CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

iPhone 12 The Irishman Navidad 2019: Qué podrás cruzar a México Baby Yoda Galaxy S11 Ofertas ocultas de Amazon

Un plástico hecho a partir de piel de pescado ganó el Premio James Dyson

La estudiante Lucy Hughes hizo un plástico biodegradable utilizando restos de pescado y alga roja en un intento por terminar la utilización de plástico de un solo uso.

marinatex-james-dyson-award

MarinaTex está hecho de restos de pescado y alga, lo que se combina para crear un material parecido al plástico que también es biodegradable. 

James Dyson Award

Los plásticos de un solo uso están ahogando a nuestros océanos y acabando con vida marina, pero una joven diseñadora del Reino Unido podría haber encontrado una solución al crear un plástico a partir de alga y restos de pescado que recién se acaba de ganar el Premio James Dyson.

El material, conocido como MarinaTex, es un bioplástico claro y flexible producido en hojas y diseñado para reemplazar el plástico de un solo uso, como el que se usa en bolsas y empaque de comida. Aunque se ve como un plástico convencional, el MarinaTex en realidad está hecho de algas —una sustancia natural que se encuentra en las algas rojas— y piel de pescado y escamas sobrantes como subproducto de la industria de pesca comercial.

La piel del pescado contiene fuertes proteínas flexibles, mientras que el alga funciona como aglutinante para mantener el material pegado —ambos materiales orgánicos se combinan para crear un bioplástico que es completamente biodegradable.

No es el primer material de empaque biodegradable que se hace a partir de materiales orgánicos. En el Maratón de Londres de este año, la compañía del Reino Unidos Skipping Rocks Labs sirvió bebidas energizantes para los corredores en burbujas comestibles hechas de macroalga.

MarinaTex es una creación de Lucy Hughes, estudiante de 24 años de la Universidad de Sussex, quien creó el material como parte de su curso de diseño de producto de último año, antes de obtener los US$35,000 del Premio James Dyson.

Mientras Hughes refinó la fórmula para el MarinaTex en la estufa de su departamento de estudiante, espera ampliar la invención a un producto comercialmente viable.

"El plástico es un material increíble y, como resultado, nos hemos vuelto demasiado dependientes de él como diseñadores e ingenieros", dijo sobre su creación. "No tiene sentido para mí que estemos usando plástico, un material increíblemente duradero, para productos que tienen un ciclo de vida de menos de un día".

Reproduciendo: Mira esto: Las 5 nuevas tecnologías que debería tener todo celular
5:09