Los programas y películas de 2016 preferidos de nuestros editores

El humor de 'Silicon Valley', los monólogos de Trevor Noah, la sátira de 'The Lobster' o la ciencia ficción de 'Arrival'... Cinco 'shows' y cinco películas que disfrutamos en 2016. Estos son los preferidos de nuestra editora Patricia Puentes.

Por suerte, la era dorada de la televisión todavía no ha terminado. Y por mucho que John Landgraf, presidente de FX y visionario, lleve dos años seguidos prediciendo la saturación del medio, continuamos disfrutando de nuevas propuestas televisivas creativas cada año. Aunque sí, el problema con la tele en 2016 fue que no hubo tiempo suficiente para verlo todo. Pasé muchas horas en el sofá y frente a la (no tan) pequeña pantalla este año. Estos fueron mis cinco programas preferidos sin orden de preferencia:

- Outlander (Starz). Lo más parecido a un guilty pleasure que encontrarás en esta lista. Confieso que la primera de Outlander me gustó bastante más que esta segunda temporada. Pero la serie de Ronald Moore basada en los libros de Diana Gabaldon sigue mereciéndose una mención por la calidad de sus interpretaciones, el hermoso vestuario, el acento escocés, la fotografía de unos paisajes que dejan sin aliento y su dirección feminista. Y es que no hay nada más sexy que una escena de sexo de Outlander.

- Silicon Valley (HBO). En su primera temporada no acabé de entender esta comedia absurda sobre un grupo de ingenieros que se enfrentan a los retos de tener una start-up en la capital tecnológica del planeta. Aquel año mi comedia preferida seguía siendo Veep. Las cosas han cambiado y hay que decir que la tercera ha sido la mejor temporada de Silicon Valley hasta el momento. Sí, es más fácil disfrutarla si vives en el área de la bahía de San Francisco y entiendes todos los chistes internos que hacen. Todavía más si escribes en una web tecnológica y disfrutas perversamente de lo mucho que los chicos de Silicon Valley se meten con tu gremio.

siliconvalley.jpg

Los chicos de Silicon Valley han pasado por varios momentos difíciles, pero siempre cómicos, esta temporada.

John P. Johnson /HBO

- The Good Wife y Braindead (CBS). Soy fan incondicional y fiel de esa pareja de productores y guionistas televisivos formada por Robert y Michelle King. Y éste fue un gran año para el matrimonio King, con la temporada final de The Good Wife y la culminación de las desventuras de nuestra abogada de sangre fría preferida. Además del estreno este verano de la sátira política con zombies Braindead. Tengo la sensación que la brillante Braindead no la debimos ver demasiados, o CBS (que de hecho es la empresa matriz de CNET y CNET en Español) la hubiera renovado para una segunda temporada. Pero en todo caso 2017 puede ser un gran año también para los King, con el estreno del spin-off de la serie legal The Good Fight, protagonizado por la maravillosa Christine Baranski.

- O.J.: Made in America (ESPN) y The People v. O.J. Simpson: American Crime Story (FX). Lo mejor es empezar a empaparse sobre la figura de O.J. Simson con el documental de ESPN en cinco episodios de algo más de hora y media de duración. Capítulos que no se limitan a narrar por qué Simpson, deportista y celebrity estadounidense, no fue condenado por el asesinato de su ex esposa. O.J.: Made in America retrata con precisión algunos de los conflictos raciales que siguen plagando la sociedad estadounidense hoy en día, además de explicar parte de la obsesión americana con la fama. Para cuando termines de ver Made in America, estarás tan fascinado por esta historia que recomiendo una dosis preferiblemente rápida de la miniserie marca Ryan Murphy sobre el juicio más célebre de la historia americana. Y es que a veces la televisión, no sólo te permite evadirte sino que te obliga a reflexionar.

acs35-copy-2.jpg

Sarah Paulson y Sterling K. Brown en un episodio de The People v. O.J. Simpson: American Crime Story.

Ray Mickshaw/FX

- The Daily Show with Trevor Noah (Comedy Central) y Vice News Tonight (HBO). Precisamente para reflexionar, nada como el humor ácido del sudafricano Trevor Noah hablando sin pelos en la lengua sobre los muchos problemas de su país adoptivo. Personalmente, no echo demasiado de menos a Jon Stewart. También en el género de actualidad, pero sin pizca de humor, los chicos de Vice se han atrevido con el informativo de media hora diario. El formato de Vice incorpora reporteros hipster y una línea editorial que no pretende en ningún momento ocultar su disgusto por la identidad del futuro presidente estadounidense.

