CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Televisiones

¿Son los televisores de hoy más baratos que nunca? Veamos

Más allá de las ofertas y los aparatos prácticamente desechables, ¿los TVs son más o menos caros que antes?

Geoffrey Morrison

Hay un viejo refrán que afirma que la tecnología es cada vez mejor... y más barata. Pero, ¿es eso cierto? No cabe duda de que hay más productos económicos, pero con frecuencia son peores que el promedio. Es decir, sí, son más baratos, pero no tan "buenos".

Si echas un vistazo a los mejores televisores en el mercado, siguen siendo caros. Pero ¿cómo se comparan con los mejores televisores de hace unos años? La mayoría de la gente no recuerda lo que pagó por su último televisor, para no hablar de aquel de hace 20 años. A propósito, ¿cuánto costaba el mejor televisor en 1997? 

Buena pregunta.

lg-oled-tv-2017oledc7image1.jpg

LG

Referencia del 2017

LG OLED55B7A: US$2,300
Precio por pulgada cuadrada: US$1.78

Para comenzar la comparación, usemos el LG B7A OLED. Es casi idéntico al C7 OLED, nuestro mejor televisor del momento.

Este televisor de 55 pulgadas tiene un precio sugerido de US$3,000, lo que equivale a unos US$2.32 por pulgada cuadrada de pantalla. Pero en realidad el Vienes Negro del 2017 llegaron a venderse en US$1,500. En términos de pantalla, el precio rebajado es de unos US$1.24 por pulgada cuadrada, algo asombroso por ser el televisor de mejor desempeño del año, y por extensión, uno de los mejores rendimientos históricamente.

Esto es en dólares de hoy, porque bueno, es hoy. Mientras hacemos un viaje al pasado, usaré la calculadora de inflación de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos y la lista de precios en dólares de hoy también.

2012 (hace 5 años)

TC-P65VT50_35118305_35118304_19_1_620x433.jpg

Panasonic TC-P55VT50: US$2,680
Precio por pulgada cuadrada: US$2.08

¡Plasma! Ah, los viejos tiempos. Bueno, más o menos. Los televisores de plasma eran geniales, pero son cosa del pasado. Los OLED de hoy son más luminosos, tienen mejor color, mejor resolución y más. 4K era algo distante en el horizonte hace cinco años, pero ya estaba haciendo olas.

La serie VT50 del 2012 era fantástica, y no ridículamente costosa: US$2,500 por un televisor de 55 pulgadas. En dólares de hoy, es más o menos US$2,680. Y el precio por pulgada cuadrada de pantalla es cercano a los OLED de hoy, al menos el precio de lista.

Esto es un poco engañoso, porque los plasmas siempre tuvieron una fantástica relación precio-desempeño. Los televisores LCD de precio similar no se veían tan bien ni tenían reseñas tan positivas. El gran LCD del 2012 que se veía fabuloso era el ligeramente más grande Sharp Elite PRO-60X5FD, con un precio de venta de US$6,000 ($3.91 por pulgada cuadrada).  Piensa en eso: ahora puedes comprar un OLED de 65 pulgadas, más grande, y con HDR y paleta ampliada de colores por menos dinero. Eso es progreso.

2007 (hace 10 años)

33002556-2-440-OVR-1.gif

Sarah Tew/CNET

Pioneer Elite Kuro PRO-110FD: US$7,046
Precio por pulgada cuadrada: US$6.60

El legendario Pioneer Kuro es para los televisores lo que el Porsche 959 era para los automóviles: tecnología de punta brillante tan adelantada a su tiempo que no iba a durar mucho. Aunque supongo que Pioneer esperaba fabricar el Kuro mucho más tiempo de lo que Porsche planeaba fabricar el 959.

Este televisor fue una revelación en términos de contraste y calidad de la imagen. Cuando lo reseñé, dije que era el "mejor televisor de la historia". Cuando nuestro experto reseñó el modelo del año siguiente, dijo: "El Pioneer Elite PRO-111FD representa el pináculo de la calidad de imagen de alta definición en una pantalla plana".

También era caro: US$6,000 en ese entonces, unos US$7,046 hoy con la inflación. Y ese era el precio de un modelo de 50 pulgadas, lo que indica un precio por pulgada cuadrada de US$6.60. Doloroso.

