CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Cultura tecnológica

Los nachos de Pop-Tarts ya están aquí, aunque no los necesitemos

Kellogg abrió un café temporal en Nueva York que transforma las galletas rellenas de dulce en burritos, pizzas y tacos

Nadie se despierta pensando que debe desesperadamente desayunar con unos nachos de Pop-Tars. Pero los comensales en la ciudad de Nueva York tendrán la opción de descubrir algunas creaciones extremadamente extrañas de Pop-Tarts luego de que Kellogg abriera un café Pop-Tarts en esa ciudad el martes.

En caso de que no conozcas muy bien qué son las Pop-Tarts, son esas galletas rellenas de dulce infaltables en los desayunos de muchos estadounidenses. Están diseñadas para soportar los rigores de una tostadora y vienen en sabores como frambuesa azul helada, s'mores helados, masa de galleta de chips de chocolate y sundae de fudge caliente.

El café de Pop-Tarts ofrece opciones como Birthday Fiesta Nachos (cupcake de Pop-Tarts helado con confeti Pop-Tarts como chips de tortilla, con versiones dulces de las habituales coberturas de nachos) y pizzas personales de Pop-Tarts (corteza de Pop-Tarts de azúcar moreno y canela con salsa de fresa y "pepperoni" afrutado).

La versión Pop-Tarts de un burrito implica varias Pop-Tarts de diferentes sabores y otras coberturas enrolladas en un crepe dulce. Los Tarty Tacos substituyen la carne molida con pasteles de "galletas y crema" desmenuzados, cubiertos con coco, en remplazo de lechuga, y salsa de fresa con siracha.

Los comensales menos osados pueden pedir las típicas Pop-Tarts o disfrutar de uno de los varios pasteles con sabores de frutas, de chocolate o dulces. Bueno, la verdad es que todo es dulce.

Kellogg ha intentado esta estrategia de marketing antes, pero no con un menú tan ingenioso. La versión del local de Pop-Tarts de 2010 ofrecía hormigas en un palito (apio, mantequilla de maní y pedazos de Pop-Tarts de uva) y sushi de Pop-Tarts con rollos de fruta seca.

El café Pop-Tarts estará abierto hasta el domingo dentro del restaurante de Kellogg en Time Square.