CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

¿Puede una 'ciudad bosque' limpiar el aire contaminado de China?

El arquitecto Stefano Boeri ha diseñado rascacielos con bosques verticales para tres ciudades en China. El siguiente paso es diseñar una ciudad bosque para combatir la contaminación de ese país.

Ciencia
stefano-boeri-architetti-liuzhou-forest-city-view-1-1920x1071

La ciudad bosque de Liuzhou

Stefano Boeri Architetti

Una ciudad bosque para combatir la contaminación ambiental está siendo construida en Liuzhou, China. 

La ciudad bosque fue diseñada por Stefano Boeri, un arquitecto italiano conocido por sus rascacielos cubiertos con plantas, también conocidos como bosques verticales. La ciudad bosque de Liuzhou albergará unos 30,000 residentes y estaría lista para el 2020, según un comunicado de la firma de Boeri.

El problema de la contaminación en China es bastante conocido. Los niveles de contaminación de las zonas urbanas exceden los de un incendio forestal, y la niebla tóxica es la causante de un tercio de las muertes en China, cobrando 1.1 millones de vidas al año. Se estima que la contaminación ambiental reducirá la expectativa de vida en el norte de China unos 5.5 años. Por esta razón, el gobierno chino ha acogido estrategias innovadoras y poco convencionales para lidiar con la situación, incluyendo los proyectos como la ciudad bosque de Liuzhou. 

La ciudad bosque está siendo construida en 175 hectáreas a orillas del rio Liu en Liuzhou, una zona montañosa de la provincia Guanxi, la cual es famosa por su espectacular formación de paisajes Kársticos. El ambicioso proyecto asegura que la ciudad absorberá casi 10,000 toneladas de dióxido de carbono, 57 toneladas de agentes contaminantes al año, y producirá aproximadamente 900 toneladas de oxígeno si se cubren los edificios, parques y calles con alrededor de un millón de plantas y 40,000 árboles de más de 100 especies diferentes.

El desarrollo estará conectado a la ciudad de Liuzhou por un tren de alta velocidad eléctrico, y utilizará energía geotérmica para el aire acondicionado interno y paneles solares para la electricidad. La profusión de plantas no sólo limpiará el aire, también reduciría la temperatura promedio, crearía barreras para el ruido y proveería un hábitat más amigable para animales, pájaros e insectos. 

Boeri espera que este modelo de arquitectura urbana sostenible sea replicado en otras ciudades de China. Los bosques verticales modelados tras su famoso proyecto en Milán, ya están siendo construidos en Nanjing, Shanghai y Shenzhen. También podría haber una segunda ciudad bosque, según reportó el diario The Guardian. Esta vez sería construida al norte de China cerca a Shijiazhuang, una de las regiones más contaminadas de ese país. La construcción de una cuidad bosque al norte de China demostraría si este concepto tan innovador podría ser una solución práctica a la crisis de la polución que se vive en China. 

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO