La primera tableta modular ya está a la venta y no es de Google

Click-ARM permite que los usuarios puedan cambiar el procesador, la cámara o incluso la memoria con la que viene el dispositivo en el momento que quieran.

clickarm-frontal.jpg
Click-ARM, la tableta modular española.Foto de imasd

BARCELONA -- La primera tableta modular ya está a la venta en Internet, y no ha sido -- por sorpresa -- fabricada en Estados Unidos, ni pertenece al Proyecto Ara de Google. Se llama Click-ARM y pertenece a la compañía española ImasD.

Durante el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles (MWC, por sus siglas en inglés), la compañía dio el banderazo de salida a la venta de la tableta, cuyo precio es de 249 euros.

A diferencia de la Sony Xperia Z4 Tablet y de muchas otras lanzadas durante el congreso en Barcelona, a esta tableta podrás cambiarle sus componentes en cuanto lo consideres necesario para mejorarla, por muy poco precio.


La tableta original viene con una pantalla de 10.1 pulgadas multitáctil con resolución de 1,280x800 pixeles, procesador Samsung Exynos 4412, 2GB de memoria RAM, 16GB de almacenamiento, WiFi, Bluetooth 4.0, HDMI y dos conectores USB.

Los componentes como el procesador, la memoria RAM y de almacenamiento y los módulos de conectividad podrán mejorarse en el futuro. Aunque esta tableta no incorpora red, podrías agregar un módulo 4G sin problemas cuando así lo requieras.

Aunque la empresa no quiso revelar a CNET en Español el precio exacto que tendrán los módulos, hemos podido conocer de manera extraoficial que el procesador incorporado tiene un precio que no supera los US$45 y que la placa base, en la que se incorporan todos los chips para que funcione el dispositivo, cuesta alrededor de US$50.

La tableta saldrá inicialmente con 1,000 unidades que se entregarán entre junio y septiembre de este año, en principio únicamente en España, aunque la compañía confirmó que tienen planes de entrega este mismo año para EE.UU., y varios países europeos.

El Proyecto Ara también funciona a través de módulos que los usuarios podrán comprar cuando lo deseen. Los celulares de Google serán vendidos primero en Puerto Rico, lugar en donde la compañía hará pruebas para saber cómo funciona el ecosistema entre compradores y desarrolladores.