guía de compras navideñas

EE.UU., listo para decirle adiós a los contratos celulares

La disponibilidad de mejores 'smartphones' y una mejor educación del consumidor son dos razones para abandonar el famoso contrato a dos años.

nexus-5-35828372-6374_610x407.jpg
Adquirido fuera de contrato, el Nexus 5 de Google ofrece un gran valor.Foto de (Crédito: CNET)
 
Desde que existen los teléfonos celulares, las proveedoras de telefonía celular en Estados Unidos han tenido un control total de la experiencia de compra. Por años, el famoso contrato de dos años ha sido el rey en este país, con las telefónicas ofreciendo enormes subisidos al costo de los dispositivos de calidad. Pero para muchos consumidores, las cosas están cambiando.

El ataque de T-Mobile al status quo está haciendo que el costo al menudeo de los smartphones sea ahora más transparente. Asimismo, el buen precio del Nexus 5 de Google seguramente alejará a algunos consumidores de los teléfonos más costosos.

Aunque probablemente la mayoría de los clientes se queden con la fórmula de los contatos, especialmente si tienen un plan familiar, otras personas están mostrando un mayor interés en las opciones sin contrato.

 

Tener opciones es un mejor plan

Si hay un baluarte a la experiencia sin contrato, es el Nexus 5, de Google. Fabricado por LG, pero a la venta sin contrato en EE.UU. vía la tienda Google Play y por T-Mobile, el Nexus 5 pone en jaque los méritos de sus rivales más costosos con sus especificaciones de alta gama y un costo muy asequible de US$350.

Sprint y AT&T también venderán el Nexus 5 bajo contrato, pero aquí en EE.UU. el precio del Nexus 5 por debajo de los US$400 es una ganga para un teléfono con un procesador y sistema operativo más nuevo que otros dispositivos Android populares como el Galaxy S4 y el HTC One, este último con un precio al menudeo cientos de dólares más alto.

La línea Nexus de Google ha sido una sólida alternativa por años, pero está tomando más fuerza con ese modelo, que ofrece el LTE que los estadounidenses buscan junto con funcionalidades robustas y un menor precio. Aunque es muy pronto para saber cómo se ha vendido, el Nexus 5 está en una sólida posición frente a la temporada navideña.

Más allá del Nexus 5, las teléfonicas de segundo nivel como MetroPCS (ahora propiedad de T-Mobile), Virgin, Boost Mobile y Cricket ofrecen una variedad más amplia de dispositivos, incluyendo modelos de alta gama como el iPhone 5S y el Galaxy S4 de Samsung.

Los clientes normalmente pagan una mensualidad más baja por el servicio, pero un precio inicial más alto por el teléfono, y pueden dejar el plan cuando quieran sin ser penalizados.

En cuanto a las opciones de Windows Phone, Nokia ha estado reduciendo los costos de sus smartphones, reduciendo el precio de los modelos medios como el tabléfono Lumia 1320, que vende a US$350. Aunque aún no se espera que el dispositivo llegue a EE.UU., de todas maneras podría encontrar un refugio en alguna de estas proveedoras de servicios prepagados.

También está el Lumia 520, que cuesta US$100 con un el plan prepagado de AT&T, GoPhone, y la versión de T-Mobile, el Lumia 521. Aunque ambos son modelos de baja gama que no tienen LTE, sí contienen algunos extras en software que ayudan a compensar.

Competencia más feroz

T-Mobile merece la mayor parte del crédito de hacer el modelo fuera de contrato algo más atractivo, después de haber eliminado sus contratos en marzo.

T-Mobile ha tomado el rol de innovadora, respaldada por la guerra de palabras que su CEO, John Legere, ha entablado especialmente con Verizon y AT&T, mientras las otras reaccionan.

2_-_John_Legere_again_TMobile.jpg
Para el CEO de T-Mobile, John Legere, criticar públicamente a AT&T y Verizon es uno de sus pasatiempos favoritos..Foto de (Crédito: Sarah Tew/CNET)

Vimos esto cuando T-Mobile presentó su programa para cambiar de teléfono antes de tiempo, llamado Jump, y lo vemos hasta cierto punto con el programa para comprar un teléfono, que incluye una inicial más baja seguida de mensualidades.

Hasta ahora, las tácticas de T-Mobile han sido increíblemente exitosas; la proveedora consiguió un millón de nuevos clientes en el tercer trimestre, la mayoría atraídos con su campaña contra los contratos.

Si T-Mobile puede mantener el interés de la gente, puede quitarle incluso más suscriptores a Verizon y AT&T, su mayor competencia. Las propuestas como la de datos y textos gratuitos desde el extranjero prácticamente garantizan que eso sucederá.

Aunque T-Mobile se está llevando casi todos los beneficios del cambio, las proveedoras de planes prepagados más pequeñas tienen un oportunidad de beneficiarse en lo que los suscriptores actuales bajo contrato comienzan a interesarse por las opciones sin contrato.

¿Es bueno quedarse en el medio?

En mercados maduros como EE.UU., los contratos hacen que los costos bajen, haciendo que los teléfonos de alta gama sean más asequibles y fáciles de obtener. Eso hace que, con frecuencia, la opción de comprar un teléfono premium sea más sencilla, ya que la diferencia fuera de contrato es de US$50 a US$100, en vez de un rango de US$200 o US$300.

01iPhone5s_35781409_septimius_610x436.jpg
Las proveedoras bajo contrato venden los teléfonos como el iPhone 5S a cerca del costo de producción.Foto de (Crédito: Sarah Tew/CNET)

Como en los países dominados por los teléfonos desbloqueados y fuera de contrato, inlcuso un pequeño paso hacia los pagos sin contrato podría hacer que los clientes estuvieran felices con teléfonos de media  tabla o cercanos a la alta gama como el Nexus 5, el iPhone 5C o el HTC One Mini (si estos últimos no fueron exclusivos de algunas telefónicas, como aquí). Todos estos modelos vienen con funciones muy capaces, mas no de punta.

Las proveedoras de servicios con contrato tienen la ventaja

A pesar del atractivo general de T-Mobile, hay razones lógicas para quedarse con las telefónicas de contrato.

Por ejemplo, no toma ningún esfuerzo quedarse, pero sí calcular los gastos y ahorros que provee cambiar - especialmente si vas a trasladar a toda la familia.

Y también está el argumento de que el contrato no hace mucho daño si eres el tipo de persona que probablemente se quede con la misma proveedora por más del mínimo de dos años.

También está el subsidio que te da el teléfono cerca al precio de manufactura. Por ejemplo, según IHS iSuppili, que desarmó por completo el iPhone 5S, el estimado de costo de materiales del teléfono es de US$200, el mismo precio que cuesta el teléfono bajo contrato. El contrapunto aquí es que en un periodo de dos años qes muy probable que acabes pagando más por los datos con la proveedora bajo contrato de lo que sería con un competidor fuera de contrato.

¿Qué dices?

Las aspiraciones y movimientos de T-Mobile están claramente cambiando la forma en que piensan algunos dueños de teléfonos sobre cómo deben comprar sus dispositivos, una posición que es respaldada por la robusta selección de teléfonos que tienen sólidas funcionalidades por un costo significativamente menor. Si vemos un paso sostenido hacia la opción sin contrato, estas son dos de las principales razones.

¿Y tú? ¿por qué te quedas con tu proveedor? ¿Estás pensando hacer el cambio? Si recientemente pasaste de tener un contrato a estar fuera de contrato, ¿qué te motivó a hacer el cambio? Me encantaría escuchar tu postura en los comentarios aquí abajo.