CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología automotriz

Este Porsche 911 Turbo está hecho de piezas gigantes de Lego

Por si necesitabas otra razón para visitar el Museo de Porsche.

No, no se puede manejar, pero es guapísimo ¿o no?

Porsche

Los fabricantes de automóviles ocasionalmente construyen versiones de tamaño natural de sus vehículos con piezas de Lego estándar, pero una reciente instalación de Porsche en su museo dio un giro particular a esta práctica.

El Museo de Porsche en Stuttgart, Alemania, dio a conocer hace poco una nueva instalación. Se trata de un 911 Turbo original de tamaño natural fabricado con piezas de Lego, pero en lugar de utilizar piezas de Lego reales, utilizó versiones gigantes de ellas. No vas a encontrar estas piezas en Bricklink, o en cualquier otro lugar; es muy probable que sean creaciones personalizadas para este proyecto específico.

Básicamente se trata de una versión ampliada del 911 Turbo 3.0 que encuentras en la alineación de cochecitos Lego Speed Champions. Ese te costará $30, y viene con el Turbo y un moderno 911 RSR. Si quieres algo entre la instalación en el Museo de Porsche y el kit de Speed Champions, hay una de Technic disponible por US$300.

El Porsche 911 Turbo original fue el auto de producción más rápido en Alemania cuando fue lanzado. Su turbo de seis cilindros en línea de 256 caballos de fuerza no suena tan brutal para los estándares de hoy en día, considerando que es menos poderoso que el 911 base actual, pero era un auto muy exigente para los estándares de los años 70. En aras de hacer una comparación, el 911 Turbo moderno produce 540 caballos de fuerza en su especificación menos potente.

No es muy difícil saber cuál es el real y cuál el de Lego.

Porsche