1997 (hace 20 años)

fujitsu-plasma

Fujitsu

Philips/Fujitsu Flat Plasma TV: US$22,924
Precio por pulgada cuadrada: US$30.45

Sony KV-35XBR48 CRT TV: US$3,821
Precio por pulgada cuadrada: US$5.83

En 1997 salió al mercado del consumidor el primer televisor de pantalla plana (Fujitsu comenzó la producción de plasmas a finales de 1996). Este televisor era plano. Era el futuro. Era caro. Y se veía terrible. Era un televisor horrible. 

Los televisores de tubo de rayos catódicos de la era, como este Sony, no eran mucho más pequeños, diagonalmente, pero ofrecían una calidad de imagen mucho mejor. Costaba US$15,000 y ¡ni siquiera era de alta definición! Su resolución era de 852x480 pixeles. 

Hoy puedes comprar uno con resolución de 3,840x2,160 pixeles, además de mejor color, contraste y brillantez, y una pantalla mucho más grande, por menos de 5 por ciento de lo que costaba el otro cuando salió al mercado.

En comparación, los mejores televisores de ese momento eran de tubo de rayos catódicos. Perdón, eran los únicos televisores de ese momento. Los televisores de retroproyección tenían una imagen más grande, pero en términos de calidad de imagen, los de tubo eran os reyes. Sony controló esa categoría durante la mayor parte de la segunda mitad del siglo 20. ¿Qué tal un Sony KV-35XBR48? $2,500, escaneo progresivo, y a pesar del nombre, una pantalla enorme de 37 pulgadas. ¿Qué tal las entradas de S-video? Y solamente pesaba 200 libras.

En 1997 quizás había mejores televisores, pero la internet no es lo que era lo que es ahora.

1954 (hace 63 años)

westinghouse-h840ck15

Earlytelevision.org

Westinghouse H840CK15: US$11,875
Precio por pulgada cuadrada: US$110.20

Regresemos a los primeros días de la televisión en color. Ahora parece historia antigua, pero la televisión a color llegó al mercado solamente una década antes, después que la de blanco y negro comenzó a desarrollarse en serio (aunque el propio. De manera similar a los primeros días de la alta definición y el 4K, no había mucho material que ver, de manera que la adopción fue lenta. 

Pero los precios bajaron rápidamente porque la gente no compraba. El CT-100 de RCA bajó a US$495, unos US$4,440 en dinero de hoy (US$21.02 por pulgada cuadrada en un televisor de 21 pulgadas), no mucho tiempo después de su lanzamiento. Para mediados de los años 1960, cuando realmente despegó la programación en color, los televisores a color eran incluso más baratos. Se podía comprar un aparato enorme de 23 pulgadas por US$350 (US$2,517 en dinero de hoy). 

Y esas cifras era incluso un poco optimistas. El Westinghouse tenía un tubo de 15 pulgadas, pero el área de la imagen era mucho menor.

rca-ad

Earlytelevision.org

Más grandes y, a la postre, más baratos

Es fácil decir que los televisores son más baratos cada año. Y como ves, hasta cierto punto es absolutamente cierto. Pero en realidad se abaratan por pulgada. De US$110 por pulgada cuadrada en los años 1950 a US$1.24 por pulgada cuadrada hoy. Más que abaratarse, los televisores son más grandes.

Los mayores trastornos ocurren en el segmento inferior del mercado, algo más difícil de seguirle la pista. En los años 1950, Westinghouse y RCA eran básicamente los únicos fabricantes de esta nueva tecnología. Ahora hay docenas de compañías que fabrican televisores y puedes comprar uno por menos de 50 centavos de dólar por pulgada cuadrada. Pero esa tendencia tampoco es nueva. Cuando las grandes empresas entran al mercado, apuntan al extremo inferior del mercado. Primero ofrecen algo barato, y más tarde algo barato y bueno, para llegar a algo bueno y caro. Eso sucedió con Japón en los años 1970s y 1980, sucedió con Corea en los años 1990 y 2000 y sucede ahora con China.

Pero, en general, los precios bajan, de manera que las empresas crean algo nuevo y emocionante. En este caso, eso significa más grande, mejor, porque muchos de los componentes son parecidos, baratos. Todo esto sucedió antes y volverá a ocurrir otra vez.