Con el cine las cosas siguen siendo un poco distintas, sobre todo en cuanto a su falta de diversidad y de oferta para adultos que quieran ver algo que no provenga de los universos de Marvel, DC o Star Wars cada fin de semana. A pesar de ello y sobre todo para la awards season hemos podido ver algunos títulos muy interesantes. Estas han sido mis películas preferidas en 2016:

- The Lobster. Afilada sátira cinematográfica sobre la obsesión contemporánea por vivir emparejado y donde sus personajes están literalmente condenados a estar casados. De no ser capaces de encontrar a la persona ideal con la que compartir sus vidas, además de intereses comunes, los protagonistas de The Lobster tienen que acabar convertidos en un animal. Colin Farrell con bigote y algo de sobrepeso y Rachel Weisz interpretan a dos rebeldes de esta sociedad extrema (un universo que guarda demasiadas semblanzas con la sociedad occidental). El hecho de que acaben enamorándose el uno del otro representa todo un acto de rebeldía.

- Captain Fantastic. La carrera de Viggo Mortensen está llena de sorpresas. Tanto puede interpretar a un apuesto guerrero en una de las trilogías fantásticas más celebradas de las últimas décadas, como a un antiguo matón y gangster que vive en paz y armonía con su familia hasta que el pasado llama a su puerta o hacer gala de sus habilidades en español en una fábula surrealista. En Captain Fantastic interpreta al padre de seis hijos. Su esposa acaba de fallecer y este patriarca atípico y definitivamente hippie debe replantearse el método educativo que ha empleado con su familia hasta el momento. La película, que de hecho está escrita y dirigida por uno de los actores de Silicon Valley, es un retrato crítico y punzante sobre la sociedad consumista y no necesariamente culta en la que vivimos, además de una reflexión sobre los beneficios de la educación y socialización.

captainfantastic1.jpg

Viggo Mortensen en un fotograma de Captain Fantastic.

Entertainment One Films

- Arrival. Sólo la combinación de la interpretación de Amy Adams con la dirección de Dennis Villeneuve ya es todo un reclamo para este título, que además consiguió demostrar que se puede hacer ciencia ficción sin abusar de explosiones, ni tramas simplificadas o grandes batallas llenas de efectos especiales. A veces sólo hace falta una historia sólida que atrape al espectador y le recuerde la magia que contiene este género. Ojalá más películas se parecieran a Arrival. Y ojalá más ciencia ficción se permitiera ser así de intimista, sencilla y humana.

- Hell or High Water. Para aficionados a los westerns contemporáneos a quienes les gusta ver a Jeff Bridges en cualquier formato. En Hell or High Water Bridges interpreta a un ranger texano encargado de atrapar a un par de ladrones de bancos con un modus operandi muy particular. Los delincuentes son dos hermanos interpretados por Ben Foster y Chris Pine, que no siempre puede demostrar su talento en todo su esplendor tan bien como aquí. Es casi inverosímil que no haya más películas de acción tan bien escritas, resueltas e interpretadas como ésta, donde el humor además juega un pequeño y muy bienvenido papel.

- Nocturnal Animals. Segunda protagonizada por Adams en mi lista (que este año parece haber trabajado horas extra para intentar hacerse por fin con el escurridizo Oscar). Dirigida por el diseñador de moda convertido en cineasta Tom Ford, Nocturnal Animals es una historia de venganza exquisitamente fotografiada, con un reparto ante todo bello, una música reminiscente de las mejores bandas sonoras de Bernard Herrmann, un vestuario impecable y una estética provocadora. Imprescindible para amantes del thriller psicológico, Jake Gyllenhaal con barba y poca ropa, el arte contemporáneo o simplemente para aquellos que disfrutan viendo a Ford haciendo que sus protagonistas lleven gafas de montura oscura y cuadrada.

nocturnalanimalsdrinking-jpgrgb.jpg

Amy Adams en un fotograma de Nocturnal Animals.

Merrick Morton/Universal Pictures International
Close
Drag