CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Proveedores de banda ancha en EE.UU. demandan a la FCC

Las quejas ponen en jaque a las nuevas reglas de tráfico en la web impuestas por el gobierno, denominándolas una violación a las leyes federales.

Internet
Dos nuevas demandas desafían las reglas de FCC sobre la regulación del tráfico de Internet. CNET

Menos de dos semanas después de que la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. (FCC por sus siglas en inglés) diera a conocer nuevas normas de neutralidad de la red, proveedores de banda ancha de Estados Unidos han presentado un par de demandas para revocar las normas de tráfico de Internet.

La USTelecom Association, un grupo comercial que representa a algunos de los proveedores de servicios de Internet más grandes del país, presentó una queja el lunes ante el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Distrito de Columbia que reclama que la acción de la FCC es una violación de la ley federal y fue "arbitraria, caprichosa y un abuso de discreción". Por su parte, ISP Alamo Broadband, una empresa con sede en Texas, presentó argumentos similares en contra de la acción de la FCC el lunes en un tribunal federal de apelaciones en Nueva Orleans.

Las demandas representan los primeros desafíos legales a la nueva normativa en lo que se espera será una larga batalla legal.

Las nuevas reglas -- aprobadas por un voto 3-2 el mes pasado -- adoptaron reglamentos de neutralidad de la red sobre la base de una nueva definición de la banda ancha que permite al gobierno regular la infraestructura de Internet como un servicio público. Las reglas prohíben que los proveedores de banda ancha bloqueen o ralenticen el tráfico en redes cableadas e inalámbricas. También prohíben los proveedores de servicios de Internet ofrecer servicios prioritarios pagados que les podrían permitir cobrar a empresas de contenidos, como Netflix, cuotas para acceder a "vías rápidas" de Internet para llegar a sus clientes con mayor rapidez cuando se congestionan las redes.

"Como hemos dicho a lo largo de este debate, nuestras empresas miembros realizan sus negocios en conformidad con los principios de Internet abierto", dijo el presidente de USTelecom, Walter McCormick, en un comunicado. "No creemos que la iniciativa de la Comisión Federal de Comunicaciones para la reglamentación de Internet como un servicio público sea legalmente sostenible."

USTelecom dijo que presentó su petición de cinco páginas a revisión por la preocupación de que un período de apenas 10 días para impugnar las normas se desencadenara luego de que la agencia publicó las nuevas normas el 12 de marzo. Sin embargo, la FCC ha dicho que la ventana para presentar desafíos legales es de 60 días después de que las normas se publiquen en el Registro Federal, que se espera ocurra en los próximos días.

Un portavoz de FCC llamó a los recursos de revisión "prematuros" y sujetos a no ser considerados.

El punto álgido de la nueva normativa es la reclasificación de la FCC de la banda ancha como un servicio de telecomunicaciones Título II, bajo la Ley de Comunicaciones de 1934. El aplicar la frase "Título II" a la banda ancha tiene el potencial de cambiar radicalmente cómo se gobierna Internet, dando a la FCC una autoridad sin precedentes. La provisión originalmente dio a la agencia el poder de fijar los precios y hacer cumplir el principio de "portador común", o la idea de que cada cliente obtiene la igualdad de acceso a la red. Ahora bien, esta idea se aplicará a las redes de banda ancha para evitar que los proveedores de servicios de Internet favorezcan un bit de datos sobre otro.

La nueva normativa, que llegó después de años de lidiar con el tema de cuánto o incluso si el gobierno federal debe intervenir en la regulación de Internet, reintegró reglamentos que habían sido eliminados por un tribunal federal el año pasado. Proveedores de banda ancha como Verizon y Comcast argumentan que la aplicación de la regulación antigua a la industria de la banda ancha frenará la innovación y permitirá al gobierno imponer nuevos impuestos y aranceles.

Es probable que después de que se publiquen los reglamentos en el Registro Federal más proveedoras de banda ancha interpondrán demandas en contra de la FCC. AT&T ya ha sugerido que va a presentar una, y es casi seguro que otros proveedores de banda ancha se unirán a la compañía en este cometido.

Las autoridades de la FCC dicen confiar en que la ley se mantendrá en pie frente a los desafíos legales.

Marguerite Reardon contribuyó con este reporte.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO