guía de compras navideñas

¿Por qué Amazon quiere apostar de nuevo por el Fire Phone?

La primera incursión de la tienda digital en el mercado de los 'smartphones' fue un fracaso total. Pero si Amazon aprende de sus errores, su próximo teléfono inteligente será más barato y estará disponible en más lugares.

El presidente ejecutivo de Amazon Jeff Bezos no se ha dado por vencido en cuanto al Fire Phone.Foto de James Martin/CNET

Cuando el presidente ejecutivo de Amazon Jeff Bezos presentó el Fire Phone en junio, prometió a los consumidores un "mejor teléfono" a lo que ya estaba en el mercado.

"¿Podemos fabricar un mejor teléfono para nuestros clientes? ¿Podemos construir un mejor teléfono para nuestros miembros de Amazon Prime? La respuesta es sí", dijo Bezos desde el escenario durante el evento de presentación en Seattle.

Sin duda, el teléfono era distinto. Tiene 3D, tecnología de perspectiva dinámica y la capacidad de escanear objetos para que se puedan comprar más fácilmente por Amazon.com. Pero los consumidores no se convencieron de que necesitaban tal dispositivo, y la competencia en el mercado de los smartphones era y sigue siendo muy aguerrida.

Amazon, simplemente, no podía vender los teléfonos.

El Fire Phone es un testamento de las dificultades en adentrarse al hipercompetitivo mercado de los smartphones -- un terreno en el que Apple y Samsung acaparan la mayoría de las ganancias y la atención de la industria. Ni siquiera una compañía con una reputación impecable como Amazon pudo captar el interés de los consumidores. Y tampoco ayudó sus malas decisiones en cuanto a precio y distribución. El Fire Phone tenía un precio inicial de US$199 con un contrato de dos años de AT&T; costaba US$649 desbloqueado.

Menos de dos meses después de su lanzamiento, AT&T rebajó el precio del teléfono con contrato a US$0.99. La versión desbloqueada cuesta ahora US$449. Amazon incluso bajó el precio de la versión desbloqueada de forma temporal de US$449 a US$199 antes del Día de Acción de Gracias.

Durante su reporte financiero del tercer trimestre, Amazon reportó que aún poseía US$83 millones en teléfonos inteligentes que no se han vendido.

Ryan Reith, analista de la firma de investigación IDC declaró "muerto" al Fire Phone. "La realidad es que no existe una razón para adquirir un teléfono de Amazon", dijo. "No existe un atractivo para comprar más productos".

A pesar de estos deprimentes resultados, Bezos no se ha dado por vencido. La empresa continuará apoyando el teléfono y probablemente ya está trabajando en una segunda versión. Algunas tecnologías "tienen iteraciones" para alcanzar el modelo perfecto, dijo Bezos en una conferencia de Business Insider en diciembre.

Esta aproximación es reflejo de la persistencia de Besos de hacer grandes apuestas. Bezos no tiene miedo de realizar grandes inversiones -- y de fracasar. El Fire Phone forma parte del plan de Bezos de hacer a Amazon un componente aún mayor en la vida de las personas. La empresa tiene actualmente más de 260 millones de cuentas activas. Los expertos calculan que 25 millones de esas cuentas son suscripciones al servicio Prime, que incluye envíos gratis en dos días, así como también libros electrónicos y streaming de música y videos.

Bezos quiere amarrar aún más a los miembros de Prime a su sitio y ha recurrido al hardware para cumplir este objetivo. En el pasado año, Amazon ha aumentado su línea de hardware desde e-readers y tabletas hasta una caja de televisión, controlador de juegos, un escáner para el código de barras y, por supuesto, un teléfono inteligente. Amazon además ha diversificado su Kindle, quizá su dispositivo más exitoso, al añadir un modelo premium de la línea.

El Fire Phone de Amazon.Foto de Josh Miller/CNET

Las apuestas en el ámbito del hardware tienen como objetivo mantener a los clientes dentro del ecosistema de Amazon para que gasten dinero en productos tanto físicos como digitales, dijo el analista Colin Gillis, de la firma BCG. Gillis cree que Amazon todavía tiene una oportunidad con el Fire Phone, basado en el historial de sus otros dispositivos.

No obstante, Reith, de IDC, dice que Amazon ha tomado un paso en falso. Aunque la compañía ha encontrado éxito en el Kindle y la tableta Fire, la empresa ha subestimado el nivel de competencia en la industria de los smartphones. Reith cree que Amazon no debería fabricar otra versión del Fire Phone. "Sería un error", dice.

El precio y la distribución

Si Amazon va a fabricar otro teléfono, tendrá que solucionar dos problemas: el precio y la exclusividad. Muchas personas esperaban que Amazon produjera un teléfono asequible, en vista de Bezos ha estado dispuesto a perder dinero en dispositivos con la esperanza de obtener ganancias con el contenido. La tableta Fire es un ejemplo de esta estrategia. Pero el precio del Fire Phone (aunque incluye más memoria que otros teléfonos) se asemejaba a los precios de los dispositivos premium de Apple y Samsung.

"Sólo queda un smartphone premium", sentenció Gillis, refiriéndose a los iPhones de Apple. "Hasta Samsung está sufriendo".

Otro de los problemas que Amazon tiene que enfrentar es la limitada disponibilidad del dispositivo. La empresa tenía un trato exclusivo con AT&T, el cual muchos dicen fue el responsable de ralentizar las ventas. El trato recibió críticas incluso del presidente ejecutivo de T-Mobile John Legere, quien comparó el trato de exclusividad con el fallido smartphone de Facebook.

Este fue un problema que afectó a Amber Corbin, una fan de Amazon. Corbin fue una de las 300 personas que Amazon seleccionó para participar en el lanzamiento del Fire Phone. En junio, Corbin elogió las funciones del teléfono y dijo que iba a cambiarse a AT&T para obtener el teléfono.

Pero una vez llegó a su casa en el estado de Nebraska, Corbin descubrió que no podía cumplir su deseo.

"Me imagino que Nebraska representa el 1 por ciento de las regiones en el país que no tienen cobertura de AT&T", dijo en un correo electrónico. "Créanme, ¡lo intenté!".

Y Amazon, por su parte, lo seguirá intentado también.