Phil Schiller defiende la MacBook Pro y la ausencia de entrada SD

En entrevista con 'The Independent', el ejecutivo de marketing en Apple responde a las críticas en torno a su más reciente familia de portátiles.

Josh Miller/CNET

La nueva MacBook Pro de Apple está envuelta en la controversia, pero Phil Schiller, en una entrevista con The Independent, defendió a capa y espada la más reciente creación de la compañía para la que trabaja.

El ejecutivo al frente del marketing global de Apple, habló acerca de uno de los puntos más discutidos de las nuevas MacBook Pro: la falta de entrada para tarjetas SD. Ante esto, Schiller dijo que la decisión fue llevada tanto por diseño como por funciones, pues no quiere que la mitad de la tarjeta sobresalga del cuerpo de la computadora, y además las fabricantes de cámaras están mejorando la conectividad Wi-Fi de sus cámaras.

Gran parte de la controversia tiene que ver con la falta de una tarjeta SD en la MacBook Pro, pues es una computadora para profesionales como editores de video o fotografía, quienes usan tarjetas SD para almacenar sus imágenes y pasarlas a la computadora. La solución para estos creativos, según Schiller, es de dos formas: usar las funciones inalámbricas de la cámara, o comprar un adaptador.

Cuando el periódico le preguntó a Schiller acerca de la inconsistencia de remover el puerto Jack del iPhone 7, pero mantenerlo en la MacBook Pro, el ejecutivo dijo que el puerto de audífonos sigue en la Mac porque la computadora es utilizada por profesionales del audio con estudios que aún utilizan la entrada de 3.5mm.

Schiller dijo que está un tanto sorprendido por las críticas, algo común en todo producto de la compañía al momento de llegar al mercado. Sin embargo, dice Schiller que en Apple están seguros de haber hecho un buen trabajo con la MacBook Pro y compara este escepticismo con el visto con la iMac, que terminó por ser un buen producto.

A pesar de la controversia, Schiller dijo que la aceptación de su nueva computadora portátil ha sido muy buena -- tan buena que no ha tenido precedentes. Es tanta la aceptación, dice Schiller, que los pedidos en línea y en tiendas físicas han superado a cualquier otra computadora portátil.

Close
Drag