamentó su proyecto en un entendimiento básico de los conceptos de ingeniería, que eran mucho más simples de los que las grandes compañías de aviación como Boeing abordarían, recuerda Schmidt. Por eso fue un proyecto que compaginó perfectamente con la misión de Autodesk Research, una unidad compuesta de 50 personas de la compañía con sede en San Francisco. Allí, los científicos pueden desarrollar proyectos que no necesariamente satisfacen las necesidades inmediatas de la compañía pero que intentan dar un paso hacia el futuro de la tecnología.

Una infinita serie de diseños

Para los fanáticos de los aviones de papel, Pteromys es una herramienta fascinante porque puede transformar casi cualquier diseño en un objeto volador con sólo ajustar ciertas especificaciones como la ubicación de las alas, su forma o el tamaño del fuselaje. El usuario puede establecer el diseño con "el ala de determinada forma, un cuerpo de otra y el sistema los ajusta" para que pueda funcionar, dice Schmidt.

En cuestión de segundos, Pteromys evalúa el diseño y analiza millones de posibilidades de simulación, optimizando el diseño hasta llegar con el que sea más aerodinámico. El usuario, entonces, podrá ver una tabla que le indicará la distancia máxima de vuelo de su diseño. "El sistema se basa en la suposición de que existe un número infinito de planeadores que pueden volar una determinada distancia", dijo Schmidt, " y el sistema se centra en buscar el planeador que puede volar la distancia más larga posible".

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO