CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Este es el primer corazón hecho con una impresora 3D a partir de tejido humano

Es del tamaño de un corazón de conejo, pero de cualquier modo es un gran avance.

ISRAEL-HEALTH-TECHNOLOGY

Tal Dvir, de la Universidad de Tel Aviv, presenta el corazón hecho por una impresora 3D que logró junto con su equipo. 

Jack Guez/AFP/Getty Images

Un día, esperaban los científicos, vamos a ser capaces de fabricar corazones que puedan ser trasplantados en humanos. Bueno, pues un grupo de investigadores en la Universidad de Tel Aviv, en Israel, nos ha colocado en posición de convertir ese sueño en realidad.

Dicho equipo hizo un corazón con una impresora 3D, utilizando tejido humano y vasos sanguíneos, de acuerdo con el estudio publicado el lunes en la revista especializada Advanced Science. Aunque el corazón no es de tamaño natural —es del tamaño del corazón de un conejo—, se trata de un avance notable, explicó el equipo.

"Esta es la primera vez que alguien, en cualquier parte del mundo , logra diseñar e imprimir con éxito un corazón completo repleto de células, vasos sanguíneos, ventrículos y cavidades", dijo a un periódico local el profesor Tal Dvir, quien lidera el equipo. "Se había logrado imprimir en 3D la estructura de un corazón en el pasado, pero no con células ni vasos sanguíneos".

Los científicos han encontrado mucho usos distintos a la tecnología de impresión en 3D en años recientes. Investigadores en la Universidad de Toronto trabajan con esta tecnología para imprimir piel sobre las heridas, y la Universidad de Minnesota ha desarrollado un cráneo transparente de ratón que les ayudará a entender mejor la actividad cerebral.

El equipo de Tel Aviv extrajo tejido graso de pacientes y lo utilizaron como la "tinta" de la impresora 3D, un plano a partir del cual crear modelos de tejido. Aunque todavía tienen algunos problemas que resolver —el corazón puede contraerse pero no bombear sangre—, planean en algún momento probar corazones impresos en 3D en modelos animales.

"Quizá en 10 años haya impresoras de órganos en los mejores hospitales del mundo y estos procedimientos se lleven a cabo de manera rutinaria", dijo Dvir.