CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

50 por ciento de mujeres en carreras STEM padecen discriminación

Las mujeres en carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas no son inmunes a la discriminación y el acoso sexual, según una encuesta del Centro de Investigación Pew.

googlelatinasbiggroup.jpg

Muchas mujeres latinas han participado en cumbres para impulsar las carreras STEM en la comunidad hispana, pero cuando llegan a las compañía sufren de discriminación. 

Claudia Cruz/CNET

La discriminación y otros comportamientos inapropiados —como el acoso sexual— en el ambiente laboral recibieron mucha atención en el 2017 y la industria de tecnología no permaneció aislada.

Un informe del Centro de Investigación Pew, publicado el martes, asegura que mujeres y minorías étnicas que trabajan en las carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) padecen altos índices de discriminación. De hecho, según los datos de Pew, un 50 por ciento de las mujeres encuestadas que trabajan en STEM dijeron haber experimentado discriminación, mientras que entre los hombres fue solo el 19 por ciento.

Pew encontró en su investigación que los reportes de discriminación son más altos en empleos donde la mayor parte del cuerpo laboral está compuesta de hombres. 

Las mujeres encuestadas por Pew reportaron haber sentido estos diferentes tipos de discriminación: 

  • ser tratada como si fuesen menos competentes (29 por ciento)
  • ganar menos dinero que sus colegas masculinos (29 por ciento)
  • sentir que le faltan de respeto (20 por ciento)
  • recibir poco apoyo de sus superiores (18 por ciento) 
  • sufrir acoso sexual (36 por ciento)

La discriminación, sin embargo, no es un problema solo de la industria de la tecnología; 41 por ciento de las mujeres en empleos no relacionados con STEM dijeron sentir discriminación, según la información recabada por Pew.

Este informe ha sido dado a conocer en un momento en que los incidentes de acoso sexual y discriminación en el trabajo han recibido mucha atención, particularmente por la difusión que se han dado de casos en la industria cinematográfica y gracias al uso del hashtag #MeToo en redes sociales.

En Silicon Valley, estos incidentes comenzaron tomarse más seriamente este año, luego que Susan Fowler, exingeniera de Uber, acusó a la empresa de ignorar sus quejas de acoso sexual. En otro caso, Google públicamente despidió a un empleado, James Damore, después que escribiera un memorándum donde argumentó que las diferencias "biológicas" entre hombres y mujeres era el motivo de que las mujeres no estuvieran capacitas para trabajar en la la industria de tecnología (este lunes Damore demandó a la compañía por discriminación). Asimismo, durante todo el año siguieron surgieron más acusaciones de conducta inapropiada en la industria.

La encuesta para este estudio la condujo el Centro de Investigación Pew en inglés y español a 4,914 adultos mayores de 18 años, entre el 11 de julio y el 10 de agosto del 2017.